De mi Diario: Semana 22 / 2013

0
246

 

Weiß/Colonia, 26.5.

Releyendo El Dr. Johnson de Boswell me entero de la existencia de Fanny Burney, que me pasó desapercibida en la primera lectura en español, o sería que la edición de Austral no lo era del texto íntegro. Desde siempre creía que las novelistas inglesas pioneras habían sido Mary Wollstonecraft, Jane Austen y George Eliot, de la buena Fanny Burney no sabía nada, y me las prometo felices si sus diarios están traducidos al alemán; al español, seguro que no. A ver, me pongo a buscar en http://www.zvab.com/index.do, ingreso el nombre, y ¡maldición!, sólo están reseñados ocho libros, siete de ellos en inglés, y el octavo, en alemán pero mi gozo en un pozo, como decía la abuela Remedios, tan bella y tan sabia: se trata de la 1ª edición de la traducción de Evelina or A Young Lady’s Entrance to the World, hecha en Leipzig 1779, y en consecuencia cuesta 275 €, más de un euro por año desde que se editó, ¡eso sí que es una plusvalía! Merde!

 

Horas después, tras otro rato de lectura del Dr. Johnson, quince páginas más allá me conmueve asistir –en diferido, pero en primera fila– a la celebración de una efeméride. Boswell refiere cómo es que se sintió obligado a acompañar a su buen amigo hasta Oxford, en la diligencia, el 3.6.1784, un jueves, a pesar de que el sábado tendría lugar en la abadía de Westminster un acto solemne en homenaje a Haendel, fallecido el 14 de abril de 1759, es decir, 25 años antes. Pero sabía que su amigo necesitaba su compañia y viajó a Oxford con él, sólo que al llegar allá le dijo que regresaba con la siguiente diligencia a Londres. Eso es amistad, «quien lo probó lo sabe».

 

Weiß/Colonia, 27.5.

0:30 am, acaban de pasar el primer capítulo de la primera temporada de una nueva serie policial inglesa, la del inspector Banks. Promete.

 

2:00 am, termina el concierto homenaje a Wagner en Dresde, con motivo del 2° centenario de su nacimiento. Fenomenal, sólo que me pregunto por qué la última pieza ejecutada es una de Hans Werner Henze: ¿cuál es el mensaje tácito?, ¿que Henze es el heredero de Wagner? No entiendo, es como si un homenaje a Cernuda, en este año del cincuentenario de su muerte, lo cerraran con un poema de Luis Antonio de Villena. Quiero mucho a Luis Antonio pero más a Cernuda, y eso que no lo conocí, porque seguro que entonces sí que lo hubiese querido más. Con perdón de lo presente, como se decía y no sé si sigue diciéndose en el Reyno Desunido de la Exgran España.

 

Henri decidió que fuese Diny quien lo trajera hoy del Kindergarten, y lo acepté rechinando los dientes. Pero cuando llegó a casa y manifestó que también Diny lo devolvería a su mamá, por la tarde, le dije radicalmente que no, que a su mamá se lo devolvería yo. Lo aceptó sin rechistar, menos mal. No me habría gustado que me viese llorar si se hubiera encastillado en sus trece.

 

Durante la mañana me llegó la noticia de la muerte de Chema, fue nuestra querida Yssel quien me lo contó en un email desde México. Le envié el pésame a su viuda, a su hermano, a Delia, les pido que nos avisen de la ceremonia del entierro de las cenizas en Berlín, por si acaso podemos acudir. Por la tarde, cuando regresé de llevar a Henri a su casa, me contactó Eva Usi, desde ese Berlín que Chema tanto amaba, para pedirme unas palabras acerca de un amigo tan inolvidable, y aún más para mí. No recuerdo ni qué me preguntó ni qué le contesté, y estoy escribiendo esto media hora después de haber telefoneado con ella. El dolor se expresa siempre de algún modo.

 

Weiß/Colonia, 28.5.

0:30 : Han pasado por el canal ARD un documental dedicado a Kissinger con motivo de que ayer cumplió 90 años. No he querido verlo. Es alguien tan repulsivo que tan sólo ver su imagen en la pantalla me obliga a zapear para no tener que acudir al baño y aliviar mis náuseas. Siniestro clown, qué pena pensar que no existe un dios que cuando crepe le tome en cuenta el bombardeo masivo de Camboya y la financiación e infraestructura del primer 11S, el más criminal de los dos. Hijueputa. Y los Estados Unidos orgullosos de él como de aquel otro criminal de guerra, Wernher von Braun, a quien le evitaron el tribunal de Nuremberg para que los condujera a esa mierda pinchada en un palo que fue el primer alunizaje.

 

Fuimos Carlitos y yo a recoger a Henri al Kindergarten y se lo llevamos a Montse. Después La Modicana con unos espaguetis frutti di mare fuera de serie. Y antes del documental de Arte a las 7:30 pm terminé la relectura de El Dr. Johnson, de Boswell. El volumen incluye también el diario del viaje que emprendieron los dos a las Hébridas. Creo que cuando lo termine voy a quedarme dentro del género y le meteré mano a un libro cuya lectura siempre he ido aplazando por uno u otro motivo, el relato del viaje de Johanna Schopenhauer a Inglaterra y Escocia. Una alternativa sería releer los ensayos de Morgan, charlar acerca de él con Rolando me despertó el apetito. Por cierto que luego he perdido ½ hora buscando para Carlitos el original inglés de una mención de Tenerife que hace el Dr. Johnson en una carta escrita desde Lichfield el 6.10.1784, pero en el texto de la biografía no aparece para nada, y si le pregunto a mi amiga Miss Hortensia Google por “Samuel Johnson Tenerife”, se encoge de hombros y me mira con desconsuelo. Esto sí que es un misterio. ¿Se habrá inventado el traductor alemán la mención de Tenerife?

 

Por el documental en el canal Arte me entero de que los delfines solitarios no renuncian al placer del sexo y se masturban frotando sus órganos sexuales con el lecho del mar; las imágenes que mostraron eran inequívocas. Caramba, con lo decentes que parecían dando saltitos en el aire.

 

Weiß/Colonia, 29.5.

1:00 am : Entiendo poco, muy poco, de algunos pocos deportes. De los que más entiendo (un poco) es de fútbol y hockey sobre hierba, y (un poco más) de ese que, según Aldous Huxley, es el mejor que se puede practicar bajo techado. Y debo confesar que envidio a mis amigos del área caribe que saben y entienden de béisbol, porque me parece que la cabal comprensión de ese deporte linda con la Metafísica, con mayúscula. Sea como fuere, una peli como Bull Durham [Los Búfalos de Durham] ya la he visto ya como tres o cuatro veces y siempre me fascina aunque no entienda un carajo de qué va en lo que se refiere a las prestaciones deportivas. Lo cuál, sensu contrario, significa que si la peli es buena, tampoco importa un carajo de qué van dichas prestaciones. Horreur!

 

100 años de La Sacre du Printemps y el canal Arte le dedica casi siete horas desde las 8:15 pm. Primero un documental sobre el año 1913 como prolegómeno al ocaso de los dioses, una época a la que puso fin la 1ª guerra mundial. Luego el ballet mismo, en el propio teatro de los Campos Elíseos, donde se estrenó y fue un escándalo tan grande que algún crítico habló de “La Masacre du Printemps”: la coreografía es una reconstrucción de la original de Nijinsky y la disfruto en compañía de Diny y Vincent, fascinados ambos, más por la música que por la imagen. Después, con Diny y Vincent ya camino del sueño, vino otro reportaje, sobre la historia de ese teatro, la partitura de Strawinsky y la nueva coreografía que se estrenará esta noche y a la que asisto en directo. De nuevo el ballet, pues, coreografiado ahora por Sasha Waltz, quien tuvo el desafío no sólo de Nijinsky en la primera parte del programa, sino también –invisiblemente– de la puesta en escena de Pina Bausch, por completo inolvidable. La suya es buena, muy buena, y el aplauso es de lo más merecido, pero no le llega a la de Pina, que fue un milagro de los varios que esa diosa se sacó de la manga en su vida, para regalárnoslos a nosotros, pobres mortales. Ahora, mientras escribo estas líneas, sigue el homenaje al centenario de La Sacre con el pase de la peli Coco Chanel & Igor Strawinsky, que sólo vi cuando la estrenaron y no pienso volverla a ver porque me jode la figura de la tal Chanel, colaboracionista de los nazis y que jamás se arrepintió de ello. Siempre podré entender a los imbéciles que se dejaron arrastrar por la histeria colectiva, pero, sensu contrario, nunca podré entender a los inteligentes que enceguecieron de esa manera.

 

Weiß/Colonia, 30.5.

2:30 am : Es la tercera vez que he visto Apocalypse Now. La vi cuando la estrenaron y le eché la cruz. La vi cuando anunciaron a bombo y platillo el Director’s Cut, y le eché la cruz, pero me reservé la opción de la duda. La acabo de ver y le echo la cruz definitivamente, no la volveré a ver. Es enfática y falsa desde el principio, y tiene tanto que ver con El corazón de las tinieblas de Conrad, como una novela de Corín Tellado con La gitanilla de Cervantes. Y en cuanto al rol del coronel Kurtz, se podrían haber ahorrado un dineral contratando a un doble de Brando.

 

Nos traen a Henri a las 7:00 am. Vincent y Henri congenian admirablemente, así que es una gozada tenerlos a los dos en casa. Diny los saca a pasear hasta el río, aprovechando un descuido de la meteorología y que salió el sol; yo estoy muy atareado reconstruyendo un epistolario que quiero enviarle íntegro a Héctor. Luego, a las 3:00 pm, cuando estoy en lo mejor de mi siesta, llega Henri y me agarra de la mano y tira de mí diciéndome que tengo que levantarme; han venido los abuelos maternos de Vincent, que se quedarán con él hasta el lunes en casa de Chico, mientras Chico y Angie se marchan por un largo fin de semana a Amsterdam, y Henri no puede entender que yo esté durmiendo si hay visita en la sala. Cuando se marchan Beate y Wolfgang, llevándose a Vincent, abro la estafeta y está esperándome uno de los más entrañables emails que Héctor me haya escrito nunca, es decir, que bien valió la pena mi tarea de la mañana.

 

Traduzco dos tuits que encuentro en la cuenta de Marina Weisband, la joven política del partido Los Piratas. Uno es suyo, y el otro un retuit que hace de una compañera. Dice el suyo, bajo el avatar de @Afelia: «“Lo has insultado”. “Mis motivos eran puros”. “Lo has hecho por “maldad”. “Por PURA maldad“». Dice el otro, de @erdbeeretta: «El amor es como la física cuántica. Cuando ya la entiendes, de pronto sigue siendo igual de ilógica». Se los ofreceré a Andrea. Y por cierto que Marina se casa pronto y piensa irse en viaje de bodas a una playa israelí en el Mar Rojo, y muchos de sus seguidores y amigos le dicen que no lo haga, que es un lugar peligroso de a deveras, y ella replica con este tuit: «Alles gut. Ich ziehe diese verfickten Flitterwochen durch. Von mir aus auch mit kugelsicherer Weste. [Todo irá bien, pasaré allá esa rejodida luna de miel. Si es necesario, con un chaleco antibalas]». “Verfickten Flitterwochen” es todo un hallazgo, esa “rejodida luna de miel” no se acerca ni de lejos al sabor que tiene combinar “ficken=follar” con “verflixten=condenada” y añadirle al cóctel nada menos que un viaje de bodas.

 

Weiß/Colonia, 31.5.

1:00 am : Noche Jane Austen en la tele. Primero Pride & Prejudice y a renglón seguido Emma. Con la versión Keira Knightley de P&P me reconcilio a medias porque a decir verdad le han sacado bastante buen partido a los 120’ del metraje (la serie genial de la BBC, con Jennifer Ehle y Colin Firth, llega a los 300’): lo que sigue sin convencerme es a) la escena de la declaración de Darcy a Lizzy al aire libre y enmedio de una tormenta, en un templete del parque; b) los racimos de mujeres oyendo tras las puertas, que a Miss Austen la hubieran sonrojado; y c) esas estatuas grecorromanas en Pemberley, que le quedan como a un santo cristo dos pistolas. No obstante, la peli en conjunto es un producto bastante decente. Emma, con Gwyneth Paltrow, es mejor, pero sus también 120’ no alcanzan a superar los 94’ de la Emma con Kate Beckinsale, y la diferencia la hace Kate, quien convence mucho más como mujer/niña (quizás un acierto de Sue Birtwistle, asismismo productora de P&P en 1995), la Paltrow es ya demasiado mujer.

 

Día entero dedicado a tareas subalternas, palabra que me descoloca en el mismo instante en que la escribo, porque ¿cuál es el nivel sub de lo alterno?

 

Weiß/Colonia, 1°.6.

1:45 pm : Soy admirador acérrimo de Kate Winslet y mandé a la recontramilrreputísima madre que los parió a los imbéciles que comentaron que el hundimiento del Titanic no se debió al iceberg  sino al peso de Rose DeWitt, la protagonista interpretada por ella. Alguien que no se te despinta de la mirada trabajando al lado de Emma Thompson en Sense & Sensibility, o de Kenneth Branagh en Hamlet, es alguien de mucha presencia con imperativo categórico propio. Ahora lo acabo de confirmar en una de las muy pocas pelis suyas que desconocía, Criaturas celestiales: alguien que a los 17 años fue capaz de componer un papel como ese, ya estaba predestinada a ver su primer Oscar al final del túnel.

 

En las dos próximas semanas tendremos teatro latinoamericano en Colonia. El miércoles 5 la Compañía Barracuda Carmela, de Medellín, y el jueves 13 el conjunto Yuyachkani, de Lima. A los colombianos no los conozco, pero a los peruanos sí, y aún recuerdo el entusiasmo y la emoción con que transmití desde Berlín, en junio 1982, mi crónica de su puesta en escena, y cómo fue que de Teresa Ralli, una actriz genial, dije que era «la Pachamama Coraje». Desde ya me alegra el reencuentro con esos pioneros, y ojalá venga Julio y vayamos juntos a verlos.

 

Dos esquelas en el diario con epígrafes de Kafka, curiosamente la misma frase en versiones distintas: la primera dice «Man sieht die Sonne langsam untergehen und erschrickt doch, wenn es plötzlich dunkel wird [Se ve al sol irse a pique despacio, y no obstante se sobresalta uno cuando de repente se hace la oscuridad]», y la segunda «Man sieht die Sonne langsam untergehen und erschrickt doch, wenn sie plötzlich erlischt! [Se ve al sol irse a pique despacio, ¡y no obstante se sobresalta uno cuando de repente se apaga!]» Según parece, la correcta es la primera. Y lo delata el signo de admiración, que es lo menos kafkiano que imaginarse pueda.

 

[Al terminar de escribir estas líneas me acuerdo de la manía no sé si en Colombia toda, pero al menos sí en Rolo City, de no usar nunca el verbo “poner” sino “colocar”, que parece más elegante. Y se me ocurre este tuit: «Como poner dizque sólo ponen las gallinas, la gente fina de Bogotá no dice “la puesta de sol” sino “la colocación de sol”].


Los espaguetis de Diny hoy para la cena: con rúcula, tomatitos, jamón dulce y bacon frito troceados, además de piñones levemente dorados en la sartén. Hmmmmmmmmmm

 

***********FIN***********