De mi Diario, semana 28 / 2019

0
228

Weiß/Colonia, 7.7., san Fermín

1:31 am : Acabo de ver por primera vez Encuentros en la tercera fase. No la quise ver en su día porque a mì todas esas pijotadas de extraterrestres, ovnis y guerras de las galaxias me parecen puro negocio engañabobos. Hoy decidí hacer de tripas corazón y echarle cerrojo al armario de los prejuicios, y verla. Pocas veces me he aburrido tanto. Me confirmó en todos mis prejuicios, pese a que la llave de su armario estaba a buen recaudo. Creo que la peli, con toda ecuanimidad lo digo, es un prodigio desde el punto de vista técnico (no en vano al camarógrafo le dieron el Oscar por su labor), pero en cuanto que relato, es una bazofia ad usum USAnii. Y por supuesto que no son solo los gringos quienes creen en semejantes paparruchas (no en vano las iglesias evangelicales, todas de origen gringo, encuentran adeptos en las capas más analfabetas de los lugares que “evangelizan”), pero lo que es al nieto de mi abuela Remedios no le petan estas chatarras trascendentales. Ni el resto de la –me repito– bazofia hollywoodense embanderada con unas actividades galácticas tan humanas, tan demasiado humanas. UggggggLo único que salvo de Encuentros es el trabajo de la cámara y la actuación de François Truffaut, quien se desempeña en el papel de un científico atendiendo una petición expresa de Spielberg.

En un email de Samuel, desde la orilla buena del Magdalena, me incluye un enlace con una nota acerca del pintor Alejandro Obregón, al final de la cual se narra una anécdota curiosísima con León Felipe, poeta muy amado por Samuel. Le acuso recibo diciéndole: «Gracias por darme a conocer la anécdota, donde por cierto se desliza un error: León Felipe no era catalán, sino castellano, es más, castellano viejo, de la provincia de Zamora, al otro extremo de Cataluña en el mapa de España. // No es de los poetas de mi predilección, aun reconociendo sus méritos. Pero mi interés por él está vivamente relacionado con las memorias de Carlos Arruza, el gran torero mexicano que era la pareja de cartel y el rival de Manolete. Arruza se retiró poco después de la muerte de su amigo, porque fuera de la plaza eran grandes amigos, y en el semanario madrileño Dígame aparecieron sus memorias, que, hasta donde yo sé, nunca se publicaron en forma de libro en español (en inglés sí). Y yo recuerdo que cada semana leía aquellas memorias de Arruza y le comentaba a mi padre y a los amigos que había que ver lo bien que escribía el gran torero mexicano, a quien tuve la suerte de ver torear y rejonear en la plaza de Huelva. Años después, leyendo una biografía de Arruza, me vine a enterar de que era sobrino de León Felipe, y en ese momento creo que supe, sin dudarlo, por qué estaban tan bien escritas las memorias de su sobrino. Honni soit qui mal y pense!»

Final del mundial de fútbol femenino entre las gringas y las naranjitas mecánicas. Que durante el primer tiempo mantuvieron a raya a las gringas, pero en el segundo tiempo parecieran haber decidido ofrecernos un festival de pases en falso, pelota que tocaban pelota que terminaba en los pies de las gringas. Y el resultado no se hizo esperar. 2:0 para el orgullo yanqui. Victoria merecida, sin paliativos. Y segundo campeonato mundial ganado en serie. Y en serio.

Weiß/Colonia, 8.7.

0:20 am : Muerte en las Shetlands. Este nuevo episodio (en tres capítulos) no es adaptación de una novela de Ann Cleeves, de la saga de Jimmy Perez; se trata de un guion ex profeso para la TV. La primera entrega, la de esta noche, promete bastante.

Manolo me escribe desde Fuenteheridos dándome cuenta de que hay gente que ha visto muy mal la referencia al LSD en su obituario de Paco Pérez, y la mía de los pornos de dibujos animados en mi necrológica publicada en Nexos. Me copia Manolo su respuesta, que no deja resquicio a la duda sobre nuestra buena fe y amor a la verdad. Y yo a mi vez le contesto así: «Mi querido Manolo, tú eres de los míos. Al felicitarte por tu respuesta a los sacerdotes de la impoluta memoria de Paco Pérez, me felicito también y te agradezco que hayas hecho esa referencia a la curiosidad de Paco, por cierto que compartida con Eugenia, su cómplice de toda la vida. No sé quiénes serán (son) esos pacoperezófilos, pero con la segura anuencia de Paco los mando a tomar por culo, excepto en el caso de que les guste. Por lo demás, tú eres más joven que yo, ay, de manera que a lo mejor no sabes que cuando yo era joven, en el Chorrito Alto de Huelva se vivía en cuevas, de ahí viene mi topónimo Troglodia, naturalmente aplicado por extensión a la charca pestilente del colombinismo, el siourotismo y el juanramonismo y toda esa, en manos de ellos, deleznable basura».

Me cago en la corrección política igual que lo hizo Paco durante toda su vida. Cómo se reiría al saber que sus “fans” lo quisieran defender del pecado nefando de haber probado el LSD y de que se divirtiera con los pornos en dibujos animados. ¡Cretinos trogloditas! La progenitora que los dio a luz (¿a luz? ¿o a las siniestras sombras de la Edad Media?) Si Paco se enterase de que lo quieren santificar, resucitaría ipso fuckto para cantarle las cuarenta al sacerdocio de su culto.

Hora y media dedicadas a la contabilidad doméstica, en especial las transferencias para pagar facturas de médicos y hospitalizaciones (la de Paul para su operación a la rodilla. A los nietos, desde que nacieron, los tenemos incluidos en nuestra póliza de seguro de enfermedad privado para cubrir al 100% los gastos de una operación seguida de hospitalización). El miércoles me tocará enviar el paquete de facturas al seguro y a la subvención estatal, y ya estoy temblando al pensar en el pellizco que deberé aportar de mi propio bolsillo. Ay.

Yendo donde lo de la neumóloga, pasa por la calle principal de Rodenkirchen un descapotable azul celeste conducido por un hombre, seguido por una Vespa rosada, conducida por una amazona del asfalto. El contraste de colores y vehículos me hace sonreír sin saber por qué. Luego, en el consultario, la buena Dra. Dornaika me atestigua un estado bastante mejorado de mis bronquios y pulmones y me emplaza para un nuevo reconocimiento en diciembre, o sea, que la cosa está marchando bien. Y al regresar a casa me siento en el poyo que limita el jardín delantero del # 13, debajo del magnolio, a deleitarme con el canto de un pájaro habitante de su fronda. Mientras lo escucho, cuento no menos de doce capullos abiertos, ¿irá a tener este año una segunda floración? Sería algo bueno que anotar en la cuenta del cambio climático.

Weiß/Colonia, 9.7.

0:30 am : Crimen en la Gomera, que recién acabo de ver en el canal ZDF, es el título alemán de la adaptación a cine de la tercera entrega de la saga de Bevilacqua y Chamorro, La niebla y la doncella. La novela es muchísimo mejor. Entre mis anotaciones de lectura figura una en la que Bevilacqua, Chamorro y la cabo Anglada van a bañarse a la playa, y el sargento se dice que no era la primera vez que veía a la Chamorro en bikini. El autor parece haber olvidado que incluso la ha visto en cueros vivos, en la primera novela de la saga, cuando en el curso de una pesquisa tienen que acudir a una playa nudista. Y también anoté esta frase: «A mí lo que más me jode es pensar que en algún momento puedo ser el instrumento con el que los que tienen la sartén por el mango pisotean a quienes no tienen nada». Diría uno que Bevilacqua no parece partidario de la cobarde coartada a la que llaman “obediencia debida”. «Sean los orientales tan ilustrados como valientes», dizque dijo Artigas, y no en vano Bevilacqua es oriental de nacimiento (uruguayos sólo son los futbolistas, decretó Borges): por más señas, es de Montevideo.

En La Modicana, hoy con Claudia, quien nos cuenta de su vuelo a Corea del Sur con la Türkish Airlines, una y nomás, santo Tomás, y después de su regreso a Colonia un viaje a Riga. Al ver la descomunal ensalada que le trae la persianita (Carlitos y yo nos decidimos por los canelones) no puedo sino pensar en otro de mis hallazgos en Testamento del Paisa, en el capítulo Medicina Popular, que me hizo dar vivas al pueblo de Antioquia: «Comer mucha fruta es malo porque la fruta la hizo Dios pa los pájaros, y comer legumbres es dañino, no es comida de cristianos sino de caballos y vacas, que son los que comen yerba». Ecco!

En el almacén de los turcos descubro que además de aguas minerales, cerveza y vino también tienen WurzelPeter, mi licor de yerbas preferido. Berlinés. Cuando viví en Berlín, 1964, fui un regular consumidor de Mampe, que algunos cardiólogos filantrópicos recomendaban como una bebida buena para la salud del corazón. Iba yo a Mampe, en la Ku’Damm, y me sentaba en su terraza acristalada y tomaba a pequeños sorbos mi copa de Mampe, o bien me hacía servir un Fariseo (café con Mampe). Hoy en día Mampe ya no existe, aunque en el local que le sucedió quedan restos de las viejas salitas, incluyendo las bibliotecas con libros. Fue después de irme de Berlín, más concretamente en 1976, al hacerme amigo de Dieter, un berlinés de pura cepa, cuando descubrí el WurzelPeter y aprendí el eslogan con que se anunciaba en la radio: «Früher oder später trinkt ein jeder WurzelPeter [Tarde o temprano todos beben WurzelPeter]».

Weiß/Colonia, 10.7.

0:40 am : Un extraordinario documental en el canal Vox sobre lo que significó el año 1968 para la historia del mundo,. Para la historia, en general. Fue un parteaguas del tamaño de la pirámide de Tenochtitlan en 3D y con zoom. De una de las muy poquitas cosas de que estoy orgulloso de a deveras (como dicen los cantinflos) es de haber pertenecido a la generación del 68 y de haber hecho mi aprendizaje desde 1965, cuando conocí a Diny y se fraguò nuestra relación y ello me permitió conocer el movimiento neerlandés de los provos [una abreviatura de “provocation”] en Ámsterdam y leer libros de Harry Mulisch como Bericht aan de rattenkoning [Informe al rey de las ratas, el cual, que yo sepa, no se ha traducido al alemán ni al español], que ya en el 1966 le colgaba el cascabel al gato de todo lo que se avecinaba.

Leyendo un nuevo capítulo del libro Historia de Alemania a través de 100 objetos, descubro la personalidad de Johann Gottfried Tulla (1770-1828), “el domador del Padre Rhin”, el hombre a quien debemos el curso actual del río padre de los alemanes, y no sólo eso sino además el trazado de la frontera franco–alemana, tal como es en la actualidad en el trayecto que va desde Basilea hasta pasado Estrasburgo. O nunca te acostarás sin aprender algo nuevo, como dicen las putas con un alto sentido de la profesionalidad.

Weiß/Colonia, 11.7.

0:10 am : Transmisión del Requiem de Mozart en el palacio del arzobispo de Aix–en–Provence, directamente genial, sin peros ni peras ni manzanas ni cualesquiera frutas, ¡genial!, hacía años que no veía ni oía algo tan hermoso arriba de un escenario. Apenas terminada la transmisión busco el enlace y me apresuro a enviárselo a todos mis amigos melómanos, sabiendo de antemano que lo más probable es que aquellos que viven en América Latina no podrán abrirlo. Pero por intentarlo que no quede.

Voy a Rodenkirchen para despachar en la oficina postal los envíos de facturas al seguro de enfermedad y a la subvención estatal, y volví grupas apenas me bajé del autobús en la parada del ayuntamiento, al darme cuenta de que me había olvidado pasar la billetera del pantalón de safari al de jogging (que no practico, pero Diny me lo compró), y en el monedero tan sólo tenía 2,48 €. Ni modo, como dicen los cantinflos.

Aparece mi columna en EE, y a poco de estar en la página web me llega un comentario a su foro. Dice así: «Excelente recuento, Ricardo, de la carrera ciclística q’ tanto furor despierta entre los nuestros por vestir tan pretendida camiseta distintiva del mejor. Y con un claro mensaje, q’ desde aquí, igual, devolvemos favores de pueblos con ínfulas de mostrar nuestro desarrollo, luego de incipientes 210 años, de vida republicana a naciones milenarias y de experiencias sin par». Sabrán los dioses qué es lo que el buen hombre me quiso decir.

El correo quelonio me deja en el buzón el segundo episodio de la saga de Sam Sheppard, la Constable neocelandesa. Lectura asegurada para esta tarde y mañana por la mañana. Yupiiiii. Pero luego me digo que soy un imbécil. ¿Cómo puedo decir “lectura asegurada” para hoy y mañana, en esta casa donde casi no hay una sola pared sin librería y además en este cuarto de trabajo hay, vamos a ver, los cuento, 16 altos de libros, la mayoría de ellos sin leer? Lo que sin embargo queda claro es que en mi caso las novelas policiales gozan de una prioridad de paso semejante a la que, según los conductores envidiosos, llevan implementada los Mercedes.

Weiß/Colonia, 12.7.

Anoche me dormí frente al televisor y me quedé sin saber cómo terminaba la peli que estaban pasando en el canal MDR y que no conocía: Faubourg 36 [París, París]. La peli comienza con el triunfo del Frente Popular en Francia, con Leon Blum presidiendo el Gobierno en 1936, y me interesaba mucho saber cómo incidía en la trama el estallido de la guerra civil española, pero el sueño me agarró con la guardia baja y Diny vino a despertarme cuando ya eran las 4:30 am.

Un epígrafe de Kant en una esquela mortuoria, hoy, en el Kölner Stadt Anzeiger: «Como contrapeso a los muchos sinsabores de la vida, el cielo le ha dado a los seres humanos tres cosas: la esperanza, el sueño y la risa». ¡El cielo! Siempre me olvido de que Kant era pietista.

Entre ayer y hoy, en dos sentadas, me jalé el segundo episodio de la saga de Sam[mantha] Sheppard, la singular policía creada por Vanda Symon. En el curso de sus pesquisas, en esta ocasión, acude varias veces a tratar con el propietario de un circo que está montando su carpa en Dunedin, y se produce al cabo este diálogo: «”Sí, aquí estoy otra vez, Mr. Bennett. A no tardar terminará usted ofreciéndome un empleo aquí, ¿qué le parece?”, y me reí un tanto chillonamente. El me tasó de la cabeza a los pies [Sam mide 1,53 m] y dijo: “¿Por qué no? Los acróbatas podrían necesitar alguien a quien poder lanzárselo unos a otros”». Y otra frase que retengo es aquella en la que Sam retrata a su madre: «Con ella habría que definir de nuevo el concepto de Jantipa, y comparada con ella Medea sería una amable monitora en una guardería infantil». Es una pena que sólo hayan sido traducidas al alemán dos de las novelas de la saga, y al español, según parece, ninguna. Sam Sheppard es la detective que más me ha despertado la atención en los últimos tiempos, y ya el segundo episodio es mejor que el primero. Ojalá que pronto sigan las traducciones de los demás títulos. Oremus.

Weiß/Colonia, 13.7.

Mientras desayuno leyendo el Kölner Stadt Anzeiger descubro una gacetilla internacional con un titular donde se afirma que el Congreso USAno ha recortado los poderes del fake president contra el Irán. La gacetilla está fechada en Washington y aparece bajo la rúbrica ÁFRICA. Ipso fuckto envío a la redacción una Carta de Lector pidiéndoles que me expliquen cuál de los dos países, USA o el Irán, es el que figura en “su” mapa del continente africano. Apuesto que deben de ser los Estados Unidos, por el pitecantropus erectus que tienen en la Casa Blanca.

 

*****************THE END*****************

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí