El Teatro Guindalera abre el telón a ‘Duet For One’: 10 años con ansias de vivir

0
794

¿Qué sucede cuando pierdes aquello que ama, cuando enfermas, cuando te amputan un trozo de tu ser de la noche a la mañana? Si te encanta bailar pero te queda sin piernas. ¿Cuáles son tus nuevas muletas? Si tu afición es la escritura pero una ceguera se lleva consigo tus libros y todos tus papeles escritos. ¿Cuáles son tus nuevas gafas?

 

¿Qué sucede cuando pierdes aquello que ama, cuando enfermas, cuando te amputan un trozo de tu ser de la noche a la mañana? Si te encanta bailar pero te dejan sin piernas. ¿Cuáles son tus nuevas muletas? Si tu afición es la escritura pero una ceguera se lleva consigo tus libros y todos tus papeles escritos. ¿Cuáles son tus nuevas gafas? Imagínate por un momento que tu vida residiera en un teatro pero una maldita crisis te obligara a cerrar. ¿Dónde ubicarías el nuevo escenario? Duet for one conmemora la existencia durante 10 años de un teatro familiar, el teatro Guindalera, que también tiene que luchar por sobrevivir en el Madrid de una España política y económicamente decadente pero rebosante de cultura y arte.

 

 

Duet for one es la historia de Stephanie Abraham, una reconocida violonchelista, que ve interrumpida una brillante carrera profesional a causa de la esclerósis múltiple, una enfermedad que le arrebata su única pasión, el violonchelo. Una obra teatral que está basada en la biografía de una niña prodigio llamada Jacqueline Du Pre, hija de otra artista Iris Du Pre, que a los 12 años realiza su primer concierto en la BBC de Londres. Su imparable carrera musical la llevaría a conocer al importante pianista y director de orquesta Daniel Barenboim con el que se casaría en el año 1967. En el año 1971, la capacidad de Du Pre merma de manera irreversible como consecuencia de los primeras síntomas de su enfermedad degenerativa y a la edad de 28 años, en 1973, tiene que retirarse. A partir de ahí, comienza su propia lucha por la vida, observando su propio deterioro físico y haciendo frente a su propia muerte.

 

Duet for one, de Tom Kempinski, es una obra de teatro que concentra su hilo argumental en los monólogos de la joven artista guiados por las preguntas y las reflexiones elaboradas de su terapeuta y psiquiatra, el doctor Feldman que aborda con seriedad y valentía la depresión en la que está sumida la violonchelista y quien, en un momento de la obra, le dice: ‘Si tu manzana preferida se pudre, tendrás que buscar nuevas manzanas que te sirvan de alimento’. Como si fuera el mismo Teatro Guindalera quien te hablara, que un siglo después de El Jardín de los Cerezos de Chéjov (1904), transformaron las cerezas en guindas y que, para seguir repartiendo guindas, han comenzado a fomentar el micromecenazgo entre sus espectadores este año.

 

Duet for one

 

Dos personajes en el escenario de un teatro, discreto pero que rezuma gallardía, fuerza y pureza, un tesoro teatral protagonizado por un padre y una hija, Juan y María Pastor. Juan Pastor, actor y director, que entre otros muchos galardones, recibió el galardón de la Asociacón de Dirección de Escenas de España (ADE) en el año 2012 por su puesta en escena de la obra El Juego de Yalta. Y María Pastor, su hija, que con energía y aplomo deslumbra al espectador al encarar los agudos monólogos de una violonchelista deprimida, teniendo en cuenta que esta actriz tiene la capacidad versátil de representar todo tipo de papeles, entre ellos, a una ludópata en El Café de Fassbinder la pasada primavera.

 

Duet for one se estrena el próximo 9 de octubre en este teatro intimista que recomendamos conocer a todos aquellos que aún no lo conozcan pero que tengan devoción por las artes escénicas en Madrid, ubicado en la estrecha calle Martínez Izquierdo número 20, y revisitar a aquellos que lo conozcan para celebrar su décimo aniversario. El precio de la entrada ronda desde los 16 a los 12 euros. La sala es pequeña pero acogedora, el escenario austero pero concentrado y sus dueños se convierten en sus protagonistas. ¡Mucha mierda, amigos!

 

* Fotografías proporcionadas por el Teatro Guindalera

Fátima Margu nace en la antigua Emérita Augusta (Mérida, Extremadura) un caluroso verano de 1981. Ha trabajado como profesora de Universidad, periodista e investigadora. Aficionada a Internet y eterna alumna con una única vocación: cuestionarse qué está pasando para procurar llegar a la Verdad de las cosas. Alma viajera, siempre con la intención de hacer extraordinario aquello que para muchos pasaría desapercibido porque no se pararon a observar la belleza o el trasfondo que una instantánea puede condensar.