El sonido del horror

0
198

 

No podemos olvidar aquello de lo que no queremos acordarnos, pero el horror de las dictaduras sigue vivo en la memoria de muchos. Por ello, el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de Chile ha abierto una página web que documenta el paisaje musical de las casas de tortura, campos de concentración y cárceles del Pinochet, que estará disponible al público, por primera vez, a partir del lanzamiento del archivo Cantos cautivos, a partir de hoy en el auditorio del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de Santiago de Chile. El objetivo del proyecto, que tiene como origen la investigación realizada por la musicóloga chilena Katia Chornik, académica de la Universidad de Mánchester, es conservar y promover el repertorio de canciones que se escribieron, cantaron y escucharon en recintos de detención política y tortura en Chile entre 1973 y 1990, así como las memorias sobre experiencias individuales y colectivas asociadas a dichas obras. En la web se pueden encontrar canciones escritas por los propios presos, como El Rey Negro. de Sergio Vesely, y en algunos casos grabados clandestinamente, y canciones cantadas como parte de celebraciones de Navidad. Como el proyecto compila canciones escritas, cantadas y escuchadas en prisión política y sobre todo las historias detrás de estas, es a su vez, un espacio que busca crecer a través de la inclusión de información, canciones y sobre todo de testimonios de quienes quieran compartir su experiencia, incorporándolas en esta web. En la web Cantos cautivos se puede encontrar en cada entrada un relato, la letra y audio de la canción.

Cuándo: Desde el 8 de enero

Dónde:

Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, Santiago de Chile