Crónica de un año teatral bajo la sombra del COVID (IX) – La nieve con la que no contábamos

0
366

(Aquí se pueden leer las anteriores entregas.)

Y así avanzando, con estrenos y reposiciones, pasamos diciembre y llegamos a enero… Cuando parece que ha comenzado un buen año teatral, y que el teatro ya está imparable porque ha aprendido a gestionar con templanza las cancelaciones y los cambios de última hora, y cuando parece que los teatreros van a superar esta dura época, llega algo que trastorna el enero más que el virus: la nieve. Una gran nevada como nadie había visto nunca en Madrid paraliza la ciudad varios días. El viernes 8 de enero se hacen las funciones en los teatros madrileños, y al salir, la gente casi no puede volver a sus casas. Ya al día siguiente se anunció la cancelación de todo el teatro ese fin de semana.


Ejemplares de Primer Acto en el XXI Salón Internacional del Libro Teatral

El XXI Salón Internacional del Libro Teatral que había comenzado ese viernes 8 en el Teatro Valle Inclán y debía acabar el 10, terminó abruptamente, y los puestos con los libros se quedaron allí unos cuantos días. La compañía La Rara deja sin hacer su segunda función de Si yo fuera madre en Cuarta Pared, dentro del Festival Essencia, que queda bastante perjudicado la semana siguiente. Hubo espectáculos que no pudieron llevar a cabo sus últimas representaciones, como Las canciones en el Pavón Teatro Kamikaze o la producción de Silvia Marsó 24 horas en la vida de una mujer en el Teatro Galileo, que acababan ambas ese domingo día 10 de enero. Otras no se pudieron estrenar la semana del 11 o vieron muy retrasado su estreno, como El caballero incierto, en el Teatro Español y Marat ~ Sade, en el Matadero, aplazadas ambas una semana, o Cadena de montaje de Cambaleo Teatro en el Fernán Gómez, que se reprograma para primavera de 2021. Fandangos y tonadillas en el Teatro de la Comedia, en vez de las cuatro funciones programadas, hace menos. Kapow en el Teatro de la Abadía solo puede hacer la función el día 8 de enero. La lengua en pedazos de Juan Mayorga en Galileo, retrasa su estreno una semana. Las funciones de la ópera Marie, una coproducción del Teatro Real con el Teatro de la Abadía sí que se retomaron el 12 de enero, con muchas advertencias a los espectadores de que tuvieran cuidado al caminar, pues aún quedaban varios días para que la nieve caída se derritiera. También, de las cinco funciones programadas de Solo un metro de distancia en el Fernán Gómez, solo se pueden hacer las dos últimas. Se cancela el espectáculo 25 ilusiones de Mag Lari en los Teatros del Canal. La compañía Claroscuro, que entre las representaciones para escolares y para público normal de La increíble historia de Juan Latino en el Teatro de la Zarzuela, iba a tener funciones hasta el día 17 de enero, solo hace las del viernes día 8, pues se les van cancelando poco a poco los pases hasta llegar al último.


Entrada de la Sala Verde de Teatros del Canal acordonada
por peligro de desprendimiento de hielo el viernes 15 de enero de 2021

A finales de enero ya se había recuperado toda la capital de la nevada, y llegaban las últimas funciones de la compañía Kamikaze al mando del Teatro Pavón (pues dicha compañía decidió dejar la gestión del teatro a final de mes al no poder afrontar los gastos). También en enero llegó un montaje de París al teatro Valle Inclán, O agora que demora, dirigido por la brasileña Christiane Jatahy, quien sobre el escenario confesó sentirse emocionada pues en Europa no se hacía teatro y ellos habían podido venir a Madrid a hacer la función. También en enero, al adelantarse el toque de queda, tuvieron que adelantarse los horarios de los espectáculos: los que eran a partir de las 20h. se adelantaron a las 19h. o incluso antes, si duraban mucho. Y los teatros en que hay dos salas y tiene que acabar la función en una sala para que empiece la de la otra, la medida fue más drástica: en la sala Francisco Nieva del Teatro Valle Inclán, Héroes en diciembre se hizo a las 16h. para poder hacer a las 18h. El bar que se tragó a todos los españoles en la sala grande (como duraba tres horas, el público salía alrededor de las 21h, y antes de las 22h. tenía que estar en casa), y en la Sala Negra de Teatros del Canal el Colectivo Fango con el espectáculo La espera se adelantó también a las 16h. para que no se solapara con la función que había en la Sala Roja. Pero esto de ir al teatro justo después de comer ya se estaba haciendo en otras comunidades, por ejemplo, en Andalucía, en que las funciones se hacían a las 16h. porque el cierre de toda actividad no esencial se decretó a las 18h. (en Madrid el cierre de toda actividad no esencial era a las 21h.). Más adelante, en Madrid, se dijo que se podía salir más tarde de las 21h.del teatro siempre y cuando el espectáculo hubiera empezado antes, y que la entrada al teatro serviría como justificante si acaso se llegaba a casa más tarde del toque de queda de las 22h. Con tantos adelantos de horario, hubo gente que llegó tarde a ver la función para la que había comprado entrada semanas antes… Por ejemplo, O agora que demora en el Valle Inclán se había vendido para las 19.30h, pero días antes del estreno se adelantó a las 19h.; si uno había comprado entrada con antelación, la hora que aparecía en la misma era la antigua, 19.30h., así que, a pesar de que el teatro hubiera mandado un mail explicando la situación, hubo gente que llegó al teatro tarde.


Entrada de la Sala Roja de Teatros del Canal acordonada el viernes 15 de enero de 2021

En febrero fue remontando la cartelera, con grandes estrenos, como El bar que se tragó a todos los españoles en el Valle Inclán, o Quitamiedos en la Abadía… Pero, para demostrar que no solo el COVID intentaba vencer al teatro, el actor y empresario Miguel Ángel Solá, con una obra de gran éxito en cartel en los Teatros Luchana, Doble o nada, se cayó en febrero en la calle y tuvo que cancelar las funciones… Anteriormente ya la actriz, directora y empresaria Carolina África se había caído con la nevada y tuvo que cancelar algún compromiso de su compañía La Belloch. Y unos días antes, antes de Navidad, la actriz María José Goyanes también se había caído y había tenido que cancelar el estreno de Galdós enamorado en Canarias. Y Ainhoa Amestoy, y… Y si sigo haciendo memoria, escribo el nombre de una buena colección de artistas accidentados…

Continuará…

@nico_guau

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorEcuador: el futuro no se anuncia
Artículo siguienteEl oficio de escribir (3): Falso diario orwelliano (segunda parte)
El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí