El extraño caso de Martin Kippenberger

0
352

 

El caso de Martin Kippenberger (Dortmund, 1953-Viena, 1997) es un ejemplo de cómo el arte más original puede nacer de una eterna broma. Así nos lo transmite una retrospectiva de obligado cumplimiento que, hasta el 18 de agosto, alberga el museo de arte contemporáneo Hamburger Bahnhof de Berlín, donde sus propias palabras, como muchos de sus actos creativos, revelan hoy una capacidad premonitoria y una inteligencia sin igual. Según el propio Kippenberger, el arte se aprecia sólo en retrospectiva, pasados veinte años desde la obra del artista. Él afirmó: “Mi trabajo consiste en que, para entonces, la gente diga que Kippenberger fue divertidísimo”. Para constatar la verdad de esta frase, reírse de lo divertidísimo de su arte y admirar esa genialidad única, Kippenberger vuelve al Berlín que atestiguó en tan solo tres años (de 1978 a 1981) el desarrollo de una carrera meteórica.  

Cuándo: Hasta el 18 de agosto

Dónde:

Museo de Arte Contemporáneo Hamburger Banhof, Berlín