El lenguaje millennial

0
1279

El lenguaje es uno de los elementos que definen a las poblaciones y zonas geográficas. Este vehículo, que a lo largo de los años ha ido transportando escritos y conversaciones, ha sufrido muchas mutaciones que nos llevan a la lengua que a día de hoy utilizamos y que la RAE cuida.

Por suerte para unos y desgracia para otros la evolución ha evitado que actualmente hablemos como en el Cantar del mio Cid. Y sí, me atrevo a decir para desgracia, ya que es comprensible que haya gente que prefiera hablar con frases como “en buena hora ceñisteis espada”, como recoge el escrito sobre el mito burgalés, en lugar de que la RAE admita la palabra almóndiga.

El lenguaje está en constante cambio y por ello no es de extrañar que la generación millennial haya creado sus propias palabras. El otro día leí en redes sociales que a los miembros de esta generación a la que pertenezco “no se les entiende cuando hablan”. Reconozco que hay palabras que son difíciles de entender para la gente que no está sumida en el argot, igualmente admito que a veces es imposible saber de dónde procede una palabra, pero, por extraño que parezca, sabemos utilizarlas y, como si de un dogma se tratara, damos un significado sin hacer preguntas.

Para los que puedan sentirse perdidos en el lengua millennial he decidido elaborar una lista de las palabras que hoy en día se escuchan y no se entienden. Antes de nada he de reconocer que he tenido que pedir ayuda y que alguno de mis contemporáneos me han dicho “no sé qué significa la palabra, pero sé usarla”.

Hater: Se dice de una persona que simplemente se dedica a odiar y criticar absolutamente todo. Esta acción se ha convertido en algo cotidiano en su vida y le encanta llevar la contraria a la humanidad.

Crush: Existen dos corrientes –entre las personas a las que he consultado- sobre el significado de esta palabra. Adaptándolo  a un lenguaje que todo el mundo que hable castellano pueda entender, para unos es un flechazo y para otros un amor platónico.

Stalkear: Lo que hace 50 años se consideraría cotillear. Realmente el concepto tiene una pequeña variante ya que este seguimiento de la vida de la gente se realiza a través de redes sociales e Internet. Un cotilleo silencioso vamos.

Influencer: Personas con muchos seguidores en redes sociales que, por lo general, muestra su vida a través de un smartphone las 24 horas del día los 7 días a la semana. De paso, aprovechando su gran público, realizan anuncios de productos o experiencias.

Yass: No es más que una forma absurda de prolongar el ‘yes’ y que los influencers han puesto de moda.

Yolo: es un acrónimo de ‘You Only Live Once’ (solo se vive una vez) y se emplea con la intención de invitar a la gente a hacer cosas sin miedo.  También puede ser una forma de retar a alguien.

Salseo: Lo que en su día no era más que cotilleo de patio de vecinos ha tomado este nombre, de nuevo, gracias a los influencers. La propia RAE define salsear como la acción de entrometerse en todo.

NTR: Se empela más en el lenguaje escrito que en hablado, es el acrónimo de «no te rayes», que puede significar desde “no te preocupes” hasta “déjame en paz”.

Bae: Para los adolescentes es un apelativo cariñoso que procede del “Before anyone else» (antes que nadie).

Hype: Se utiliza para resaltar el interés que generan determinadas historias con mucho seguimiento. Es un anglicismo que significa expectación o revuelo.

Espero que este pequeño diccionario millennial sirva de ayuda. Para los más puristas de esta generación diré que la mayoría de definiciones han sido consensuadas con varias personas de nuestra generación y si difieren en su pensamiento, su definición también será correcta si la gente de su alrededor lo entiende, es lo que tienen las palabras inventadas.

Fran Sánchez Becerril. Mérida, 1994. Periodista y medio jurista. Medio extremeño y medio cántabro. Este blog podría haberse llamado "Soy millennial y me jode", esa generación a la que pertenezco acusada de no querer comprar coches, ni viviendas, ni coger vacaciones y un largo etcétera de despropósitos. Bajo este nombre de cohorte "boicoteador" del sistema se camufla la precariedad a la que estamos sometidos, reflejo de la época que nos ha tocado vivir a los jóvenes de hoy en día. Este blog servirá de análisis y reflexión de la actualidad que rodea a la realidad de los millennials.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí