El más humilde de los verbos

1
535

 

………..EL MÁS HUMILDE DE LOS VERBOS
                                             Primer viernes del mes de abril
Quién nos iba a decir que el paraíso
era caminar juntos por las calles,
entre personas que ni conocemos
ni tememos, despacio, libremente,
y poder ejercer las profesiones
y acariciar la faz de nuestros padres.
Quién nos iba a decir, a nuestra especie,
que la felicidad era estar cerca.
A nosotros que tanto trabajamos
para diferenciarnos de los otros,
que con esfuerzo tanto proferimos
(ser distintos, ser únicos) distancias,
quién nos iba a decir que el alborozo
moraba en el más simple, el más humilde
de los verbos: juntarse.
Quizá tan solo ahora comprendamos
que la consecución azul del ave
no era cumplir la ruta migratoria
sino el vuelo en bandadas.
                              Gonzalo Sánchez-Terán

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorCOVID-19: Por qué no es una guerra y sí el fin de un mundo
Artículo siguienteVentanas
Gonzalo Sánchez-Terán
Gonzalo Sánchez-Terán ha trabajado desde 2002 implementado proyectos de emergencia en campos de refugiados y desplazados internos en Guinea Conakry, Liberia, Costa de Marfil, República Centroafricana, la región de Dar Sila, en la frontera entre Chad y Darfur, y la frontera entre Etiopía y Somalia.En 2001 publicó el poemario, Desvivirse (ed. Visor); en 2008, junto al periodista Alfonso Armada, el epistolario, El Silencio de Dios y otras metáforas. Una correspondencia entre África y Nueva York (ed. Trotta); y en 2020, Si esto sirviera para hablar del río. Diario poético del año de la pandemia (ed. Franz).

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí