El alma del ajedrez

0
236

A finales del pasado año les mostraba lo que se consideró el primer sacrificio posicional de dama, realizado por Alexander McDonnell en una de las partidas del maratoniano match que mantuvo contra Louis de La BourdonnaisLa avanzadilla de tres valerosos infantes, se mostró imparable.

 

A finales del pasado año les mostraba lo que se consideró el primer sacrificio posicional de dama, realizado por Alexander McDonnell en una de las partidas del maratoniano match que mantuvo contra Louis de La Bourdonnais.

 

En aquélla época, estos dos jugadores estaban considerados los mejores del mundo y qué mejor que un match entre ellos para decidir el campeón oficioso. Eran otros tiempos y no existían las prisas actuales en que el objetivo principal de muchos torneos, es que deben terminar cuanto antes.

 

Se enfrentaron en un maratoniano match en 1834 que se prolongó desde junio hasta octubre y en el que se disputaron la fabulosa cifra de 85 partidas, saliendo vencedor el francés Louis, con el resultado de 45 victorias, 27 derrotas y 13 tablas y raro sería que entre tantas partidas, no se produjera más de un hecho extraordinario como el que les voy a relatar en esta ocasión y del que son protagonistas ni más ni menos, que los humildes peones. Humildes sí, pero que a decir de muchos, es la pieza más singular del ajedrez por varios motivos que los distinguen de las demás piezas, a saber: no pueden retroceder;  tienen tres movimientos diferentes (avanzar uno o dos pasos y capturar en diagonal) y pueden convertirse en otra pieza. También tienen la facultad de imponer la estrategia a seguir en una partida, según se hallen dispuestos sobre el tablero, hasta el punto de que fueron denominados “el alma del ajedrez” por el grandísimo jugador François-André Danican, Philidor.

 

En la partida que van a ver, no son uno ni dos; son tres los peones que en una avanzadilla imparable, dan buena cuenta del irlandés Alexander McDonnell, obligándole a abandonar en una posición que desde entonces, figura en toda la literatura ajedrecística.

 

 

Blancas: Alexander McDonnell (1798-1835) 

Negras: Louis de Labourdonnais (1795-1840) 

Lugar y fecha: Londres, 1834

                                                      

 

1.e4 c5 [Defensa Siciliana. Hoy día, la más popular, pero en aquél entonces, casi una rareza]

 

2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 e5 [¡Lo que es la vida! esta jugada que jamás se había visto antes, fue merecedora de un profundo estudio y constituyente del Sistema Sveshnikov 150 años después]

 

5.Cxc6 bxc6 6.Ac4 Cf6 7.Ag5 [«Una jugada inútil y antiposicional» (Kasparov) Yo creo que no es para tanto, pero !el ajedrez profesional moderno es muy exigente!]

 

7…Ae7 8.De2 [De pequeños detalles se nutre el ajedrez para decidir partidas. Esta dudosa jugada del blanco, permite a su rival montar un poderoso centro de peones]

 

8…d5 9.Axf6 [Un cambio que nadie ha comprendido, ya que deja al negro con la pareja de alfiles, un factor ventajoso en el ajedrez de alto nivel]

 

9…Axf6 10.Ab3 0–0 11.0–0 a5 [Buena jugada que crea una doble amenaza: por un lado, 12… a4 capturando el alfil y por otro, 12… Aa6 atacando la dama y la torre]

 

12.exd5 cxd5 13.Td1 d4 [Los peones negros continúan con su lento pero constante avance, aunque en este momento, nada hace presagiar lo que acontecerá]

 

14.c4 [Esta jugada sí que se puede calificar de auténtico error, pues deja el camino libre al peón de dama negro]

 

14…Db6 15.Ac2 [Si ahora 15… Dxb2, 16.Axh7+ ganando la dama, pero desde luego, que no es el propósito de McDonnell engañar a Labourdonnais con esta infantil trampa, sino hacerse fuerte en las casillas blancas y así, dificultar el avance de los ya molestos peones]

 

15…Ab7 16.Cd2 [McDonnell se aferra al control de las casillas blancas d3 y e4 y tiende una pequeña trampa a su rival]

 

16…Tae8 [Ahora, si Labourdonnais captura el peón con]

 

[16…Dxb2  sigue  17.Dd3 amenazando mate  17…g6 (17…e4 18.Cxe4) seguido de  18.Tab1]

 

17.Ce4 Ad8 [Labourdonnais mantiene la pareja de alfiles y prepara el avance de otro peón ]

 

18.c5 [Intentando justificar de alguna manera el prematuro avance este peón]

 

18…Dc6 19.f3 [Por fin, McDonnell estable el deseado bloqueo]

 

19…Ae7 [Previene un posible salto del caballo blanco a la casilla d6]

 

20.Tac1 [Parece que una vez echado el cerrojo en el centro, McDonnell aspira ahora a cierto contra juego en el flanco de dama, dada su superioridad de peones -3 contra 1–, pero…]

 

20…f5 [«El comienzo del fin; los alfiles disparan a distancia y los peones irrumpen en el centro, lo que justifica la entrega de calidad» (Kasparov)]

 

21.Dc4+ [McDonnell acepta el sacrificio de material de su rival, pero es que quizás tampoco tiene nada mejor]

 

21…Rh8 22.Aa4 Dh6 23.Axe8 fxe4 [«La marcha de la infantería se pone en marcha» (Kasparov)]

 

24.c6 exf3 [Precisión de cirujano; entre varias posibilidades, Labourdonnais, encuentra la mejor y ahora amenaza 25… De3+ con ataque de mate, por lo que el blanco no tiene tiempo para capturar el alfil]

 

25.Tc2 De3+ [Pedro ahora, Labourdonnais deja escapar la ventaja conseguida, si bien es cierto que la jugada que conducía a la victoria, era realmente difícil de encontrar, pues consistía en entregar el alfil jugando 25… Aa6]

 

[25…Aa6 26.Dxa6 e4 y la amenaza 27… d3 crea múltiples amenazas]

 

26.Rh1 [¡Favor por favor! McDonnell debía haber cubierto el jaque con la torre, pero la verdad, es que la posición es endiabladamente complicada y de nuevo, el negro tiene posibilidades de ganar]

 

26…Ac8 27.Ad7 f2 [Bueno pues ya tenemos un peón en la fila 2; otro en la 4 y otro más en la 5, pero no se vayan que ¡el show sólo acaba de comenzar!]

 

28.Tf1 d3 [¡Viene otro!]

 

29.Tc3 Axd7 30.cxd7 e4 [¡Tararí, tararí! ]

 

31.Dc8 [No se puede aconsejar nada]

 

31…Ad8 32.Dc4 De1 33.Tc1 d2 [¿No se lo creían? ¡pues ya lo están viendo!]

 

34.Dc5 Tg8 35.Td1 e3 [Vooooy]

 

36.Dc3 Dxd1 37.Txd1 e2 [¡Ahí están! los tres magníficos alcanzan la meta y el blanco, decide acabar con este inferno] 0–1

  

Posición final

“Una de las posiciones más insólitas del siglo XIX” [Kasparov]

 

Desgraciadamente, poco después, ambos protagonistas fallecían prematuramente.

 

Luis Pérez Agustí

Juan Bohigues, coordinador del equipo, homenajes, obituarios y entrevistas.
Profesor del Master "Técnicas de Guionización" para la Universidad de Alcalá de Henares. Crítico de cine para "spaincinematogaphic". Autor de tres guiones para cine: "Hojas de la mañana", "La senda de los payasos" y "Pintando entre adoquines". Autor de un libro de viajes llamado "Muzungu". Trabaja en "365 international a project photo" junto a otros fotógrafos de otros países.   Luis Pérez. "Partidas que hicieron historia".
Profesor de Ajedrez Colegio Pi y Margall, Instituto Tirso de Molina, Colegio Rufino Blanco. Diploma Monitor Autonómico de Ajedrez. En 2014 juega la Previa de Madrid, quedando en primer lugar.   Mikel Menchero. "Ajedrez Social. La pedagogía aplicada al ajedrez".
Licenciado en administración y dirección de empresas.Tesorería para las sociedades Cepsa Perú. Elaboración de informes Dirección HBS Global y Cepsa Colombia.   René Mayer. "Problemas y entrenamiento". Es licenciado de la ESCP (Escuela Superior de Comercio de París) y en Filología inglesa (Complutense de Madrid).
Colaboró en la revista Jaque y se especializa en la publicación de libros en torno a la composición ajedrecística. Sobre finales artísticos: El cuadrado mágico (Jaque XXI, 1998). Problemas: Problemas para gente sin problemas (La Casa del Ajedrez, 2003), 222 problemas con solución para ajedrecistas sin solución (La Casa del ajedrez, 2008).   Jorge Castellanos. "¿Cómo mejorar tu juego?"
Licenciado en Psicología. Curso Internacional Psicogenética. Profesor Ajedrez Universidad Ciego de Ávila. Psicólogo Instituto nacional Deporte (INDER). Monitor de Ajedrez.   Salvador Palomino."Mejores jugadores de ajedrez". Licenciado en Educación. Actor, promotor y Gestor Cultural. Profesor de Ajedrez desde 1983. Periodismo cultural en radio y TV. Monitor de Ajedrez.