El arte de fumar cenizas

0
262

 

A Natascha Stellmach (Australia, 1970) le gusta jugar con los tabúes. Por eso hace malabarismos con el mito de Kurt Cobain. En 2008 intentó fumarse un porro que contenía hachís y las cenizas de lo que quedaba de Cobain. Sacrilegio o traición, locura o devoción, que cada cual juzgue como considere. Con este ritual, Stellmach  quería explorar los rituales de la conmemoración. No dio ninguna entrevista y en su lugar mandó un comunicado de prensa para 200 periodistas seleccionados, creando furor e indignación a la vez. Si fumarse de las cenizas fue el acto final, la exposición que presenta ahora, el Complete Burning Away, funciona como el epílogo necesario. En esta serie de obras, Stellmach cuestiona el hecho de que las celebridades se hayan convertido en una propiedad pública a la vez que critica el papel del artista, los medios de comunicación y el arte contemporáneo en la sociedad. La exposición está compuesta por diez obras que incluyen un vídeo íntimo, una pintura, textos, etcétera. Una variedad de soportes que pretenden lo imposible: entender un poco más el suicidio del mito que fue Kurt Cobain. O más que entenderlo, utilizar el “arte” para acercarse un poco más a lo inefable.

Cuándo: Hasta el 20 de octubre

Dónde:

La Trobe University Visual Arts Centre, Bendigo, Melbourne, Australia