El viaje culinario de Hannah Collins

0
242

 

«Tras mantener varias conversaciones con el fundador de El Bulli sobre la importancia de encontrar los ingredientes precisos de máxima calidad», se lee en la hoja promocional de «the fragile feast», la fotógrafa Hannah Collins (Londres, 1956) «se embarcó en un viaje por Europa, América Latina y Japón para fotografiar treinta de esos ingredientes que son piezas escogidas en la cocina de Ferran Adrià. Memoria y entorno son las claves para apreciar las creaciones de este chef, tal y como se aprecia en las imágenes resultantes del viaje culinario de Collins. Las fotografías revelan el lugar de origen, proceso de transformación y la preparación en cocina de cada uno de los ingredientes, la mayor parte de los cuales son producidos en el seno de pequeñas empresas familiares. La fotógrafa ha retratado las anémonas gaditanas, el kuzu japonés, la miel de abejas nómadas cultivada en Italia o los pinos pirenaicos, entre otras materias primas, para reflejar el proceso de producción de 35 platos del reconocido chef catalán. Estas delicias locales entran así a formar parte de un lenguaje culinario muy amplio. ‘Siempre que se analiza un plato, un estilo, nos fijamos en la composición, en las técnicas, incluso en el acierto en la combinación de productos, pero pocas veces se piensa en que cada producto que uno está comiendo posee una historia detrás’, explica Ferrán Adrià al describir la labor fotográfica de Collins. ‘Y esto es lo que ha hecho Hannah, retratar la trastienda de cada uno de estos ingredientes, tirar del hilo hasta el origen de una serie de productos emblemáticos, cada uno de los cuales implica un territorio, unas personas que lo trabajan desde hace tiempo, a menudo siguiendo unas técnicas y unos procedimientos ancestrales’, destaca el cocinero».

Cuándo: Hasta el 4 de febrero

Dónde: Ivorypress Art + Books, Madrid