Culpables de nacimiento

1
286
Están presos y ni siquiera han cumplido los cinco años. Ven la televisión detrás de las rejas y ese es el único espacio que tienen para divertirse. Son 74 niños en donde 3 ocupan el espacio que debería tener uno. Son los hijos de madres condenadas en el centro de detención de Ilopango, en El Salvador

Están presos y ni siquiera han cumplido los cinco años. Ven televisión detrás de las rejas y ese es el único espacio que tienen para divertirse. Son 74 niños en donde 3 ocupan el espacio que debería tener uno. Son los hijos de madres condenadas.

 

Autor: Marcela Zamora

1 COMENTARIO

  1. Una lectora mexicana me
    Una lectora mexicana me escribe autorizándome a transcribir aquí su comentario, porque ella no logra superar «la barrera virtual» :
    «¿Cómo es posible que siendo tanta mujer no se organicen? Carajo, si no hay más que cuatro lavaderos se hacen horarios, si hay tanto niño y todos de edades similares, armarles (con lo que tienen) una escuela, un teatro; turnos para cuidar a los chiquitos mientras las madres otras trabajan sin necesidad de que los organicen los burócratas de fuera. «Se quejan de que no pueden darle gaseosa al niño» ¡A los niños no se les dan gaseosas! ¿Hambre? No la veo. Casi todas las presas están gordas. A ni una vi trabajando «en algo»; bueno, hubo dos, una cosía algún trapito sentada indiferente al resto, y otra limpiaba el suelo sin ningún sentido pues el tráfico de personas y niños no paraba. Y todas en sus camas los niños encuerados viendo tele. En fin pobres chiquitos. Somos la peste».

Comments are closed.