Crónica de una presentación en viernes 13

0
569

A la prensa oficial no le ha interesado demasiado todo eso de la programación, y en sus preguntas ha aprovechado que estaba la alcaldesa...

 

Creí que nos iban a hacer entrar por una puerta lateral, con una de esas colas interminables que hubo que guardar durante algún tiempo para acceder al Teatro Español, por culpa del despido de buena parte del personal de sala (o por las decisiones de la empresa que tiene concedida la gestión de acomodadores y demás, ya se sabe). Pero no: han abierto la puerta central y nos han dejado entrar en masa.

 

Separaban a la gente según viniera de parte del novio o de la novia: prensa o compañías. Yo, que estaba acreditada de incógnito (para eso usamos seudónimo en este blog) me he colado por el medio, y he encontrado un sitio privilegiado en mitad de mucha gente conocida, casi todos programados en estos cinco meses de teatro que la nueva directora ha diseñado. Me rodeaban los actores Jumillas, Mayor y Torres, las dramaturgas Blasco y África, las actrices Cortón, Villar, Ceballos, Sanchís…, los directores Carril, S. Cabezudo y Velasco, los autores Rojano, Conejero… todos muy atentos a la presentación.

 

Español

Portaceli recupera el logo de hace unos años


En escena, dos tronos ocupados por la alcaldesa Carmena y la programadora Portaceli, que ha hablado de su comienzo como gestora del Español y de las obras que va a presentar de aquí a junio con un tono propio (“flipas pepinillos”, “te cascan unas obras” “que son aburrimientos de morirse”, he cazado al vuelo). Dramaturgia contemporánea, danza, paridad real, un festival de propuestas vanguardistas, un homenaje a T. Pandur, ninguna novela del XIX adaptada, algún clásico… Y un tema transversal, el bien y el mal, cuya primera formulación la recoge Portaceli de Rosa María Sardà: “¿El bien?  No sé si existirá; pero del mal… no les quepa ninguna duda”.

 

A la prensa oficial no le ha interesado demasiado todo eso de la programación, y en sus preguntas ha aprovechado que estaba la alcaldesa (sentada en silencio con una sonrisa perpetua durante más de una hora hasta que le ha tocado hablar) y que sigue latente la polémica por la destitución del anterior director Pérez de la Fuente. Antes de eso, Portaceli había agradecido en el inicio del acto el trabajo de su predecesor, y había puesto en valor los montajes previos a su programación que aún pueden verse en este mes de enero. Seguro que sobre los detalles de esta polémica pueden leer en otros medios…

 

Si la cosa no se hubiera puesto tan enconada, a mí me hubiera gustado proponer a Portaceli que nos contara cómo va a hacer para pagar a las compañías que programa, ya que en el Teatro Español, hasta el día de hoy y durante los últimos años, parece que la mayoría han estado cobrando según porcentaje de taquilla. Como la reunión se desplaza al segundo piso, donde nos espera el vino y el anunciado (hasta en la invitación oficial) arroz con conejo, decido indagar en la cuestión por mi cuenta, por las escalera, por los baños, por los balcones del espacio D’Odorico…

 

Español

El arroz, el conejo, y el vino


Pregunto a unos y a otros, copa en mano: hay quien me cuenta que su producción es directamente del Teatro Español, con lo que no sólo hay caché, sino un presupuesto de creación del espectáculo desde la base. Otros me dicen que sí, que van a recibir un caché que la compañía ha negociado con el teatro. Los hay también que no se encargan de cuestiones de producción y que aún no saben exactamente sus condiciones, pero en mi sondeo me llevo una alegría bastante tranquilizadora: más de veinte espectáculos en cinco meses y al menos de la mitad tengo por seguro que sus compañías no van a perder dinero en su paso por este teatro público. Parece mentira que esto sea una noticia, pero para mí es de las más importantes de esta nueva etapa.

 

Saludo al cronista Carpetano, me cruzo con la actriz Lanza y conversamos un rato largo. También me aborda el creador Díez, cordobés y vanguardista, y nos tostamos al sol charlando sobre la Plaza de Santa Ana. Hablando con ellos, y buscando infructuosamente al dramaturgo Toloza (con el que nico guau coincidió en Venecia el pasado verano) o a los amigos de LOVA –que también forman parte del programa-, me doy cuenta de que tanta indagación regada en vino no es buena, y decido salir discretamente del recinto, con el suculento cuadernillo de programación bien escondido, no vaya a ser que quien me vea hacer eses por Huertas diga: “¿De dónde saldrá a estas horas esa borracha?” “¿ESA? DEL ESPAÑOL”.

 

Español

 

Vera Yobardé


El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.