El sexo, las películas y Cuenca

7
335

 

Han corrido ríos y ríos de tinta sobre la nociva influencia del porno en el sexo: que si no es real, que si vende una visión exclusivamente genital del sexo, que si es machista… No seré yo quien se convierta en una abanderada del cine X como material instructivo en la cama pero vamos, que el resto de géneros cinematográficos tampoco ha sido beneficioso ni para las relaciones sexuales ni para el amor. Cojan sino ustedes, queridos lectores/as (si es que la puñetera crisis les deja tiempo para leer este blog) el cine de Hollywood… Dios, anda que no han hecho daño las películas y las comedias románticas a las parejas del mundo entero. Si se les tendría que poner una demanda, hombre, así, contra toda la industria… Recuerdo una peli que me recomendó una amiga, creo que era Plan B, de Jennifer López. La tipa, a quien se le pasaba el arroz y quería tener un hijo, se inseminaba y ese mismo día conocía al hombre ideal. Ya sólo la expresión de “hombre ideal” me genera ganas de potar. Puaaaajjjj. Y ahí le veías a él: más bueno que el pan, inteligente, sensible, empático.. Vamos, una cosa que no existe. El sujeto la invitaba a cenar y alquilaba un invernadero sólo para ellos dos, que decoraba, enterito, con velas. Mi amiga me confesó que incluso lloró al ver esta escena, que hay que ser moña coño para llorar con esto, joder, a mi también se me saltaban las lágrimas, pero de la risa… Venga coño, que estas cosas hacen mucho daño a la psique femenina: a ver, os lo voy a decir muy clarito. ESTE TIPO DE HOMBRES NO EXISTE, ES UNA PELÍCULA, NO ES REAL ES COMO LO DE ET, NO ES VER DAD. ¿Vale? Que luego nos pasamos la vida buscando un maromo así y a lo más que nos van a invitar es a una hamburguesa en el Burger King y lo más tierno que nos van a decir es “cómeme la polla a lo Peter Pan, o sea, hasta la Campanilla”, frase evocadora que Santiago Segura dice en la última entrega de Torrente 4 y con la que me perseguía por el pasillo de mi casa el otro día mi amante.

 

En las pelis los tíos les piden matrimonio, de rodillas en el suelo, con anillos de diamantes (ellas, tan superficiales, ni siquiera se plantean de dónde vienen semejantes pedruscos).En la vida real te proponen boda por mail, como me pasó a mi con el lelo de Joaquín (hola majo).

 

Pues eso, que el séptimo arte será todo un arte, pero en la cama no ayuda. Y tampoco la tecnología, tengo que decirlo, que la otra noche mi amante, que es un fanático de los teléfonos móviles y se pasa el día Whatsapp para arriba Whatsapa para abajo, me saca el iPhone en mitad del coito y me dice que se ha descargado una nueva aplicación para saber si me está poniendo mirando a Cuenca. Porque, vamos a ver, queridos todos/as: ¿cuántas veces habéis presumido de poner a vuestra pareja mirando a Cuenca y en realidad la estabais poniendo en dirección a Ceuta? ¿Y si era en dirección a la Meca…? Pos fíjate. Que vivimos engañados y eso no puede ser, hay que ser científico, empírico, basarse en la verdad… Pues ahora con esta aplicación súper útil, no me diréis que no, podréis saberlo a ciencia cierta, sin lugar a dudas vaya. “Ahora sí, amorcito, ahora la brújula me indica las casas colgantes…”.

Tócate los cojones Mariloli, pensé mientras me lo decía, yo allí desnudita, corata que dirían en Las Hurdes, y él con su miembro erecto y el iPhone en la mano. Hemos pasado de la dulzura de las primeras semanas a hablar del HK7, aunque no sé yo si la elección de este producto es la acertada, considerando lo subidito de tono que es su último anuncio…

¿Sabéis lo que hice? Agarré el iPhone y el dildo y le dije: “Ponte aquí que para Cuenca vas a mirar tú”. Geografías a mi, no me jodas.  

Y votadme en los Premos Bitácoras  por favor, que regalan un viaje… eso es, ¡a Cuenca!

 

 

 

 

Vengo de París, como casi todos los niños, y me he pasado la vida entre Francia y España (aunque me defino extremeña). Empecé escribiendo de economía en Capital pero tras ocho años en los mercados bursátiles, y demostrando ser de perfil arriesgado, me hice freelance. He colaborado con los principales medios de este país y escrito varios libros de sexo, el último, "Hola, sexo: anatomía de las citas online (Arcopress)". Este blog es a consumir sin moderación pero ¡tampoco te lo creas todo!

7 COMENTARIOS

  1. ¡estoy totalmente de acuerdo

    ¡estoy totalmente de acuerdo contigo! pero lo que mas me calienta, no es la imagen de príncipe ideal que se extereotipa, sino la de niña buena, inteligente y preciosa a la que nunca han sabido apreciar y de repente es rescatada por el más buenorro y deseado de todos.

    yo admiro a esas tias q nunca dicen te quiero, quiza porque me repugna que un tío me lo diga a mi y me regale una rosa. nosé, puedo entender que te guste el detalle pero para eso mejor una caja de bombones que para eso están cojonudos.

    Hay que quitarse ya la tendencia a ser dulces y frágiles (COÑO)

    que no digo que esté mal, pero de seguir asi simpre estaremos destinadas a sufrir.

    y entrando al trapo.. no creo que el porno sea machista.creo que a nosotras nos seducen más otras cosas..simplemente,no somos su publico.

    • totalmente de acuerdo

      totalmente de acuerdo contigo, yo creo que sin caer en el otro extremo, ya está bien de que piensen que por el hecho de ser mujeres tenemos que ser dulces… que está bien la dulzura, no digo que no, pero que también pueden serlo ellos, no? y lo de niña buena,ya no digamos,yo siempre defiendo lo de «las niñas buenas van al cielo, las malas a todas partes!!

  2. MURCIA
    conocía la

    MURCIA

    conocía la expresión/postura «mirando a Murcia» que además está alineada con la Meca (para los musulmanes), pero ¿a Cuenca?

    en cualquier caso, ahora, con lo del Juez de Murcia y la aceptación de «zorra» como sinónimo de astuta, a ver quién es el listo que trata de poner a una pibita mirando a Murcia 🙁

    va a ser que no

    • siii, es muy conocida y muy

      siii, es muy conocida y muy utilizada además… me parece que las sentencias de ese juez son bastante polémicas, no es la primera parece ser..

      • ¿a ti qué te vas más, Murcia

        ¿a ti qué te vas más, Murcia o Cuenca? descartando de momento La Meca, supongo…

Comments are closed.