Entrevista con Uriel Espitia: pedagogía hospitalaria e infancia

0
78

Un país es tan fuerte como el más débil de sus ciudadanos. La pedagogía hospitalaria trabaja con la infancia enferma de larga duración. El Estado tiene la obligación de velar por el bienestar de todos sus niños, sin exclusiones ni excusas.

Entrevista realizada el 6 de septiembre de 2016 en Bogotá, Colombia.

 

Uriel Ignacio Espitia Vásquez es uno de los mejores especialistas de Colombia en pedagogía hospitalaria. Desde la Fundación Universitaria Monserrate investiga y pone en marcha procesos educativos para la infancia con enfermedades de larga duración o crónicas.

 

Estos niños suelen estar ingresados en hospitales o residir en sus hogares familiares. En general no siguen cursos escolares porque no pueden. Los procesos educativos son buenos para ellos, por eso hay que ayudarles a que los vivan.

 

¿Cómo deben ser esos procesos educativos? ¿Escolarizantes para que los niños no pierdan su ciclo de cursos y niveles académicos, sigan los currículums, etc? ¿O sin voluntad escolarizante y sí como forma de autosuperación a través del juego, retos que los estimulen, despierten y unan a los seres que los rodean y pares con los que se identifican?

 

La pedagogía hospitalaria en el mundo sigue ambas líneas de trabajo. Uriel Espitia sigue la segunda línea. Considera el hospital una institución disciplinaria, como los colegios (siguiendo los textos de Michel Foucault). ¿Qué sentido tiene, plantea Uriel, meter los métodos de una institución disciplinaria como el colegio dentro de otra institución disciplinaria como los hospitales? Ninguna, responde.

 

En el fondo su trabajo es una investigación sobre los principios de la educación en la infancia. Trabaja con una población no estandarizada y usualmente acompañada de adultos en contextos hospitalarios. La palabra “hospital” proviene de “hopitalidad”, cuyo antónimo podría ser “hostilidad”. La hospitalidad es una construcción cultural, un concepto de la tribu para acoger al extraño. ¿Somos los adultos verdaderamente hospitalarios con la infancia?

 

Uriel propone siempre pedagogía por proyectos. Los niños y adultos implicados se adaptan a los espacios dados del centro hospitalario para alcanzar los objetivos. Si hubiera un “aula hospitalaria” también se usaría, pero lo fundamental es jugar con los pasillos, cafetería, escaleras, televisores instalados… usar los recursos con imaginación. Necesitamos profesores capaces de inventar situaciones y salvar obstáculos aprovechando al máximo lo que hay a mano. Los niños exigen adultos con iniciativa y buena formación para que los orienten en su lucha diaria por sanar, multiplicando los espacios con las acciones.

 

El profesor Espitia enumera algunos de los retos de la pedagogía hospitalaria en Colombia:

 

+ Buena formación de los profesores con actualizaciones y seguimiento.

+ Procesos de conocimiento a través de la investigación.

+ Sistematizar la labor.

+ Trabajar más con el equipo sanitario del hospital. Las enfermeras son un recurso inagotable para el niño.

+ Articular las experiencias similares, como el congreso que se hizo en Colombia en 2015.

+ La política pública es la única que puede asegurar el marco y recursos para una buena pedagogía hospitalaria.

 

 

Conferencia Inaugural: Apuntes históricos sobre la construcción del campo de la pedagogía hospitalariaundación Universitaria Monserrate  del profesor Espitia para el I Congreso Nacional de Pedagogía Hospitalaria de Colombia 2015.

 


ur_01

Animación y promoción de la lectura para la expresión de emociones mediante la literatura infantil (libros ilustrados y libros-álbum). (Servicio de Oncohematalogía del edificio de Consulta Externa del HOMI)


ur_02

Luisa inventa una “máquina para ver el miedo de los otros”, luego de escuchar la lectura del cuento Franklin va al hospital (Servicio de Oncohematalogía del edificio de Consulta Externa del HOMI)

 

ur_22

Catherine proyecta con la linterna de su celular sus “miedos contados con sombras”, luego de escuchar la lectura del cuento Franklin va al hospital. (Servicio de Oncohematalogía del edificio de Consulta Externa del HOMI)

 

ur_04

Permanente transformación del pasillo del cuarto piso del edificio de Hospitalización del HOMI. Jamás ha sido un aula escolar, pero sí patios de juegos y deportes, área de ejercicios, danza y meditación, sala de cine, sala de exposiciones, salón de talleres, escenario artístico…

 

ur_05

El pasillo, un “no lugar” de dolor y sufrimiento anónimo, puede transformarse en un “lugar” de reconocimiento entrañable, si aprendemos a movilizar todas las fuerzas y potencias de las que somos capaces las personas.


ur_06

Después de leer el cuento Franklin va al hospital, Dana y su papá se dibujan mutuamente. Pondrán luego sobre esa representación, curas y pañitos de agua tibia, también le darán píldoras a la figura, para que se alienten las partes del cuerpo que se encuentran enfermas o adoloridas. (Pasillo del cuarto piso del edificio de Hospitalización del HOMI)

 

ur_08

Jornada de socialización del trabajo semestral desarrollado por las prácticas de la Fundación Universitaria Unimonserrate, la Fundación Manuela Beltrán y la Fundación Sanar, en la sala de espera del servicio de Oncohematología del edificio de Consulta Externa del HOMI.

 

ur_09

Los libros-álbum proponen un diálogo entre el texto y la ilustración para invitar al lector a construir el sentido. Suscitan lecturas complejas que permiten ejercitar las múltiples formas de mirar, explorar e interpretar el universo de las artes visuales. (Ludoteca del servicio de Consulta Externa del HOMI)


ur_10

Los niños realizan tres funciones muy importantes con la literatura infantil, reconocen a través de las imágenes, entendiendo la relación dibujo-realidad; identifican sentimientos a través de la expresividad de los personajes; y crean nuevos hechos a partir de sus experiencias, sentimientos e inquietudes. Carmen Bravo. “El libro ilustrado y su importancia en el fomento de la lectura”, Conferencia, 12 de agosto de 2009. (Ludoteca del servicio de Consulta Externa del HOMI)

 

ur_11

Para la creación, desarrollo y evaluación de las Acciones Pedagógicas Hospitalarias (ACPs), seguimos las actividades rectoras de la primera infancia y la educación inicial: juego, arte, literatura y exploración del medio, con el fin de fortalecer las potencialidades de expresión en los niños, niñas, jóvenes y sus familias. (Sala de espera del servicio de Oncohematología del edificio de Consulta Externa del HOMI)

 

ur_12

“Te quiero mucho, mucho, mucho amor, soy tu hija. Y nunca te olvidaré, con amor Michelle”. (Ludoteca del servicio de Consulta Externa del HOMI)

 

ur_13

Un desafío importante de la práctica educativa desarrollada en los hospitales, es la construcción y transformación de los ambientes y realidades que se viven en estos contextos, a través de diferentes estrategias de enseñanza y aprendizaje y con materiales diversos, usados imaginativamente. (Ludoteca del servicio de Consulta Externa del HOMI)

 

ur_07

El trabajo pedagógico menos visible, es el que tiene lugar en las habitaciones de los distintos servicios del hospital, es el más arduo porque exige una atención personalizada e interacción constante con las familias y cuidadores, y con el personal médico y de enfermería. (Habitación de Jonathan Stiven en el cuarto piso del edificio de Hospitalización del HOMI)

 

ur_15

En el cuento Los hermanos caballeros y su cachorro electrucky, creado colectivamente por cuatro niños participantes del taller para contar cuentos inventados, dos amigos buenos del Castillo Gato, prefieren tomar poción que los hace invisibles y no la que los vuelve malos… “Y fueron felices por siempre sin posiones de maldad”. (Mural expuesto en el pasillo del cuarto piso del servicio de Hospitalización del HOMI)


ur_16

Taller de creación de instrumentos musicales, cada niño o niña decide qué quiere hacer, se procura que los padres y madres no invaliden los intereses, capacidades y talentos de sus hijos, puesto que una de nuestras apuestas pedagógicas más importantes es su empoderamiento. (Servicio de Oncohematología del edificio de Hospitalización del HOMI)

 

ur_17

Taller de creación de instrumentos musicales.


ur_23

Después de haber leído el cuento: Yo te tengo a ti y tú me tienes a mí, los participantes del taller caminan por el pasillo del cuarto piso del edificio de Hospitalización del HOMI tratando de descifrar las pistas que les permitirán construir una enseñanza aprendida con el cuento. Diario de campo: “Al finalizar cada grupo compartió sus frases y sus comentarios sobre cómo se sintieron en la actividad y qué les gusto más. Miguel dijo: aprendí y comprendí que el tiempo que paso con mi familia es valioso”.


ur_24

La maestra de básica de este niño, que hoy viene a visitarlo al hospital, le relata el cuento Yo te tengo a ti y tú me tienes a mí en el lenguaje de señas. (Sala de espera del tercer piso del servicio de Hospitalización del HOMI)

 

ur_18

La utilización de material reciclado es una recursividad pedagógica constante puesto que son nuestros estudiantes quienes tienen que sufragar los gastos para el desarrollo de todas las planeaciones organizadas alrededor de la secuencia didáctica de las Acciones Pedagógicas Hospitalarias (ACPs).

 

ur_20

El libro-álbum, los masajes Shantala y las canciones de cuna, actúan como elemento mediador en los procesos de exteriorización de emociones en niños y niñas entre los 0-3 años. “Profe, no se lleve la música que el niño está más tranquilo, déjela un rato para cuando le hagan las nebulizaciones”. (Servicio de Lactantes del edificio de Hospitalización del HOMI)

 

ur_21

El acompañamiento docente de las prácticas en pedagogía hospitalaria en la Fundación HOMI con estudiantes de los Programas de Licenciatura en Educación Preescolar y Trabajo Social de la Unimonserrate, involucra un trabajo de inducción; planeación previa de actividades; realización de momentos de reflexión en el hospital; acciones conjunta en los distintos servicios; documentación y evaluación permanente de las Acciones Pedagógicas Hospitalarias (ACPs) desarrolladas y socialización de resultados en el hospital y en la Universidad.

 

 

Nota: el vídeo de la entrevista es de Jorge Raedó. Las fotos y sus textos pie de fotos son de Uriel Espitia y su equipo.

Print Friendly, PDF & Email