El amerizaje de Gagarin

0
280

 

 

Cuando la cápsula de la nave Vostok 1 de Gagarin consiguió reingresar en la atmósfera terrestre, comenzó a caer en picado sobre el continente africano. Primero vio los bosques del centro de África, después el desierto del Sahara, más tarde el frondoso valle del Nilo, para  seguir descendiendo sobre los países de Oriente medio. Por fin el Mar Negro, los Urales, la patria rusa, en casa. El tiempo de caída de la nave coincidió con el giro de la Tierra.

 

“Una vez que salió despedido de la cápsula de la Vostok 1, Gagarin aterrizó en paracaídas cerca del pueblo de Smelovka, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Engels. La campesina Anna Tajtárova, de una granja colectiva cercana y su nieta Rita, de seis años de edad, fueron las primeras personas en encontrar a Gagarin. Llevaba un extraño traje naranja y un casco blanco con unas grandes iniciales en rojo, CCCP (las siglas en ruso de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). «¿Vienes del espacio?», preguntó la anciana. «Ciertamente, sí», dijo el cosmonauta que, para calmar a la campesina, se apresuró a añadir: «Pero no se alarme, soy soviético.” (Wikipedia dixit.)

 

El astronauta ruso

Gabriel Faba. 2007

Dibujo con lápiz de punta de plomo,

sobre papel Fabriano de color hueso.

20 X 16 cms.