El árbol

0
143

 

EL ÁRBOL
Segundo martes del mes de noviembre de 2020
Quienes han muerto y morirán de peste
pueblan el árbol del conocimiento
como redondos frutos ofrecidos:
ayer lamento fueron, hoy son víveres
en la zurcida alforja de la vida.
Se alza el árbol en medio del secano,
frondoso de alma para nuestras almas,
para que descansemos este cuerpo
abatido de plagas y traiciones,
vacío de esperanza como tumba
que los profanadores desdeñaron.
Quienes han muerto y morirán de peste
aducen alma al alma de la acequia
que destrenza la vida arborecida.
Desfallecidos, al caer la tarde,
a la sombra del alma conversemos
antes de proseguir hacia la aurora,
esa aurora que somos y buscamos.
Tenderemos el cuerpo al pie del alma
como una alfombra de oración se extiende
bajo el único árbol del desierto.

 

Gonzalo Sánchez-Terán

 

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorConversación ANIDAR con Iván Darío Quiñones (Colombia)
Artículo siguienteLos cortes mediáticos al trumpismo
Gonzalo Sánchez-Terán
Gonzalo Sánchez-Terán ha trabajado desde 2002 implementado proyectos de emergencia en campos de refugiados y desplazados internos en Guinea Conakry, Liberia, Costa de Marfil, República Centroafricana, la región de Dar Sila, en la frontera entre Chad y Darfur, y la frontera entre Etiopía y Somalia. En 2001 publicó el poemario, Desvivirse (ed. Visor), y en 2008, junto al periodista Alfonso Armada, el epistolario, El Silencio de Dios y otras metaforas. Una correspondencia entre África y Nueva York (ed. Trotta).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí