El rock vuelve a Kabul

0
197

 

Rock en Kabul

 

Por estas fechas, se cumple un año desde que empecé a escribir este blog y, para celebrar este acontecimiento, nada mejor que hablar del más grande de los géneros musicales.

 

Desde la muerte de Elvis, el 16 de agosto de 1977, estamos a vueltas con el debate sobre la muerte del rock que, lejos de zanjarse, permanece abierto, encendido y establecido en términos maniqueos: sí o no.

 

Algo muere cuando desaparece. No creo que los géneros mueran. Evolucionan. Dejan de ser una cosa para convertirse en otra.

 

En occidente, el rock forma parte de la información genética de las personas. Si alguien quiere tocar la guitarra, empieza haciendo Rock and Roll de una manera natural. Los primeros pasos de cualquier banda primeriza, están marcados por el rock. La experiencia, los nuevos retos, la investigación nos lleva a explorar nuevos caminos, pero la mayoría parten del mismo punto. Otra cosa es preguntarse si ha evolucionado o no el rock, a lo que yo respondo; ¿necesita evolucionar? Pues así podemos pasarnos otros cuarenta y tantos años sin llegar a ninguna conclusión.

 

Que no se ofendan los entusiastas del jazz, el pop, la música electrónica, la clásica o cualquier otra. No pretendo iniciar un debate sobre qué género es mejor porque va en gustos, tan sólo pretendo hablar del rock como el gran género musical globalizador.

 

No sólo el rock no ha muerto, sino que se ha convertido en un hecho que trasciende a la música. Se ha convertido en uno de los indicadores que verifican que las cosas están en su sitio. Así al menos lo entendí esta semana mientras veía el telediario de las 8 de la mañana en la primera de Televisión Española. El titular decía algo así: Primer concierto de rock desde hace treinta años en Afganistán. No es que no haya habido música en este país hasta esta semana, es que los talibanes prohibieron algunas melodías por considerarlas profanas.

 

La lucha continúa contra numerosos focos talibanes y la situación política es compleja y confusa. No ha sido la caída del gobierno talibán a finales de 2001 ni la instauración por la comunidad internacional del gobierno de Hamid Karzai lo que ha hecho sospechar que las cosas están empezando a estar en su sitio, sino un acorde de rock.

 

@Estivigon

Nacido en Madrid en septiembre de 1962. A mí y a mi entorno, cada vez nos cuesta más definir a qué me dedico. Periodista de carrera durante quince años en la editorial GyJ, guionista de cine y teatro, productor de contenidos audiovisuales para museos y centros de interpretación, community manager en BMG Rights España, gestionando la identidad digital de un puñado de artistas, y músico. Aunque esto último me queda un poco grande; me considero un aficionado, pero, para bien y para mal, llevo veinte años metido de lleno en esta vorágine en donde me conocen más como Estivi. Discos grabados, conciertos, giras, noches… y muchos amigos.