Días enteros en las ramas

2
453

Espero que cuando ese barco que ahora se aleja por la ría vuelva algún día al puerto de la ciudad donde nací y para entonces yo ya sepa a qué voy a dedicarme y pueda actuar en consecuencia.

 

 

Yeguas blancas fustigadas en tristes carruajes

trotan plácidamente

en torno a parques de atracciones desmantelados

cerca del lago Buckeye.

James Wright, No se quebrará la rama

 

Espero que la cobija

cubra el lomo

que los aspersores

no se hayan congelado

que los patos

no hayan aprendido a hablar

que los tipos

sean de cuarzo

que la sangre

no cuaje

antes de que mi abuela

meta las manos

que las abejas

no me vean

que ese barco

me espere

cuando vuelva

y yo ya sepa

a qué voy a dedicarme.

 

 

 

2 COMENTARIOS

  1. Una filigrana de orfebre,

    Una filigrana de orfebre, repujada en tetrasílabos… Gracias, Alfonso, por bajar de las ramas 🙂

    • Obrigado, Manuel. Como diría

      Obrigado, Manuel. Como diría Rafael Chirbes, «ahí vamos». O, más bien, «ahí voy». Un abrazo,

       

      A

Comments are closed.