De mi Diario : Semana 49 / 2020

3
298

 

Weiß/Colonia, 29.11.

2:30 am: Esta noche hemos tenido una gloriosa trilogía de western con Burt Lancaster: Massai, el ultimo apache, Valdez y Veracruz. Me los he jalado seguidos, casi como una esnifada en tres tiempos, con sólo breves interrupciones en Valdez (que ya volví a ver hace un par de días) para controlar que mi diario de la semana había subido a la página de Fronterad. Ah, y las naturales pausas para no mantener inactivo el speak easy de Weiß, cuya sede es nuestro apartamento.

Llamo a Klaus en el día del cumpleaños de su madre, de nuestra Elizabeth querida, que nos fue este año para siempre. Hablé largamente con Monika, su esposa, como hacíamos cada 29.11. con Elizabeth. Klaus estaba en misa. Claro, él es católico y Monika no. Lo que me llama la atención es que Klaus se divorció de su primera esposa, de Bad Kripp, el pueblo natal de ambos, y donde yo residí mi primer año de estancia en Alemania, en casa de los Schmickler, los padres de Klaus, y lo hice como quinto miembro de la familia: sí, Klaus se divorció de su esposa renana apenas conoció en Leipzig a la sajona Monika, estando recién unida entonces la RDA a la Alemania Federal. Pero según parece, divorciado y todo, conserva las costumbres católicas de su hogar, en el que los únicos que no íbamos a misa los domingos éramos su abuela, la vieja Schumacher, bastante achacosa y poco móvil, y yo, si no achacoso del cuerpo, sí del ánimo: 24 años de insoportable nacional–catolicismo franquista me habían vuelto agnóstico para toda la vida.

Cena: carpaccio de carne de res con aceite de oliva virgen y lluvia de parmesano, y de postre uno de esos deliciosos pastelillos navideños que hornea Frank y nos ha traído Montserrat, quien vino esta tarde para hacerle a Diny un pedido en línea en lo de ReWe, compras para dos semanas.

Weiß/Colonia, 30.11.

1:00 am : Pasaron el tercero y por ahora último episodio de Sangre Vienesa, que mantiene el nivel de los dos anteriores, si bien el segundo era más espectacular por el desarrollo de su trama en paralelo con la trama de La flauta mágica.

Un nuevo almuerzo en casa gracias al servicio a domicilio del Bistro Verde. Esta vez Ulli y Carlitos se decantaron de nuevo por la col rizada con guarnición de salchicha de carne de cerdo picada (Mettwurst la llaman los aborígenes germanos), Diny por una ensalada de rúcola con queso de cabra frito y vinagreta de cassis, mientras yo me regalé con tres medallones de Rösti con salmón ahumado (que Carlitos mira con cara de saber lo que va a encargar el próximo martes). Ulli me trae la fotocopia de una glosa muy divertida en Der Spiegel, que me inspira para una futura columna, en el estilo del Génesis, que si lo tomas a guasa es de lo más gracioso. Basta imaginar que el tal Jehová hizo la Creación entera en seis días y ya tienes juerga para rato.

KU me escribe desde su retiro ginebrino, y por una de esas bromas que se gastan los correctores de texto incorporados a las compus, alude a mi condición de ovetense en vez de onubense, pero claro está que pedirle a las compus que sepan de la historia de Fenicia y sus colonias allende las columnas de Hércules me parece que sería pedir demasiado.

Me escribe Teresa Ruiz Rosas para comunicarme muy contenta una noticia que la llena de alegría, y le contesto para felicitarla, pero no sin hacerme una reflexión: es curioso pensar en la cantidad de amistades mías que son Premios Nacionales de Literatura de sus países, todos ellos merecidos, como este de Teresa, y que me alegre de corazón con ellos, cuando tan luego yo jamás aceptaría un Premio calificado como Nacional. Detesto el nacionalismo en cualquier forma que se presente.

Weiß/Colonia, 1.12.

Inauguro mi calendario de Adviento pensando si le habrá llegado a tiempo, a Carla, en Roma, el que le mandé hace una semana. Oremus.

Al pie de las Cartas de Lector de EE donde fueron a incluir, no sé bien quién, mi diatriba en este diario en contra de Metadona, como si fuese una de tales Cartas y la hubiera enviado yo con ese fin, hay un lector que deja un comentario 100% justificado en el foro: «El que a una persona, que posee su columna en este diario, como es el caso del señor Bada, se le entregue el espacio que se supone es para los lectores, para lanzar  improperios en contra de un jugador, que aunque lleno de errores y faltas graves, mostrando su lado más humano, brindó espectáculo y alegrías a los aficionados al futbol, desdice mucho de las políticas de El Espectador y del señor Bada». Tiene toda la razón del mundo y de Jerez, y hay que dársela.

La sopa gratinada de cebolla al modo de Les Halles es otro de los platos fuertes en la cocina de Diny, y no suele prodigarlo, pero esta noche me sorprendió con él, Hhmmmmmmm

Weiß/Colonia, 2.12.

Como ayer, otra noche en la que me desperté alrededor de las 6 pm (habiéndome acostado tres horas antes) y no poder volver a pegar ojo. Me levanto a las 10:01 por ser la primerísima hora capicúa del nuevo día.

Después de llamar a Huelva y conversar con Laure me puse a hacer el paquete con los seis almanaques de Pauli que mando como regalos a la familia de allí. Todos y cada uno de ellos con dedicatoria personalísima y firmada por Diny y por mí. Como mandan los cánones.

¡Recibí un email de Víctor Márquez Reviriego! Y con un anexo, gracias a su nieto, porque Víctor es negado para el trato con la Cibernética. Le contesto ipso fuckto: «Recibir un email tuyo es cosa de ciencia ficción, o poco menos, así es que te lo agradezco de profundis, como decimos los clásicos. Y gracias a tu nieto por echarte una mano en estos trapicheos con Madame Cybernèthique. // Gracias milyuna también por tu auténtica entrevista falsa con Zenobia, tan reviriega (la entrevista), tan tuya. Permíteme sólo una corrección por si sale publicada: el amigo al que citas al final se llama Ricardo Bada y no Boda, pero eso debe ser cosa del corrector incorporado y que no ha leído a don Sebastián de Covarrubias, quien me definió de una manera un tanto exagerada: BADA. Animal ferocíssimo, dicho por otro nombre más común rhinoceronte”. Los correctores incorporados son analfabetos funcionales».

Para mi gran alegría, pero sobre todo sorpresa, casi saco de golpe mi texto sobre Beethoven para Nexos, en forma de abecedario, donde he tenido una suerte increíble con las letras difíciles, la Q, la X, la Y y la Z. Lo dejaré dormir el borrador un par de días, antes de enviárselo por email a mi consejo asesor y un par de amistades más, a su vez antes de remitírselo a mi pequeña Phoebe, en la redacción de Nexos, el martes 8, como le prometí.

Weiß/Colonia, 3.12.

Me levanto incluso antes de las 9 am porque debe pasar a las 9:30 el técnico que leerá, amén de controlar, los radiadores de la calefacción. Luego, cuando llega, resulta que el único radiador que lee y revisa es el del garaje. La madre que lo parió.

En lo de la pedicura, esta vez Dorotea me hace además una cura con rayos láser para combatir los hongos. Los hongos, según tengo entendido, son organismos vivos. Calcinarlos con láser, pues, debe ser algo parecido a que te cremen dentro de un horno. Todo sea por la salú.

Le escribo a Laure luego de haber depositado, y certificado, en la oficina postal, el paquete con los seis ejemplares del almanaque de Pauli: «Es una auténtica obra de arte, pero además es de colección, porque se trata de una edición limitada, de 250 ejemplares, numerados a mano, y además es la opera prima del artista. Con todo, y como te dije al teléfono, independientemente de sus valores visuales y mentales (cada foto es fruto de una reflexión sobre lo fotografiado, aunque de eso sólo nos podamos dar cuenta quienes vivimos en Colonia y conocemos los lugares retratados), lo que más me gusta del almanaque es que la cuarta parte del producto de su venta irá a la obra benéfica que se encarga de ayudar a los niños con cáncer. Paul es un digno bisnieto de mi padre».

Marcos me manda un email conteniendo la anécdota acerca de la infame carta que Buñuel y Dalí le escribieron a Juan Ramón a propósito de Platero y yo. El email dice como ASUNTO “Buñuel y Dalí vs Juan Ramón”. Le contesto con otro cuyo ASUNTO reza: “Buñuelo y Dalila vs. Juan Ramón”, y en él le escribo lo siguiente: «Espero que mi ASUNTO sea elocuente de por sí. De un baturro brutal y un catalán tontaina no pueden esperarse sino exabruptos como esa carta. No voy a irrespetar sus obras respectivas, pero juntas, en mi sentir, no le llegan al tobillo a la de Juan Ramón. Les falta el aliento de Humanidad que se respira en toda ella».

Weiß/Colonia, 4.12.

1:25 am : Comencé a ver El caballo negro, peli neozelandesa que en principio me interesaba mucho porque narra la historia de un campeón de ajedrez maorí, Génesis Potini, pero es tanto el cansancio que arrastro, que no logro concentrarme en la pantalla y se me caen los párpados como si fuesen de plomo. Vengo a ver si hay novedades en la estafeta y de aquí salgo para el catre. Son la 1:40 am, hace meses, muchos meses, que no me voy a la cama tan temprano.

Me contestó Laure mi email de ayer, y me anexó un vídeo que en Alemania nos lo sabemos de memoria, y así se lo comento: «Gracias, Laure. por este sketch de Loriot, que para nosotros, en Alemania, es lo que Gila fue, para nosotros, en la España franquista de la que decidí irme hasta que se muriese el inferiocre, como yo lo llamo, a ese general felón y criminal. Su poca estatura no era cosa de la casualidad, sino reflejo de su altura moral».

Marcos, desde Karakogrado, en el Venezuelistán, nos escribe a mi compadre José María y a mí hablándonos de un descubrimiento hecho en Youtube, el canto coral del “You’ll never Walk Alone” en el estadio del Liverpool, canción de un musical de Broadway, Carousel, de la dupla Rodgers & Hammerstein II. Le contesto con copia a José María: «Confieso que es espectacular, pero de un modo análogo, salvando las diferencias de calidad de los equipos, al que se produce en el estadio del FC Colonia, cuando juega en casa. E imagino que pasará tanto de lo mismo en otros países, con otros equipos y otros públicos. A mí, coloniense integrado y amante de la ciudad, siempre me emociona esta canción, fíjense en el ritornello al final de cada estrofa, si tienen buen oído distinguirán cómo cantan “ef-ce-kelle”, o sea, el nombre del club (FC Köln) en la fonética del kölsch, el idioma de la ciudad: porque es un himno del club, no como el “You’ll never Walk Alone”, tomado en préstamo a un medio extraño, el del musical. // Pero confieso que la mayor emoción sentida con un canto coral en un partido de fútbol, aunque haya sido por TV, es la del 17.11.2015 con el estadio de Wembley lleno hasta la bandera para el partido Inglaterra vs. Francia después de los atentados islamistas de París, con un saldo de más de cien muertos y 800 heridos. El estadio estaba iluminado a giorno con los colores de la bandera francesa. En las gradas también una tribuna reproduciéndola. La bandera blanca de las feministas con la Torre Eifel Y las pantallas del estadio reproducían la versión fonética de “La Marsellesa” para los ingleses que no supieran francés, así es que 90.000 espectadores ingleses y franceses la cantaron a coro, y luego, antes de comenzar el partido, ha sido el más impresionante minuto de silencio que yo recuerdo en un estadio (sólo el helicóptero de la BBC desentonaba, pero quién sabe si no subrayaba, ese silencio)».

Larga carta de Carla, al cabo de un par de meses. Le alegró mucho el calendario de Adviento que le mandé. Los apaches sabemos cuándo y cómo enviar señales de humo. ¡Au!

Hace un par de días estuve pensando en Claudia y en que es bastante posible que no pueda volar a Londres, ni Javier de Londres a Colonia, y que entonces pasarán la Nochebuena más solos que la una, a no ser que los inviten a la casa de alguna de sus amistades. Se lo digo a Diny mientras cenamos y me dice que la llame y la invite a nuesrra casa, si en efecrto la va a pasar sola. Hablo con Claudia y está súper agradecida. Todavía no sabe si vendrá Javier o si ella podrá volar a esa “provincia con calles”, como llamó a Londres un personaje de Galdós en uno de sus Episodios Nacionales. Pero si fuera el caso de que no cuajase ninguna de esas dos posibilidades, acepta desde ya nuestra invitación. Me siento boy scout y con la buena acción del día en el Haber.

Weiß/Colonia, 5.12.

1:45 am : Pasaron Bravados y la estuve viendo de nuevo, Y después no había nada que llamase mayormente mi atención, de manera que estuve viendo otra vez el DVD de Las aventuras del Príncipe Achmed, el primer largometraje de animación de la historia del cine, 66’, que en 1926 se adelantó más de una década a la Blancanieves de Walt Disney, su primer largometraje. Además, Las aventuras del Príncipe Achmed no está contada en dibujos sino en siluetas recortables, nada menos que 250.000 salieron de las tijeras de Lotte Reiniger, una prestación formidable teniendo en cuenta que fue en 1926, sin las sofisticaciones técnicas de que disponemos hoy en día. Una auténtica obra de arte, gracias a los dioses rescatada y restaurada de manera amorosa por el Museo alemán del Cine, en Fráncfort, es uno de los tesoros de mi cinemateca.

Más sobre Metadona : El tipo no tenía por donde agarrarle, como diría mi abuela Remedios. Yo siempre tengo presente, si alguna vez pienso en él, el ejemplo de mi jugador alemán predilecto, Miroslav Klose, el mayor goleador de los Mundiales y de la selección alemana, que al menos dos veces pidió al árbitro que anulase el gol que había conseguido porque lo había hecho con la mano. Las dos veces el estadio entero se puso de pie para aplaudir su gesto. No basta con ser un gran jugador, hay que ser además un buen deportista.

Un baño lustral del alma leyendo a Camba, un libro suyo que he repuesto hace poco porque el ejemplar que tenía o bien lo he perdido en alguna de mis mudanzas de domicilio, o bien me lo robaron, y en cualquier caso hacía años que no releía: Playas, ciudades y montañas. Una prosa tan tersa, tan nítida, tan sencilla, tan despojadaY tan precisa y tan llena de humor al establecer alguna comparación como esta: «Al llegar a París de vuelta de Londres, yo recibo la misma impresión que experimenté un día saliendo de un museo de figuras de cera y encontrándome en mitad de la calle». Y de repente, en un artículo sobre la vieja Compostela, al comentar que viaja en diligencia a La Coruña, esta preciosa joya: «En el cielo refulgía el camino de Santiago, hecho con arena de luz». ¡Esta imagen la firmaría de buena gana Juan Ramón! ¡Qué envidia, diosito de mi arma, qué envidia de esta prosa de Camba! Dejó dicho don Miguel de Unamuno: «Camba, filósofo celta; yo, filósofo ibero. ¡Qué delicia para nuestros lectores celtibéricos!». Certo!

******************THE END*******************

Print Friendly, PDF & Email

3 COMENTARIOS

    • Gracias por leerme, y bueno, bada es en realidad la hembra del rinoceronte, y la palabra la tomó el castellano del portugués, que a su vez la tomó de alguna de las lenguas de África. En el portugués de Brasil se la desconoce, y en Portugal mismo está en desuso. En Madrid, entre la Gran Vía y la Puerta del Sol sabes que hay una calle de la Abada, lo cual es una construcción morfológica muy extraña porque “a” en portugués equivale a nuestro “la”, de manera que en realidad la calle tiene un nombre tartamudo, “calle de la la bada”, pero si lees la historia de Madrid te enterarás de que allí, en el siglo XVII, tenían expuesta la hembra disecada de un rinoceronte, regalo del rey de Portugal a su colega español.

      • De nada me ha servido tener el Covarrubias. No tenía idea del significado de bada.
        Gracias por tan amplia información.
        Por la calle Abada he transitado más de una vez, y tan ignorante una.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí