Crónicas de Don Marcelo de la Mancha III – Un nuevo rumbo para el Festival de Otoño

0
101

Muy bien, pues habrá que ir a Belmonte de Tajo. Marta Rivera de la Cruz ha asegurado esta mañana en la presentación del nuevo director del Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid (que es donde me he colado hoy) que en Belmonte de Tajo los vecinos han hecho un teatro fantástico con sillas de un antiguo hospital que estaban tiradas por ahí. Todo ha sido para dar ejemplos de que en muchos municipios de la Comunidad de Madrid (de entre los 179 que hay) también gusta el teatro, y que por eso la nueva etapa del Festival de Otoño va a llevar a cabo una descentralización de los espectáculos, que se podrán ver en distintos municipios madrileños para tener su colofón en los Teatros del Canal con los espectáculos más ambiciosos. Y es que Getafe también existe, como ha asegurado Conejero, recién nombrado director del Festival de Otoño, y al que le parece “un gesto poético y político que alguien que vive en Madrid se desplace a Getafe a ver un espectáculo”. Y que si no seremos tan señoritos como para no ir a Getafe a ver un espectáculo…

En cuanto a la pregunta sobre la dotación técnica de los espacios de los distintos municipios, han afirmado que el Festival va a tener un carácter más festivo y que “no solamente el teatro hay que hacerlo en los teatros”, y que por tanto van a tener en cuenta también como posibles espacios de actuación las calles y plazas de los municipios y de los barrios periféricos madrileños. Porque, como dice Conejero, “yo quiero que cualquiera que desee ir al teatro pueda ir al teatro”.

En la foto anterior se puede ver a Rivera de la Cruz con Conejero, esta misma mañana. Él ha asegurado “no venir a destruir lo ya hecho, sino a aportar”, y ha afirmado que “quien espere un giro reaccionario al Festival está muy equivocado”. Y ella ha dicho, hablando del presupuesto (que va a seguir siendo de 1.100.000 €), que “no hay que gastar más, sino gastar mejor”. Además, van a fusionar el Festival Surge Madrid con el Festival d Otoño, y ahora el primero pasará a llamarse Surge Madrid en Otoño, dará comienzo hacia el 15 de octubre con un presupuesto de 400.000 €, y estará comisariado por los que venían haciéndolo, Natalia Ortega y Alberto García.

El Festival de Otoño en esta nueva etapa también va a poner la mirada en Iberoamérica, y va a preocuparse de una política de entradas para que los grupos más desfavorecidos también puedan ir al teatro. Conejero, que ha aceptado el encargo con voluntad de servicio a la Comunidad de Madrid, también ha dicho que sabe que este primer año no va a poder implementar todo su proyecto (un decálogo que ha preparado y no nos ha enseñado), pero para eso también están las sucesivas ediciones del Festival. También asegura que se irán estudiando los espacios posibles de exhibición a medida que se avance en la programación, y que es consciente de que en ciertos espacios no se podrá programar un gran espectáculo internacional.

En cuanto al público habitual de Festival de Otoño, ha dicho Conejero que prefiere hablar de ‘públicos’ y no de ‘público’. Pero que le encantaría además que el público actual se desplazara a ver las funciones a los municipios, y no fueran tan señoritos como para no ir. Sí, esto de ‘señoritos’ sé que ya lo he dicho, pero para mí, un murciélago que se ha venido a ver teatro a Madrid, esto de los desplazamientos me hace mucha gracia. Entre los asistentes se ha oído eso de “pues yo para llegar a Getafe tendría que salir del trabajo antes o pedirme la tarde libre…”

Ha asegurado también Conejero que una de las primeras llamadas que va a hacer en su nuevo cargo es a Carlota Ferrer (cesada como directora del Festival por Rivera de la Cruz el pasado diciembre sin esperar a la finalización de su contrato) para proponerle una reunión en la que ella le exponga qué compromisos había ya adquiridos de programación, y tratar de ajustarse a ellos siempre en función de los espacios de exhibición. Alguien ha hecho notar también por ahí en voz baja que esto se contradecía con lo dicho anteriormente, y que si no cabía ningún espectáculo de estos en ningún teatro de municipio, que qué harían…

Y todo el acto ha concluido con un “lo importantes es lo que pase a partir de mañana”. Y ahí se ha quedado la cosa.

Yo me he quedado fisgando un poco pero no había mucho más de donde rascar, así que me he largado volando de los Teatros del Canal, hacia Belmonte de Tajo a ver el teatro.

Don Marcelo de la Mancha

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí