¿Hay franciscosnicolases en el sector de las artes escénicas?

0
223

De un tiempo a esta parte es común ver pulular a un chico joven, con pelo ondulado, ojos azules y labios cortados, de plató en plató, de periódico en periódico, bajo el nombre de Francisco Nicolás. 

 

De un tiempo a esta parte es común ver pulular a un chico joven, con pelo ondulado, ojos azules y labios cortados, de plató en plató, de periódico en periódico, bajo el nombre de Francisco Nicolás. Lo han visto seguro, es este:

 

Francisco Nicolás

 

Los tertulianos se tiran de pelos y orejas al no entender cómo alguien, sin mérito alguno, ha sido capaz de poner en jaque algunas instituciones de este país. Ay, el mérito… Y entonces quien escribe se preguntaba cuántos franciscosnicolases, así, todo junto, habrá en el sector de las artes escénicas.

 

¿Los  habrá?

 

Hay quien ha dicho que este tipo sufre de eso que se llama “ideación delirante de tipo megalomaníaco”. Y no, en nuestra casa, es decir, en las artes escénicas, no hay ni aires de grandeza, ni ganas de poder, ni tendencia a la omnipotencia. De eso nada. Y, como no lo hay, nuestra casa está libre de trepas, de usurpadores de mérito, de caraduras, de tipos que dicen ser lo que luego no son.

 

Nosotros no ponemos en jaque ninguna institución pública, eso no, pero hay quien se mata por pisar una. Y  para hacerlo, —amén del consabido selfie a diestro y siniestro que  luego se denominará material sensible—, dentro de poco, quizá, salgan a la luz fotos de reconocidos directores, autores o escenógrafos echándose una siesta, sacándose un moco u orinando en la vía pública.

 

 Lameculos

 

Quien escribe les dice que tengan cuidado, que de un tiempo a esta parte el Centro Nacional de Inteligencia ha echado a la calle a unos cuantos charlies, y rondan las puertas de los teatros.

 

Quien escribe les dice que se anden con ojo, que últimamente  Asuntos Internos se aburre y va por la calle deteniendo a jóvenes promesas ligadas al hecho escénico.

 

Quien escribe les dice que tengan cuidado, no se afilien a ningún partido político, no se casen con nadie, que luego ni dios se acordará de ustedes.

 

Avisados quedan…

 

la señora del fondo


El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.