Horror en el supermercado CXLI – ¿Por qué te escondes?

0
150


El dios del pop en el Teatro del Barrio

Tiago está en el pasillo de las verduras contando a Carol lo que ha visto en los teatros la semana pasada. Carol está colocando paquetes de zanahorias.

TIAGO.- ¡Y va y se pone a correr en la cinta de correr, de esas de los gimnasios!

CAROL.- ¿Para qué?

TIAGO.- Para hacer deporte delante de todos los espectadores.

CAROL.- ¿Para qué?

TIAGO.- Para que le vieran, supongo.

CAROL.- Eres muy pequeño para entender las obras de mayores. Seguro que lo de ponerse a correr era por algo, y no para que le vieran.

TIAGO.- Pero el público le ve.

CAROL.- Claro, pero no lo hace por eso. Voy a tener que ir yo a verla.


Chest Press
en exlímite – foto de Pablo Borrega

TIAGO.- Pues ve, pero yo no te acompaño, porque ya la he visto, y no la puedo ver dos veces, porque tengo que ver infantiles. Ya se lo dije a papá, que yo lo que quería ver eran infantiles, pero no me hizo caso.

CAROL.- ¿Hasta cuándo está?

TIAGO.- Hasta el domingo 18, en exlímite, que la gente dice que está lejos, pero para los murciélagos no hay teatros lejos. Se llama Chest Press, salen 4 actrices y 4 actores, todo un exceso, dice papá, y dice que lo mismo no se ingresa dinero suficiente para… No sé para qué, porque no entiendo cómo funciona eso del dinero… como soy chiquitito…

CAROL.- ¿Y qué tal La Florida?

TIAGO.- Pues con cosas de mucha risa, y personajes muy graciosos, y no te voy a decir quién es el asesino, porque papá me pidió que no se lo dijera a nadie.

CAROL.- Sí, todo un detalle que penséis en los que no la han visto.

TIAGO.- Hay un policía que te cuenta las cosas, porque se va a La Florida, que son unos apartamentos con piscina, a descubrir al asesino, y cuando llega allí lo que encuentra es un montón de gente extraña, pero ni rastro del asesino.


La Florida en las Naves del Español en Matadero – foto de Coral Ortiz

CAROL.- Esa está más tiempo. ¿Algo que acabe antes?

TIAGO.- Un animal en mi almohada, que acaba el domingo, está en el Fernán Gómez, pero es que esta tampoco la entendí, porque habla de maltrato, y el único maltrato que conozco en mi corta vida de murcielaguito es cuando mi padre me lleva a ver obras para adultos y no me deja ir a los infantiles. Empieza con una urna de cenizas, y un vestido blanco colgado del techo y atravesado por cuerdas rojas, y cuando entras en la sala esto del vestido y las cuerdas es muy impactante, es tan impactante que enseguida me puse a balancearme en las cuerdas rojas, y a saltar de cuerda en cuerda, y papá se enfadó muchísimo porque dijo que la escenografía no la hacen los escenógrafos para que yo juegue, y que nos iban a descubrir, y que él iba a ver a Paula Iwasaki, que se había hecho fan de ella, y que si nos descubrían nos iban a echar y nos quedábamos sin ver a Paula Iwasaki… ¿Qué es ser fan de Paula Iwasaki? ¿Eso significa que mi papá ya no me quiere y solo quiere a Paula Iwasaki y por eso me lleva a ver obras para adultos, para torturarme?


Un animal en mi almohada en el Fernán Gómez

CAROL.- No, ser fan es otra cosa.

TIAGO.- ¿Qué cosa?

CAROL.- Pues… ¿Te acuerdas de cuando no quieres levantarte por la mañana porque tienes  mucho sueño y estás muy a gustito dentro de tu caja de cereales?

TIAGO.- Sí.

CAROL.- Pues eres fan del sueño.

TIAGO.- Ah…

CAROL.- Bueno, no me ha quedado muy allá la comparación…

TIAGO.- Pues, hablando de sueño, papá quiere llevarme esta semana a ver La vida es sueño, que dirige un inglés, en el Teatro de la Comedia, que dice que es un teatro que tiene muchos años, pero menos que la obra. Y yo le he dicho que sueño es lo que yo tengo por la mañana, y que si está en verso no sé si me voy a enterar, porque soy pequeñito.


Rebeca Matellán en
La vida es sueño, dirigida por Declan Donnellan, en el Teatro de la Comedia – foto de Javier Naval

CAROL.- Entender verso no es difícil. Además, tu padre es de Almagro, y ha visto muchas versiones de La vida es sueño, si hay algo que no entiendes, te lo explicará.

TIAGO.- Ah, vale…

CAROL.- ¿Y cuándo vais a verla? A ver si nos apuntamos Finea y yo.

TIAGO.- No lo sé, pero a Finea no te la lleves, que papá no quiere ver a Finea ni en pintura.

FINEA.- (Que estaba escondida tras una patata.) ¡Porque tu padre es un imbécil!

TIAGO.- ¡Anda, Finea, si estabas aquí!

FINEA.- Sí, aquí estaba…

TIAGO.- ¿Por qué te escondes?

FINEA.- ¿Qué más vas a ver?


Soledad (vida y obra de mi abuela) en la Cuarta Pared

TIAGO.- Pues ahora nos vamos a la Cuarta Pared a ver una obra que se llama Soledad (vida y obra de mi abuela), que va sobre la abuela del actor, Selu Nieto, y también iremos al Teatro del Barrio a ver El dios del pop, y El alemán, de un actor de Galicia que se llama Diego Anido, y también veremos una polaca de casi tres horas que hay en el María Guerrero, se llama Pieces of a Woman, aunque dice papá que no sé inglés, y que pronuncio como el culo, que no sé qué significa eso… Pero, espera, que papá me ha dicho que a ti no te cuente nada.

FINEA.- ¿Lo ves?¿ Tu padre es un imbécil.

Continuará…

(¿Será verdad que Marcelo no quiere que Tiago le cuente nada a Finea? ¿Podrá ver infantiles Tiago finalmente? ¿Por qué se esconde Finea? Para saber todo lo que pasa en este terrible supermercado y algunas cosas fuera de él, pulsar aquí.)

@nico_guau


Pieces of a Woman en el María Guerrero – foto de Natalia Kabanow for TR Warszawa

El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí