Horror en el supermercado CXXII – Inmersión

0
491

Carol está en su caja, esperando que pase algún cliente. Marcelo y Finea están junto a ella, uno dando la espalda al otro.

CAROL.- ¿Inmersión?

FINEA.- Sí, como cuando te metes en un charco hasta el fondo, a recoger algo que se te ha caído.

MARCELO.- No hay charcos tan profundos.

FINEA.- ¡Que te calles!

CAROL.- Bueno, quien dice, charco dice piscina. Es que vosotros los murciélagos a lo mejor encontráis charcos que os cubren hasta la coronilla, pero nosotros los humanos…

FINEA.- A mí me gusta lo del charco.

CAROL.- Pues nada, charco, charco… ¿Y en qué se diferencia el teatro inmersivo del teatro participativo?

FINEA.- Pues creo que en el inmersivo te mojas más.

CAROL.- ¿Te mojas más?

FINEA.- Sí, que tomas más decisiones, que no es solo salir a sujetar una vela…

MARCELO.- ¿Sujetar una vela?

FINEA.- Contigo no hablo, Marcelo.

MARCELO.- Ni yo contigo.

CAROL.- Pues yo tampoco entiendo eso de sujetar una vela.

FINEA.- Me refiero a que en el participativo solo te sacan a sujetar una vela, a hacer una cosita tonta en el escenario…

MARCELO.- Qué chorrada…

FINEA.- ¡Que te calles! A ver, Carol… Según lo que estoy viendo, creo que en el teatro inmersivo te metes en el charco hasta la coronilla, y en el teatro participativo te mojas los pies nada más.

MARCELO.- Bueno, habrá más grados de participación que solo mojarte los pies. Hasta las rodillas, hasta la cintura…

FINEA.- ¡Cállate!

MARCELO.- Teatro inmersivo, teatro participativo, teatro interactivo…

FINEA.- ¡Marcelo!

CAROL.- A ver, Moria, cuéntame lo de Moria.

FINEA.- Que no la he visto, pero bueno, me he estudiado lo que pone en la web. “Moria, de la compañía canaria unahoramenos. Los asistentes vivirán la experiencia dentro de una tienda como la de un campamento de refugiados, donde sentirán la esperanza, la celebración, la vergüenza, el miedo y hasta la sombra de la muerte que se cierne sobre este campo de refugiados”.

CAROL.- Ya. Y está en cartel en el Fernán Gómez.

MARCELO.- Hasta el 14 de mayo.

FINEA.- ¡Cállate, que estoy hablando yo! Está hasta el 14 de mayo. “Moria es una experiencia inmersiva de teatro-documento […] denuncia social […] campo de refugiados de Lesbos […] la situación de la mujer se ve agravada por el hecho de ser mujer…”

MARCELO.- ¿Y te has aprendido todo eso de memoria?

FINEA.- Y más. Cállate.

CAROL.- ¿Y la del Teatro del Barrio?

FINEA.- “Juego de niñas […] obra inmersiva en la que el público participa […] asistir a una reunión del Ampa […]  una comedia amarga […] un juego donde se muestran los miedos y expectativas de los padres a la hora de dejar a sus hijos en la escuela […] educación, sobreprotección y miedos…”.

CAROL.- ¿Hasta qué día?

FINEA.- Hasta el 8 de mayo. Es una compañía valenciana que se llama Bullanga. “¿Vivimos en una sociedad que sobreprotege a la infancia?”

CAROL.- ¿Te tengo que contestar?

FINEA.- Y luego está (J)Aulas en Nave 73, dirigida por Rubén Cano, que hace muchas de teatro invasivo.

CAROL.- ¿No era inmersivo?

FINEA.- Pues este lo llama invasivo.

CAROL.- ¿Invasivo como cuando te miran los mensajes del teléfono?

MARCELO.- Sí, pero metido en el charco hasta la cintura.

FINEA.- “(J)Aulas es una obra de teatro invasivo […] trata sobre la educación y la enseñanza […] la violencia en las aulas […] la legalidad de la violencia […] en un instituto en el que una alumna acaba de suicidarse por culpa de un vídeo en el que se ve como se abusa de ella, un orientador propone un examen […] Lo que empieza siendo un test de orientación para enfocar el futuro académico y profesional de los alumnos, se termina convirtiendo en un ritual dónde pagar será el precio para crecer.”

CAROL.- ¿Marcelo, no me contaste una de un baño que era también de Rubén Cano?

MARCELO.- Esa se llama Punto muerto

FINEA.- Marcelo hoy no puede hablar.

MARCELO.- Texto de Blanca Doménech, el actor era Jordi Buisán…

FINEA.- ¡Cállate!

CAROL.- Y eran unas pocas personas, dentro de un baño, me contaste…

MARCELO.- Y entonces el actor entra con su maletín y…

FINEA.- ¡Marcelo! ¡Cállate! ¡Cállate! ¡Y cállate!

CAROL.- Bueno, pero entonces invasivo, inmersivo, participativo…

FINEA.- ¿Serán la misma forma de llamarlo?

MARCELO.- ¿E interactivo?

CAROL.- ¿Y aquella de Juicio al extranjero?

FINEA.- Esa estuvo en el Umbral de primavera pero ya no está en cartel. “obra 100% participativa […] simulará un proceso judicial al protagonista de la novela El extranjero de Albert Camus […] público guiado por la compañía para construir un juicio público […] representarán todos los roles de un juicio: Juez, fiscal, defensa, testigos, jurado popular y al acusado del crimen el señor Mersol […] hombre que camina por la playa comete un asesinato sin razón aparente […]  ¿asesinato premeditado o fortuito? […] el veredicto se decidirá cada noche en la sala.” Esta es de la compañía Indubio / Barandi Producciones. Y firma la dirección y dramaturgia Íñigo Santacana.

CAROL.- Ah, y aquella en que juzgaban a Hamlet por matar a Polonio?

FINEA.- Please continue, Hamlet, de Roger Bernat y Yan Duyvendak. “¿Qué pasa si juzgamos públicamente a Hamlet como a un asesino común? […] Juicio en un tribunal con juez, abogado, fiscal y forense de verdad […] los únicos papeles interpretados por actores son los del acusado y los testigos […] El desenlace del juicio quedará en manos jurado popular, representado por el público asistente.”


Foto de TS Karol Jarek

MARCELO.- Y Roger Bernat tiene muchas de esas.

FINEA.- ¡Calla!

MARCELO.- Algunas en que hay que trabajar… Una en que había que bailar…

FINEA.- ¡Marcelo! ¡Has dicho que no querías hablar de nada, pues ahora te callas!

MARCELO.- ¡No me da la gana!

CAROL.- ¿Había que bailar?

MARCELO.- La consagración de la primavera, había que bailar La consagración de la primavera de Pina Bausch. Dividían al público en cuatro grupos, les ponían los cascos… Y si a uno le tocaba coger el trapo rojo, se hacía un solo.

CAROL-. ¿El trapo rojo? ¿Esa no es una canción de Ana Pudor?

MARCELO.- ¿Ana qué?

CAROL.- Ana Pudor… Patricia de Lorenzo… Chévere. Aquí lo podéis ver.

FINEA.- Anda… ¿Cómo haces eso de crear enlaces mientras hablas?

CAROL.- ¿Qué?

FINEA.- ¿Cómo?

MARCELO.- A ver, ¿no estábamos hablando de teatro participativo, inmersivo, etc.?

CAROL.- Ah, sí… Y ya que ha salido lo de Hamlet, también me acuerdo de la de Hamlet entre todos de [ los números imaginarios ], en que te podía tocar leer cosas, o casarte con el rey,  o pelearte con Hamlet como si fueras Laertes… Y esa era tan inmersiva que duraba la tarde entera, y comías tarta de la boda, incluso.

MARCELO.- Y la de Tiestes de Grumelot, en que recorrías el teatro entero, por ejemplo el Corral de Alcalá de Henares, o las bóvedas del Conde Duque

FINEA.- ¡Marcelo…!

CAROL.- Ya, pero en esa ¿participabas de alguna forma o solo ibas siguiéndoles por todo el teatro? Es que es distinto participar en algo importante para la sucesión de acontecimientos de la función, que ir siguiendo a los actores por toda la sala. Porque ahora me vas a decir que Mount Olympus de Jan Fabre era inmersiva porque te metías en los Teatros del Canal 24 horas…


Foto de Wonge Bergman

 

MARCELO.- Ya, pues es verdad… Podríamos hacer una clasificación de estas obras…

CAROL.- Sí, pero hoy no, porque me parece que viene una clienta.

FINEA.- ¿Una clienta? ¡Pero si hace años que no entraba una clienta en este súper!

CAROL.- Pues ya ves.

MARCELO.- Le podemos hacer una obra de teatro inmersiva. Aquí en el súper. La podemos meter en una caja de cereales.

CAROL.- El que tú duermas en una caja de cereales no quiere decir que todo el mundo tenga que estar a gusto en una caja de cereales, Marcelo.

MARCELO.- Muy bien, Finea, pues ya me dirás cómo le hacemos una obra inmersiva a esta señora.

CAROL.- Pero, chicos, a lo mejor no ha venido a que le hagamos ninguna obra, sino a comprar…

FINEA.- ¿Y si le hacemos una visita guiada?

MARCELO.- Pues mira, meterla en la caja de cereales sería una obra inmersiva, es decir, sería meterse en el charco hasta la coronilla…

CAROL.- O en la piscina…

MARCELO.- … Y hacerle una visita guiada sería que mojarse los pies en el charco…

FINEA.- No estoy de acuerdo.

MARCELO.- Me da igual. (Sale volando.)

FINEA.- ¿Dónde vas?

MARCELO.- A buscar a la señora.

FINEA.- Pues yo también. (Sale volando tras él.)

CAROL.- ¡A ver si la vais a asustar!

FINEA.- ¡Además, el tema del teatro inmersivo lo he sacado yo, y…!

CAROL.- ¡Para una clienta que viene al súper!

(¿Harán a la clienta una obra inmersiva en el súper, o una participativa? ¿Por qué se hacen tantas obras de este estilo? ¿Por qué Finea y Marcelo estarán siempre enfadados? Para saber todo lo que pasa en este terrible supermercado y algunas cosas fuera de él, pulsar aquí.)

@nico_guau

El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí