El día después de ‘La noche de los teatros’

0
497

También hay bellas anécdotas que rescatar de ayer, como la que ocurrió en el Teatro María Guerrero, en que la compañía del montaje de Salvator Rosa, tras 3 días sin hacer la función por enfermedad de uno de los actores (Alfonso Vallejo), decidió no leer el manifiesto sino hablar de la situación que habían tenido esa semana. Nancho Novo, como portavoz, asimiló la compañía de teatro a una familia, durante el tiempo que dura un montaje en cartel. En nombre de todos los actores agradeció al público su asistencia y recordó a Alfonso, miembro de la familia que ese día faltaba, porque estaba haciendo una representación en la UCI de un hospital. 

 

El día después

 

Ayer, DÍA MUNDIAL DEL TEATRO,  reflexionamos sobre el acontecimiento en nuestro mensaje para el DÍA MUNDIAL DEL TEATRO, que si no has leído puedes hacerlo aquí. Hace justo un año publicamos el Manifiesto del día después (al Día Mundial del Teatro) – se puede leer pulsando aquí–  que hoy, 28 de marzo, vuelve a estar de actualidad.

 

De la jornada de ayer hemos tenido varios pensamientos, algunos más disparatados que otros. Como muchos sabrán, la Comunidad de Madrid lleva organizando desde hace algunos años un evento bajo el nombre de La noche de los teatros. Al hojear el desplegable que editaron comprobamos que se les olvidó dejar constancia de por qué se celebraba precisamente esa tarde-noche, la del 27 de marzo, Día Mundial del Teatro. Ocultaban este dato, tal vez por error o tal vez voluntariamente, o tal vez porque ni siquiera daban importancia a que desde 1961 se lleva celebrando en el ámbito internacional el Día mundial del teatro. Hemos leído en los medios que la Comunidad de Madrid es la única región europea en rendir tributo el 27 de marzo a las artes escénicas, en artículos que tampoco nombran en ningún momento el Día Mundial del Teatro. Y eso nos parece un tanto feo, por parte de la Comunidad de Madrid (que tal vez tampoco lo menciona en sus notas de prensa), y por parte de los que redactan las noticias.

 

Los medios de comunicación cubrieron ayer La noche de los teatros. En un titular de un diario se podía leer: «Pagar la mitad un día al año». Nos ha llegado información de un teatro concreto en que la taquillera tuvo que enfrentarse con un espectador que protestaba porque le parecía caro el precio que le cobraba, ya que las entradas debían estar al 50%, que lo había leído «en muchos sitios». Para que La noche de los teatros tenga más éxito, la organización le pide a los teatros una rebaja en el precio de la entrada de hasta el 50%, a cambio de nada o casi nada. En el teatro de nuetra taquillera, el precio estaba rebajado respecto al de otros días, pero no al 50%, porque cada teatro puede poner el precio que considere adecuado. Los teatros dependientes de la Comunidad de Madrid pueden llegar a rebajar hasta el 50 %, otras salas tal vez no. La diferencia de precio entre el precio normal de la entrada y el precio rebajado no es abonada por La noche de los teatros. Eso le tuvo que explicar la taquillera al espectador indignado (indignado con el teatro y no con la Comunidad de Madrid).

 

Bien, no es cierto que la petición de rebaja sea a cambio de nada, lo que sucede es que la contraprestación que La noche de los teatros ofrece es casi imperceptible. Se trata de publicidad (una foto robada de luna que sale en el buscador de google, con un pegote rosa encima) y de cobertura en los medios. Pero la publicidad es muy general y la cobertura es relativa, porque está demostrado que los medios de comunicación desgraciadamente se ven ante la necesidad de hablar, de entre los 110 espacios (o 65 según otro periódico) que se suman a la iniciativa, de aquel en cuya obra sale la señorita Díaz Aroca o similar…

 

Bueno, pasaron también más cosas anoche. Hubo varias actividades gratuitas en muchos lugares, que permitieron que el público no fuera a la sala de nuestra taquillera (hemos de decirlo, sí, se trata de una sala imaginaria, pero podría haber sido un caso real). Un diario dio su noticia en Internet repartida en 11 puntos, y el primero de ellos es la muestra gratuita de un ensayo abierto que Juan Carlos Pérez de la Fuente ofreció de la obra que estrenará dentro de un mes en el Matadero; los siguientes 10 puntos de este diario son menos consultados, obviamente, en este tipo de listas se suele leer el primero y poco más… El periodista ha decidido que éste es el primero. Se trata de una producción del Teatro Español dirigida por su director (el del Teatro Español) y, según me dijeron también salieron imágenes en el televisión. Es decir, el montaje que cuando se vaya a estrenar saldrá en televisión, por todos los apoyos que tiene, cuando es noticia La noche de los teatros, también sale en televisión, y también sale en el punto número uno de un importante diario en su versión web.

 

Finalicemos con una bella anécdota que rescatamos de ayer, la que ocurrió en el Teatro María Guerrero, en que la compañía del montaje de Salvator Rosa, tras 3 días sin hacer la función por enfermedad de uno de los actores (Alfonso Vallejo), decidió no leer el manifiesto sino hablar de la situación por la que habían pasado esa semana. Nancho Novo, como portavoz, asimiló la compañía de teatro a una familia, durante el tiempo que dura un montaje en cartel. En nombre de todos los actores agradeció al público su asistencia y recordó a Alfonso, miembro de la familia que ese día faltaba, porque estaba haciendo una representación en la UCI de un hospital. Una testigo de excepción de ese momento, la señorita Valero, cita textualmente a Nancho: «Porque éste es el único trabajo en el que si uno no va, es porque no se tiene en pie, y en el que a veces se hace caso omiso de las dolencias para poder continuar con las funciones». Nancho Novo también dijo que toda la ilusión y esfuerzo de todo el equipo técnico y artístico está dirigido para dar satisfacción al público,  que es lo más importante, y que sin público no existirían. Anoche se estrenó José Luis Patiño en el papel que hasta la semana pasada interpretaba Alfonso Vallejo en Salvator Rosa, y según la señorita Valero, bordó su trabajo.

 

@nico_guau

El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.