Dieciocho años sin Frank Zappa

2
247

 

Frank_Zappa

 

Claro, cuando cualquier sonido que puedas tratar en un estudio sirve para hacer música experimental (y no lo digo con segundas), con un vinilo no tienes suficiente. Así nació en 1966 el doble vinilo. Hasta en eso fue vanguardista Frank Zappa, que por aquel entonces no hacía mucho tiempo que había entrado en la banda “The Mothers of Invention”, cuando grabaron su primer disco titulado “Freak out!”; una mezcla de música experimental, conceptual y sátira de la cultura popular estadounidense. Pero ya en 1963, cuando apareció en el programa de televisión de Steve Allen tocando una bicicleta para hacer música, apuntaba maneras.

 

Guitarrista, compositor y director de cine (actividad en la que también fue innovador al dirigir, junto a Tony Palmer, “200 Motels”, que fue la primera película grabada en vídeo y pasada a 35mm), la música de Zappa estaba muy influenciada por compositores como Stravinsky, Varèse, Webern, Boulez o Cage.

 

Es más que evidente que siempre se mostró contrario a pertenecer al engranaje de la industria musical. Su música, a menudo muy complicada, dista mucho de poder considerarse comercial. Su mayor éxito de ventas lo alcanzó con su sencillo “Valley girl”, perteneciente al disco “Ship arriving too late to save a drowning witch”, por el que fue nominado a un Grammy. Con esta canción, el público entendió que Zappa también podía hacer canciones novedosas y comerciales, algo que irritó al compositor, que decidió no tocarla jamás en directo.

 

El 4 de diciembre de 1993 murió de un cáncer de próstata. El 6 de diciembre su familia anunció: “El compositor Frank Zappa marchó para su última gira el sábado justo antes de las 18:00”. Desde entonces, bajo el nombre de “Zappa Family Trust”, Gail Zappa, su segunda esposa, custodia los derechos de la obra del artista, tanto publicada como inédita, a salvo de la industria, tal y como su marido hubiera querido. Pero tras dieciocho años podrá volver a ser escuchada gracias al acuerdo que la viuda ha firmado con Universal para reeditar sesenta de sus grabaciones míticas. A partir del día 31 de julio volverán a aparecer títulos como “Freak out!”, “Hot rats” o su famoso “We’re only in it for the Money”, en el que criticaba la banalidad en la que había caído el movimiento “hippie”, las drogas… parodiando la portada del disco de “The Beatles” “Sgt. Pepper’s lonely hearts club band”. Sin embargo, muchos de aquellos a quienes estaba parodiando, se habían inspirado en el primer disco de “The Mothers” para encontrar un nuevo camino para componer música. Paradojas de la vida; que alguien tan preocupado por no caer en la comercialidad y en no ser un engranaje de la industria, haya contribuido tanto a los éxitos comerciales de otros compositores y a la creación de nuevas fórmulas musicales que han acabado beneficiando a la industria musical.

 

@Estivigon

Nacido en Madrid en septiembre de 1962. A mí y a mi entorno, cada vez nos cuesta más definir a qué me dedico. Periodista de carrera durante quince años en la editorial GyJ, guionista de cine y teatro, productor de contenidos audiovisuales para museos y centros de interpretación, community manager en BMG Rights España, gestionando la identidad digital de un puñado de artistas, y músico. Aunque esto último me queda un poco grande; me considero un aficionado, pero, para bien y para mal, llevo veinte años metido de lleno en esta vorágine en donde me conocen más como Estivi. Discos grabados, conciertos, giras, noches… y muchos amigos.

2 COMENTARIOS

  1. Conocía la música de Zappa a
    Conocía la música de Zappa a través de un amigo, pero jamás compré un disco suyo. Lo recuerdo más por lo que comentas sobre su actitud ante la industria, su postura ‘diferente’.
    Recuerdo que unos años más tarde, en una entrevista que me hicieron para EL PAÍS, se me ocurrió hacerle un guiño al periodista, citando a Zappa, un tal Peregil diciendo que los de las academias de formación (era en relación a un Congreso de Academias que organizaba y presidía) «estábamos en esto por la pasta».
    Y el periodista, bendita profesión, jejeje, lo sacó como titular de la entrevista.
    Mi padre casi me mata.
    Creo que ha llegado el momento de hacerme con sus discos y volver a escucharlos.
    Gracias por tus artículos. Un abrazo

    • Bueno, no todos los
      Bueno, no todos los periodistas son así… Si la entrada ha servido para que te compres los discos del bueno de Zappa, estupendo. Ahora, prepárate para escuchar cosas raras, raras…
      Abrazos!

Comments are closed.