Dos columnas

0
238

He estado durante un año solo leyendo desde Berceo hasta las primeras obras de la Generación de los 50 o del medio siglo.

Hacía un año que no leía nada actual en español.

Volví con Fármaco (2021), de Almudena Sánchez (1985-2087). Seguí una indicación de José de Montfort, siempre atento a lo que va surgiendo.

Es un libro sobre la depresión. Obra valiente y necesaria, escrita con elegancia y belleza.

Al finalizar me acordé de un poema de Luis Rosales (1910-1992).

A la izquierda el original, a la derecha ligeramente modificado por mí y las influencias de la realidad y las lecturas.

:

Se te ha olvidado andar y hay que aprenderlo

de nuevo.

Ven. Comienza,

ve juntando este sol,

¡alguna tarde

tenemos que nacer!

Amarillean

las nubes en el cielo y no me escuchas;

vas a mi lado y tiemblas;

el pie va tras del pie como la ola

va detrás de la ola.

Estás inquieta.

Se te ha olvidado hablar, se te ha caído

la voz y no la encuentras,

la buscaré contigo y las palabras

vendrán:

Vamos a hacer la primavera,

vamos a hacer el mar poquito a poco,

la luz, la paz, la guerra,

como si no se hubiesen desprendido

ya una vez de tu voz y en ti nacieran.

¡Vamos a hacerlo todo

de nuevo!, hasta que puedas

reunir tu corazón como se hace

la firmeza del mundo con arena.

Se te ha olvidado andar y hay que aprenderlo

de nuevo.

Ve. Comienza,

ve juntando este sol,

¡alguna tarde

tienes que nacer!

Amarillean

las nubes en el cielo y no me escuchas;

vas, y tiemblas;

el pie va tras del pie como la ola

va detrás de la ola.

Estás inquieta.

Se te ha olvidado hablar, se te ha caído

la voz y no la encuentras,

la buscarás y las palabras

vendrán:

Vas a hacer la primavera,

vas a hacer el amor poquito a poco,

la luz, la paz, la guerra,

como si no se hubiesen desprendido

ya una vez de tu voz y en ti nacieran.

¡Vas a hacerlo todo

de nuevo!, hasta que puedas

reunir tu cabeza como se hace

la firmeza del mundo con arena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí