Feria campesina

3
314

 

 

Acaba de terminar en mi pueblo, Ouahigouya, la 15ª Feria Nacional de los Campesinos.

 

Tranquilos intentaré crónica resumida.

 

Duración: del 19 al 21 de abril, 2012-04-22

 

Lugar: Ouahigouya, mi pueblo. (Nótese que cuando estoy deprimido digo ‘mi pueblo’, y cuando estoy un poco aceitunero digo ‘mi ciudad’. El sitio de mi recreo, en todo caso)

 

Canción triste, pero bonita, ideal para levantarme los ánimos

 

Tema (aquí siempre hay un temita para cada cosa): Modernización y profesionalización de la Agricultura: roles y responsabilidades de los actores.

 

Programa:         Día 19: 09h, Apertura de la Feria. Stands de los expositores.

                         16h, Condecoración de los actores en la Plaza de la Nación

                         19h, Animaciones culturales

 

Día 20: Ceremonia oficial (en Goinré, unos kilómetros al norte de mi ciudad. Aquí no es que me haya animado, pero Goinré sí que es una aldea).

                        07h, Instalación de los campesinos

                       10h, Llegada de las autoridades, por orden, y del Presidente du Faso (llegaron más tarde, que se les debieron pegar los cruasanes)

                        Discursos y actuaciones

                         Traducción de los discursos en francés a las lenguas nacionales

                        Entrega de semillas, abono y equipamientos a los agricultores

 

A partir de aquí todo el programa oficial sufrió cambios, así que os pego cómo siguió, que cualquier parecido con lo programado fue pura coincidencia.

 

                         13h, Comida ‘au pied de terre’, ofrecida por el presidente du Faso

                         17h, Visita del presidente du Faso a los stands de la feria

 

                         Día 21: Encuentro del presidente du Faso con los campesinos

                         07h, Llegada de los campesinos

                         10h, Llegada del presidente (y eso que le pilla la mansión al lado)

                         Discursos y más discursos.

                         Cierre, ¡hala, con Dios!

 

Así que las Jornadas Nacionales de los Campesinos ya se han ido y nadie sabe cómo ha sido.

 

Entrega de medallas. El anciano de la izquierda quiso coger la suya de la bandeja sin esperar a que llegara el ministro de turno a ponérsela, como debe ser que estuvimos esperando 2 horas a que llegaran…

 

He recordado con nostalgia mi niñez y los años ’60 cuando mi padre nos llevaba a la Feria del Campo… ¡Ah, aquello sí que eran ferias…! Y en la Casa de Campo. Esto es otra cosa.

 

La verdad es que esperaba mucho del evento y más después de que la semana pasada vinieron un montón de Ministros, con el Primero de entre ellos a visitar mi biblioteca (en esto soy clavado a Paco Umbral, si no hablo de mi biblioteca para qué coño escribir aquí ;-), pero ha sido decepcionante. Emocionante, no. Decepcionante.

 

Nos pilló en España, pero Manierata lo llevó bastante bien

 

Por más esfuerzos y ayudas que nos ha prestado el gobernador de la Región del Norte, Boukaré Khalil Bara, que después de conocer la biblioteca y que lo estoy pagando todo con mi dinero hace todo lo que puede porque se reconozca mi aportación al desarrollo del país. Es un buen tipo y esto no abunda demasiado en el país de los hombres íntegros, menos entre los altos cargos.

 

Gracias a él vinieron a visitarnos, gracias a él nos concedieron 2 stands (todos los demás expositores sólo tenían 1) y en la sección ‘oficial’, me refiero a los primeros de la feria por donde iba a pasar el presidente y donde estaban todos los stands del Gobierno, administraciones…

 

       

Los stands la tarde anterior a la inauguración y el nuestro ya decorado. Como veréis el nuestro era ‘king size’, se podía entrar. Aquí la improvisación y dejarlo todo para el último minuto es de verdad, no como en España

 

Habíamos hablado con él para ofrecer una copa de vino español acompañada de productos de la tierra que nos trajimos de España. Casi 20 kilogramos de jamón ibérico de bellota (paletilla, que es más barata, pero también mata), lomo ibérico, chorizo, salchichón, fuet, morcilla, queso, empanada, todo con sus picos y regañás.

 

El vino, español, lo compramos en Ouagadougou y no diré ni la marca ni la denominación de origen por no desmerecer la calidad y la pasta que me costaron los productos del cerdo y otros animales. Porque también traje cecina de León, que es de buey por aquello de atender que el 60% de la población es musulmana.

 

Aunque cuando lo llevamos, Asséto, mi mujer, me convenció que era mejor decir que todo era carne de buey y que no se iban a condenar y quemar en los infiernos si habían pecado inconscientes.

 

El caso es que mi buen amigo, el gobernador, consiguió que la copa de vino español se diera en la casa de Yacouba Barry, ministro de Vivienda y Urbanismo, coincidiendo con la cena que ofrecía a otros ministros y autoridades.

 

A mí el Yacouba no me cae bien porque es al que ya le pagué un cordero relleno (o cabrito, que no sé si no le pega más) para una cena en su casa y no me invitó ni a una cerveza, no digo ya que viniera a visitar la biblioteca.

 

Y pasó algo parecido. Cuando Manierata, la responsable de personal de la biblioteca, quiso poner en las mesas los platos de embutido que habíamos traído preparados, la devolvió con malas palabras a la cocina, que no era el momento de jamón y vino español.

 

Así que allí se quedaron un montón de kilos de empbutido del bueno y 18 botellas de vino del malo. Yacouba, estás avisado: no habrá una tercera ocasión.

 

Todo se ha desarrollado con normalidad por aquí: tarde, mal, y con muchos problemas.

 

La biblioteca ha sido el centro de prensa y hemos instalado una sala para los periodistas con ordenadores, buena conexión a internet y café para todos (y algunos cruasanes). Al menos los periodistas me han felicitado y dado las gracias por lo bien atendidos que han estado.

 

La sala de prensa que habilitamos para la ocasión será una nueva sala de clase de informática

 

Mi intención era que la biblioteca fuera conocida por toda la gente que venía de la capital y vieran qué estamos haciendo aquí…

 

Incluso hicimos la proyección de Avatar en 3D, gratis, para el que quisiera venir dejando sólo sus datos de contacto. Pero ni por esas, la primera sesión hubo 6 personas… en la 2ª, ni una sola.

 

Verdaderamente esto del cine está de capa caída, ni siquiera con la cosa del 3D. Creo que la sala se quedará sólo para los niños y los colegios y gracias.

 

Los de los gorritos son Altos Gobernadores (es el nombre, la talla es normal), los abanderados son Diputados, y detrás estamos Manierata, Asséto y un servidor. Nos dieron 3ª fila. Estamos ganando posiciones…

 

Hubo también una comida, a la que nos invitaron, en unas carpas gigantescas al lado de la mansión que posee el presidente en las afueras de Ouahigouya: tiene mansiones, con aeródromos, en todas las capitales regionales. A veces me siento muy monárquico, si tengo que comparar a nuestro rey con algunos presidentes republicanos.

 

Allí estuvimos pero nos tocó en la parte ‘pobre’ del banquete: ni bebidas frías, ni vasos, ni buffet libre.

 

Eran bandejas, libres, eso sí, de comida fría (para compensar lo de las bebidas calientes) depositada unas horas antes en las mesas y me costó 2.000 Fcfas de propina conseguir que un camarero nos trajera 2 vasos de plástico con un trozo de hielo para Asséto y para mí.

 

Con estos calores, más de 40ª, se dan por bien empleados.

 

La comida en las carpas, mogollón de personas, más de 2.000, por el cálculo que hice de mesas. Nos tocó en la parte de ONGs, 2 mesas más allá ya tenían copas de cristal y cubiteras con hielo…, algún día puede que llegue hasta allí…, sentiré que habrá triunfado en la vida, ¡por fin!

 

Por la tarde, a eso de las 5, como en los toros, hizo su aparición, por la puerta grande su excelencia el presidente de Burkina Faso, Don Blaise Compaoré.

 

Tuvimos nuestro minuto y veinte segundos de gloria (ver vídeo), que fue el tiempo que dedicó a la Biblioteca OLVIDO Ruiz de Valbuena.

 

La visita del presidente, el audio pues como que no se oye, pero le dijimos de todo, dentro de la cortesía, claro

 

SIC TRANSIT GLORIA MUNDI

 

Aquí lo único que me funciona es el fútbol, bueno sólo los Real Madrid-Barça, como el de ayer, que tuvimos 90 espectadores. Enhorabuena a los blancos, mal que me pese, jejeje

 

PS. Esta noche me he ventilado de seguido El enredo de la bolsa o la vida, de Eduardo Mendoza, y conseguí no sólo recuperar la sonrisa sino despertar en varias ocasiones a mi mujer con mis carcajadas. Así que se me levantó un poco el ánimo…, sólo el ánimo.

 

GALERÍA DE RETRATOS DE JAVIER NAVAS

3 COMENTARIOS

  1. Mi Reino por leer tus
    Mi Reino por leer tus pensamientos en el momento de la visita del Sr. Presidente D. Blaise Compaoré al stand de la Biblioteca.
    Por cierto, ¡¡¿quién se quedo al final la cartera que le regalasteis?!! porque desapareció en un abrir y cerrar de ojos.

    • Mis pensamientos no sólo
      Mis pensamientos no sólo durante la visita del Presi, durante todos los días previos son secreto de confesión, que me da vértigo a veces pensar en las locuras que se me pasan por la cabeza.
      Si no hubiera visto El Último Rey de Escocia lo mismo había hecho una tontería, pero aquí son muy brutos para según qué cosas, jajaja.
      La cartera a saber, lo que más me jode son el mogollón de kilos de embutido del bueno que a saber dónde han terminado, en todo caso no en invitar a los Ministros y personalidades…

      • Si llego a estar contigo allí
        Si llego a estar contigo allí nos damos un atracón del doce, aunque luego hubiésemos dado positivo en un control de alcoholesterol. Al fin y al cabo somos castellanos…¡¡Viva el cerdo!!

Comments are closed.