H.A.: La Parenté à Plasanterie

5
257

Esto os  lo cuento en plan informativo enciclopédico para vuestro conocimiento y efectos pero no porque lo haya comprendido muy bien personalmente ya que suele manifestarse en lenguas locales y debo confesar que conozco cuatro palabras de mooré y ninguna de peul o dioula y las más de 50 lenguas restantes (ríete que nosotros sólo tenemos 4 o poco más).

 

La traducción más o menos literal sería parentesco en broma o chanzas entre parientes.

Es un tipo de relación muy peculiar de Burkina por la cual están establecidas unas relaciones especiales entre diferentes etnias, pueblos o dentro de una familia por la cual se desarrollan encuentros o enfrentamientos entre personas de estos grupos que pueden llegar a resultar muy sorprendentes para los extraños o los extranjeros.

Cuando dos personas, no siempre, de dos grupos ligados por la ‘parenté à plasanterie’ se encuentran, se desarrolla un ‘combate’ dialéctico para ver quién consigue ofender o insultar más a la otra persona.

 

Por una parte sólo se hace si hay ‘público’ porque el objetivo es quedar por encima de la otra persona ante los demás y dejar lo mejor posible al propio grupo o etnia a la que pertenece. Para ello ponen en juego todas sus habilidades y su sentido del humor, las más de las veces subido de tono, para ridiculizar al contrincante y a su etnia o pueblo.

 

Puede llegar a parece algo violento y grosero, me han contado, porque lo que yo he visto no llegaba a inquietar, y visto desde fuera parecería que acabarían llegando a las manos o a algo aún peor. Pero todo queda ahí. Es uno de los efectos positivos y que consigue cohesionar un país que está formado por más 20 etnias importantes con otras tantas tradiciones y lenguas distintas. Hay incluso una organización gubernamental que promueve encuentros sobre el tema y procura que no se pierda la tradición y que se siga conociendo por parte de la juventud.

 

 

En la Semana Nacional de la Cultura se organizan debates y combates dialécticos…

 

 

“¡Oye, tú, ladrón de cabras, dame tu silla que me quiero sentar…!”, le puede decir malencarado y gritándole uno de Bobo a un Peul y éste responderle:

“¡Eres tú, comedor de cacahuetes (mono), el que no tienes que estar sentado sino subido en un árbol…!”

Y así tirarse un rato gritándose invectivas ante el regocijo de la concurrencia, que tiene asegurado una buena diversión, hasta que todo acaba sin más en un apretón de manos. Aunque también se dan casos en que algunas familias o etnias o pueblos tienen que aceptar algún tipo de servidumbre por deudas pasadas o favores recibidos.

 

No se sabe muy bien de dónde procede esta tradición, pero todos convienen en señalar que actúa como un bálsamo para conseguir que esta sociedad sea tan pacífica.

Porque son insultos y rifirrafes que siempre se hacen estando presentes los interesados, jamás a sus espaldas.

 

Los Peuls son los que tienen más grupos enfrentados y son tratados de ladrones de ganado (de los pocos casos de violencia que me han contado se remonta al año pasado en que fueron matados a machetazos 7 peuls de una familia por mossis por una cuestión de robo de ganado, pero no es normal) y como si no fueran personas (‘había 5 personas y 2 peuls…’), los Bissa como comedores de cacahuetes, los Gourounsí, como ladrones, los Samo, como comedores de perros (está muy bueno el perro, por cierto, aunque donde venden la carne cocinada no tienen ‘carta’, es plato del día, supongo del perro que pillan por la calle, porque se acaba pronto), etc…

 

Es un juego de ingenio (quién es capaz de ser más gracioso y ocurrente para denigrar al contrario) y de tolerancia (todo sirve para exorcizar, públicamente ante los rivales y los demás, los resentimientos y olvidarlos a continuación).

 

Quizás deberíamos tomar ejemplo, así los de Madrid no insultaríamos a los de Barcelona a sus espaldas diciendo que son unos peseteros y los de Barcelona no nos insultarían a los de Madrid diciendo que todos somos del Real Madrid; también podría haber ‘torneos’ entre los del Madri y los del Atleti)

 

Besos y chanzas, sonreíd ante el insulto.

 

 

PS.- Los nazzare no podemos, ni por asomo, participar en la ‘parenté’. No vaya a ser que alguno vengáis y os queráis hacer los graciosos y acabemos a machetazos

 

16-04-09

 

Al final de la entrevista hablan de mis libros, como diría Umbral…, pero muy al final… hacia el minuto 20

5 COMENTARIOS

  1. félix, recién vuelto de mis

    félix, recién vuelto de mis vacaciones, lo primero tras revisar el correo, tarea que he decidido postergar por pesada, ha sido leer tu bitàcora, por lo de darme un baño de buena prosa y retornar por un instante a esa maravillosa (aún no se porqué, pero así lo siento) tierra que es burkina. mar, siempre sabia, me prohibió llevarme el portàtil de vacaciones, aunqué le juré y perjuré que no tocaría nada de curro… obviamente, no me creyó. y yo que soy tozudo como una mula, salí de girona con el, aunque la providencia hizo dejarme el cargador, así que finalmente, ante la insistencia de ella y del destino cedí y dejé el portátil en barna antes de pillar el avión. acabo de leerme tus posts de agosto de una tirada y como no… una maravilla!!

    No te sientas discriminado por nassara, siempre puedes usar las broncas en el curro con el mismo efecto!

    • Salvi, tienes toda la razón,

      Salvi, tienes toda la razón, ¿por qué coño engancha un sitio tan inhóspito y feo como Burkina?

      Yo tampoco lo entiendo, la verdad. Pero aquí me tienes colgado como un drogata, a pesar de la leña que me dan, jejeje.

      Ya sabes que aquí las broncas sirven de poco, que por eso tienen dos orejas (que de oído poco): por una les entra y por otra les sale…

      Pero estoy contento, a pesar de todo: por fin esto está abierto. 

      Y no va mal. Ya han empezado 2 cursos de informática con 40 alumnos, tengo 19 apuntados a inglés (octubre) y 5 a español. 

      El cyber creo que tiene más gente que todos los demás de Ouahigouya juntos, lo cual tampoco es que sea un disparate, claro.

      Y las proyecciones de cine 3D hemos decidido posponerlas para después de nuestra vuelta en octubre.

      ¡Y si funcionaran las cosas esto sería maravilloso…!

      ¿Sabes que se me corta la luz de los paneles solares cada 2×3?

      Menos mal que no es tipo todo terreno, que se cortara cada 4×4, jejeje

      Un abrazo (te espero el 21 y/o nos vemos en Barna?

  2. Entiendo que los nazzare no

    Entiendo que los nazzare no pueden participar en la «parenté» en Burkina, porque aquí ya lo hacemos, vaya que si lo hacemos, por delante y por detrás, lo de ponernos a caldo, a ver si no nos despistamos. Que lo más suave que se pueden decir dos amigos que llevan años sin verse es «que gordo te has puesto pedazo de…..», a lo que solemos responder con un no menos cariñoso «mejor que estar calvo y con lupas de Mortadelo como tú». Eso si, lo peor que puede ocurrir después de ese aluvión de carantoñas es que uno llegue a casa intentado guardar el equilibrio y buscando una excusa, que jamás te creeran, para explicar tu retraso, no el mental que ya no tiene solución, si no el temporal.

    Realmente curiosos estos Burkineses.

    Por cierto, escuché en directo tu entrevista en la Ser, y la escuché junto con un compañero que trabaja en La Rosa de los Vientos, Onda Cero, y le pareció realmente interesante tu estupenda historia.

    Un abrazo desde Mallorca….y el Lunes a trabajar.

  3. Bueno, los nazzare no

    Bueno, los nazzare no podremos participar en la «parenté» a la Burkiniana, pero aquí lo hacemos mejor que jugar al fútbol, que lo mismo te la clavan por delante que por detrás, lingüisticamente hablando. O no es cierto que cuando nos encontramos a un viejo amigo después de muchos años lo primero que le soltamos es un cariñoso «pero que gordo te has puesto cabrón, y perdón por lo de gordo», a lo que amablemente, y sin temblarnos la voz, respondemos con un «mejor que verme calvo y con gafas de Mortadelo como tú». Y así repartiéndonos lindeces hasta decir basta, y lo peor que puede suceder es que, al llegar a casa, intentando mantener el poco equilibrio que nos queda, tengamos que dar explicaciones de por qué llegamos en ese estado y a esas horas. Y vuelta a empezar con la «parenté» contando a tu pareja que te encontraste con un buen amigo que por supuesto está más viejo, más gordo y más calvo que tú, faltaría más. Y es que el espejito mágico nunca falla.

    Tan lejos y tan parecido, me ha encantado esto de la «parenté», y espero que cuando nos veamos al menos no acabemos a machetazos por un quitamé allá esas pajas.

    Por cierto, escuche en directo tu entrevista en la Ser, y he de reconocer que, en este caso,y espero que en otros, diste la talla con creces.

    Un abrazo, querido amigo.

    • Pues sí, tienes razón que los

      Pues sí, tienes razón que los españoles solemos ser cáusticos. O como me decía mi Concha de mí: bromista. Lo decía con ánimo de zaherirme, pero yo, que entonces no sabía lo que significaba el palabro, pensaba que se refería a cosas de esas de buscar las aguas, yo que las derramo…

      Pero no es lo mismo que te despaches con los amigos, que con los desconocidos.

      Cuando era joven éramos tan bestias que nos despedíamos de los amigos con lindezas del tipo: «dile a tu madre que no me espere esta noche, que tengo el miembro destrozado…»; pero ya sabes que nunca me adornaron las finuras…

      Nos vemos pronto por los madriles, que ya tengo ganas…

      UN abrazo, el otro post, repetido, dátelo por contestado con otro de los comentarios más usuales cuando tenía 20-25 años: «dile a tu madre que se vaya dando un agua que llego enseguida y voy con prisas…»

Comments are closed.