Cuatro historias de amor y muerte, ópera escrita por adolescentes

0
945

Una nueva ópera creada por adolescentes de Bogotá. El amor y la muerte son las protagonistas. El tiempo juega a favor de los que arriesgan. Estreno mundial en noviembre de 2016.

(Nota preliminar: el artículo fue publicado el 13 de diciembre de 2015 y reeditado el 4 de octubre de 2022, recuperando las fotos perdidas durante el trasvase de información de la antigua plataforma de Fronterad a la actual.)

Nuevo libretto de ópera «Cuatro historias de amor y muerte». Lectura realizada por los estudiantes.

Uno de los tres proyectos transdisciplinares con colegios que guié en 2015 para la formulación de la Escuela de Arte para Infancia y Juventud de la Universidad Nacional de Colombia, fue la creación de una nueva ópera. Otro de los proyectos fue la creación del corto «Los Secretos de la Dulcería». Los tres proyectos abarcan los tres syllabus que formula la nueva Escuela: Infantil (0-5 años), Básico (6-11 años), Avanzado (12-17 años). La otra parte de la formulación de la EANJ es un informe teórico (por reeditar). Crear la Escuela de Artes para Infancia y Juventud fue una iniciativa valiente del que era Decano de la Facultad de Artes, Carlos Naranjo.

Los objetivos generales que propuse para el Syllabus Avanzado (12-17 años) de Artes Vivas de la nueva Escuela son:

– Apoyar la independencia, iniciativa y acción de los alumnos para que tomen las riendas del taller y de su vida.
– Por qué salimos al escenario, qué queremos contar, cómo lo queremos contar.
– El cuerpo como eje del espectáculo.
– La interacción de todas las artes: el escenario como cosmos.
– Desarrollo de proyecto en grupo a largo plazo con presentación final ante el público.
– Las múltiples formas del lenguaje de las artes vivas, y sus diferentes manifestaciones en el mundo.
– Estudio de los grandes maestros de las artes vivas para entender nuestras vidas.
– Desarrollar en el alumno la capacidad de esfuerzo, avanzar en la incertidumbre, ordenar sus acciones, buscar la máxima calidad.

«Cuatro historias de amor y muerte», ópera escrita por adolescentes.

Centro: colegio IPARM de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá.
Alumnos: cien alumnos de 13 a 15 años de Séptimo A y B, y Octavo A y B.
Profesoras: Nilce Vargas, Yolima Páez.
Artista en residencia: Jorge Raedó.
Dirección del proyecto: Jorge Raedó.
Fechas: agosto-noviembre 2015.
Duración: treinta sesiones de 90 minutos cada una repartidas entre los cuatro grupos.

Los alumnos de Séptimo A y B (13 años), y Octavo A y B (14 años) del colegio IPARM de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá han escrito el libretto de ópera «Cuatro historias de amor y muerte» durante sus horas de clase de Lengua Española.

La profesora de Séptimo era Nilce Vargas y la de Octavo era Yolima Páez. Yo fui el artista en residencia que les ayudó a crear el libretto (de algo sirve haber estudiado el Título Superior de Dramaturgia y Dirección Escénica en el Institut del Teatre de Barcelona y haber trabajado diez años en el teatro catalán).

Trabajamos de agosto a noviembre de 2015 realizando unas siete sesiones de 90 minutos con cada grupo, siempre en horario escolar y la presencia activa de las profesoras.

Cada grupo creó una historia corta y juntas forman el libretto final. El amor y la muerte violenta son los temas que las unen, sin tener relación argumental ni de personajes.

En las primeras sesiones los alumnos inventaron historias posibles y votaron sus favoritas. Luego mezclaron elementos de las historias elegidas, desarrollaron personajes, ordenaron la historia en «planteamiento, nudo y desenlace»…

La segunda fase del trabajo consistió en escribir las escenas con varios recursos: diálogos, estrofas con estructura silábica de haikus, monólogos interirores… Todos los alumnos escribían fragmentos que más tarde seleccioné sin alterarlos (o casi sin alterarlos) para confirgurar el texto final.

«Cuatro historias de amor y muerte» consta de las siguientes historias:

– «Secuestro» (Séptimo A): un joven estudiante y atleta es secuestrado por el padre de su novia, que además es el profesor de él. La novia investiga y descubre que su padre es el secuestrador. Ella libera al chico, pero éste la rechaza una vez liberado.

– «El futuro de otro pasado» (Séptimo B): un joven científico llega a su casa y descubre a su familia muerta por disparos. El joven crea la máquina del tiempo y viaja al pasado minutos antes de la muerte de su familia. En ese pasado descubre que el asesino es él mismo y se mata para no asesinar a su familia. En el último acto vemos a la familia que llega a su casa y descubre al joven muerto por un disparo.

– «Cuando la muerte nos una» (Octavo A): un soldado y un niño víctimas de la guerra están convalecientes en la habitación de un hospital, donde también convalencen un joven y una joven hermanos y con enfermedad terminal. Los cuatro personajes explican sus historias pasadas. Los hermanos fallecen, el soldado y el niño se recuperan. Tiempo después el soldado y el niño van al cementerio a poner flores en las tumbas de los dos hermanos.

– «Café» (Octavo B): una mujer y un hombre están en un café y se reconocen. Se sientan juntos y cuentan sus tristes historias. El hombre, muy afectado por su duro pasado, ve una noticia en la tv del café, va al baño y se suicida.

La lectura de las cuatro historias (ver el vídeo de arriba) dura 22 minutos. Calculamos que la partitura sería de unos 30 minutos. Una puesta en escena oxigenada daría un espectáculo de unos 35 o 40 minutos.

Planeamos que la partitura fuera creada entre febrero y agosto de 2016 por algún profesor, egresado o alumno aventajado del Conservatorio de la Universidad Nacional de Colombia. Moisés Bertrán, director del Conservatorio en ese momento, tutelaría el proceso de creación de la partitura que se ajustaría al buen nivel musical de los alumnos del colegio IPARM.

Los ensayos se hubieran hecho de agosto a octubre de 2016. Los actores-cantantes serían los estudiantes que estarían en Octavo, es decir, los que en el curso 2015 cursaban Séptimo (el curso escolar de Colombia va de enero a noviembre).

Lo idóneo sería que los instrumentistas fueran alumnos del propio colegio aprovechando su alto nivel musical. La profesora de música, Liliana Farias, sería la directora musical. Tal vez otro grupo de alumnos creara la escenografía y el vestuario con la ayuda del profesor de artes visuales. Otros profesores del colegio participarían, como el de danza.

El estreno estaba planeado para noviembre de 2016 en el auditorio del colegio con varias funciones para el público de Bogotá. Nuestra voluntad era que el espectáculo se hiciera el mayor número de veces en varias ciudades.

Era un proyecto largo y complejo de trabajo en equipo que tenía el apoyo esencial del director del colegio IPARM, Víctor Neira. Entonces, ¿por qué no continuó? Porque cambiaron al Decano de la Facultad de Arquitectura y Artes, Carlos Naranjo, por una nueva decana que no apostó por la creación de la la Escuela de Artes para Infancia y Juventud.

Séptimo A en la primera sesión de trabajo en agosto 2015. Escriben posibles historias en el tablero.

Los alumnos de Séptimo B durante la grabación de la lectura de su historia.

 

Nota 1: en los cuatro años (2011-15) que viví en Finlandia realizamos cuatro óperas con colegios, siempre en horario escolar y trabajando mano a mano con las profesoras. En 2012 y 2013 pusimos en escena la ópera «¡Construyamos la ciudad!» (1930) de Paul Hindemith, en 2014 estrenamos la ópera nueva «¡Construyamos el colegio!» (2014) con el colegio Onerva (discapacidad visual o auditiva) donde los alumnos crearon el libreto y la música fue compuesta por Saana Ahvenjärvi y Tapio Lappalainen. En 2015 estrenamos la ópera nueva «La habitación de la Reina» (2014) con libreto de la escritora Marjo Heiskanen y música de Riikka Talvitie. En 2016 colaboré con la nueva ópera «La Mare dels Peixos» en el Palau de les Arts de Valencia, España, con libreto de Aurora Clari y Carles Iborra, partitura de Jorge Sastre y Roger Dannenberg.

Nota 2: el vídeo y las fotos son de Jorge Raedó.