Cuidar mi casa

0
44

Cuidar mi casa

Haz tu casa cómoda, segura y agradable. Eres capaz, merece la pena.

¿Es la vivienda importante para mantener buena calidad de vida?
Definitivamente, sí.

Todos deseamos continuar viviendo en nuestra casa. En ella está parte de nuestra vida: Nuestro barrio, nuestras amistades, los vecinos, las costumbres cotidianas, las tiendas, nuestros rincones y nuestros recuerdos.

Para poder vivir siempre en nuestra casa tenemos que saber cómo hacer nuestro hogar más SALUDABLE, más CÓMODO y más SEGURO, adaptándolo a nuestras nuevas necesidades y limitaciones propias de la edad.

Hacer cambios como los que puedes encontrar aquí te permitirá vivir más a gusto, evitar riesgos y ser más INDEPENDIENTE.

Algunas ideas para conseguir:

1. Nuestro hogar más saludable y más cómodo.

2. La seguridad en el hogar… y en casa tan a gusto.

 

Nuestro hogar más saludable

 

No hay nada tan saludable como tener la casa limpia y ordenada.

. Despréndete de las cosas que ya no necesitas y que estorban.

. Mantén medidas higiénicas al cocinar, lavándote bien las manos y los utensilios de cocinar; y al limpiar, teniendo cuidado de los trapos y bayetas que utilizas.

. Cuida de no tener un ambiente ni húmedo ni demasiado reseco. Ventila la casa en las horas de más sol.

. La casa debe tener una buena temperatura.
Evita que se escape el calor en invierno vigilando las ventanas y el fresco en verano    bajando las persianas en las horas de más calor.

Un entorno agradable te hará sentir y tener una buena calidad de vida.

 

Nuestro hogar más cómodo

 

Es necesario “adaptar la vivienda” o quizás comprar algún pequeño aparato diseñado para hacernos la vida más fácil. Los venden en ortopedias y cada vez en más tiendas y grandes almacenes. Consulta tus necesidades concretas en los servicios sociales o en tu centro de salud.

Trucos y ayudas técnicas que podemos poner en práctica:

  • Para la ducha diaria se pueden utilizar aparatos como que nos dan seguridad como agarraderos, asientos para el aseo, grifos sencillos de manejar… También alfombrillas o productos antideslizantes…
  • Si los necesitamos, podemos poner unas barras o elevadores para usar el WC de manera cómoda.
  • Venden aparatos adaptados para facilitarnos las tareas en la cocina: pela patatas, abrebotellas, cubiertos especiales, aparatos para barrer, quitar el polvo, cortar, coser.

Haz un chequeo de tu hogar y de sus posibles carencias en relación a tu comodidad.

 

 

La seguridad en el hogar

Nuestra casa debe ser un lugar seguro para nosotros y para los que nos rodean, sea cual sea nuestra edad. En la edad avanzada es todavía más importante. Un pequeño accidente puede acarrearnos consecuencias graves para la salud.

. Procura que el BAÑO sea SEGURO para evitar resbalones.

. Mantén la casa BIEN ILUMINADA. Nuestra vista ya no es lo que era y no podemos escatimar en bombillas.

. Evita tropezones manteniendo los lugares de paso LIBRES DE TRASTOS y fijando las alfombras bien al suelo.

. No dudes en utilizar bastón, muletas o andador si lo necesitas. Te evitará mayores problemas. Recuerda el adagio “PRISA MATA”

. En la cocina hay que trabajar SIN PRISAS y con PRECAUCIÓN.

PIDE AYUDA cuando la necesites. Algunas tareas necesitan más de dos manos.

. Ten una lista de TELÉFONOS DE EMERGENCIA a punto y al alcance de la mano para usarlos en caso de necesidad.

. Si pasas mucho tiempo en solitario, puedes solicitar un aparato de teleasistencia. Te dará tranquilidad. (Yo, el firmante que transcribe lo utilizo desde hace tres años y no sabes cómo funciona, la amabilidad, la rapidez en la asistencia… parece increíble).

 

En casa, tan a gusto

 

Estar en casa es uno de los mayores placeres de la vida, sobre todo a ciertas edades.

Repasa las condiciones de tu hogar y trata de mejorarlas y adaptarlas a tus necesidades presentes y futuras.

. Reconoce que en casa puede haber peligros. ANTICÍPATE.

. Analiza y ELIMINA los PUNTOS PELIGROSOS y tus malos hábitos: fumar (jamás en la cama), levantarse sin encender la luz, salir de la cocina con el fuego encendido, cerrar con pestillo el baño, subirte sobre sillas o banquetas…

. Mejora tus costumbres y actúa con PRECAUCION. Esto no cuesta dinero y te ahorrará problemas.

. Piensa en el futuro y prepáralo.

Envejecer en casa nos permitirá MANTENER NUESTRA LIBERTAD e intimidad. Prepara tu hogar, empieza hoy.

Convéncete. Eres capaz de hacerlo.

 

Firma, como amanuense de esta hermosa serie, un profesor de universidad con más 84 años y, para mi dolor, viudo después de 64 años felizmente casado y que vive solo.

 

José Carlos Gª Fajardo. Emérito U.C.M. Fundador de Solidarios.

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorCuento 086 Un santo mendigo y fertilizador
Artículo siguienteARTE64 ¡No al automatismo!
Seis hijos y doce nietos. Doctor en Derecho. Licenciado en Filosofía y Teología. Premio Nacional Fin de Carrera de Periodismo. Filosofía y Literatura en la Universidad de París y Relaciones Públicas en Oxford. Autor de Comunicación de Masas y Pensamiento Político (1984), Encenderé un fuego para ti. Viaje al corazón de los pueblos de África (1999), Marrakech: una huida (2001), Manual del voluntariado (2004), entre otros. Fundador de la ONG "Solidarios para el Desarrollo".

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí