Fotos del #15M: ‘Cuando se apagan las farolas brilla Sol’ (II)

0
255

 

Después del anterior post, explico mi alegría respecto al #15M porque fue un fenómeno social que movilizó a una parte de la población joven española importante, manifestándose en contra de un Gobierno corrupto que no parecía ofrecer ningún tipo de soluciones. El tiempo ha dado la razón a esa queja generalizada, sin embargo, no ha resuelto la coyuntura española, lejos de mejorar la situación, España se resiente en una política ineficaz, carente de soluciones. Ese #nolesvotes porque #nomerepresentan también estaba en mi mente, aunque no apoyase directamente la acampada en la Puerta de Sol, apoyaba gran parte de ese movimiento, como muchísimos jóvenes que acudieron en masa al corazón de Madrid para gritar su repulsa a todo lo que estaba aconteciendo. Castells (2012) lo resume en este párrafo del libro Redes de indignación y esperanza:

 

Febrero de 2011. La crisis del euro está en pleno apogeo en España. El paro llega al 22%, con un desempleo juvenil del 47%. Después de ignorar la gravedad de la crisis durante mucho tiempo, bajo presión de Alemania y del FMI, el gobierno socialista, incumpliendo sus promesas electorales del 2008, hace todavía más recortes presupuestarios de salud, educación y servicios sociales. Se da prioridad a la recapitalización de las instituciones financieras y a la reducción de una deuda pública disparada para preservar la pertenencia de España en la eurozona. Los sindicatos están desconcertados, y los políticos y los partidos son despreciados por la mayoría de los ciudadanos‘.

 

Observé, cada día, la evolución de un movimiento entremezclado con muchos nombres, Democracia Real Ya, #15M y Spanish Revolution. La fuerza con la que comenzó y cómo se fue diluyendo con el paso de las semanas. A mediados del mes de junio, la acampada era un reflejo reminiscente de un reducto hippy que parecía haber aterrizado en Sol después de un festival de Mayo del 68. Sin embargo, aunque fue un movimiento que se contagió a muchos otros países y que recibió el nombre en Estados Unidos de Occupy, concretamente en New York, de Ocuppy Wall Street a partir del verano del año 2011, se deshizo por su falta de realismo a la hora de afrontar las acciones que lo convirtieran en un movimiento político viable y factible. De ahí mi tristeza, de nada sirve la queja si no está acompañada de un proyecto real que materialice la lucha de acciones políticas. Sin coordinación suficiente, todo se evapora después de una manifestación.

 

Muchos interrogantes suscita ahora la evolución del movimiento #15M, me gustaría saber qué pasó con las asambleas, qué pasó con todos los proyectos perfilados, qué paso de la vida de muchos de aquellos jóvenes, de aquellos que vivieron la acampada durante semanas. ¿Muchos de esos jóvenes siguen viviendo en España? ¿Encontraron trabajo? ¿Dónde están y qué es de sus vidas ahora, dos años después? 

 

A continuación 7 fotos más realizadas por la autora de este blog a lo largo de esos días (realizadas con el móvil).

 

En uno de los ascensores de la Puerta de Sol. Mayo 2011.

 

Altas horas de la noche. Acampada en Sol. Mayo 2011.

 

Asamblea en la Plaza Jacinto Benavente. Mayo 2011.

 

Panfleto distribuido en la calle Arenal de Madrid. Mayo 2011.

 

Pancartas de una de las muchas manifestaciones. Mayo 2011.

 

Sábado noche en la Puerta de Sol. Mayo 2011.

 

Calle Arenal. Originales carteles. Mayo 2011.

Fátima Margu nace en la antigua Emérita Augusta (Mérida, Extremadura) un caluroso verano de 1981. Ha trabajado como profesora de Universidad, periodista e investigadora. Aficionada a Internet y eterna alumna con una única vocación: cuestionarse qué está pasando para procurar llegar a la Verdad de las cosas. Alma viajera, siempre con la intención de hacer extraordinario aquello que para muchos pasaría desapercibido porque no se pararon a observar la belleza o el trasfondo que una instantánea puede condensar.