Horror en el supermercado CXXV – Qué poético

0
339

Finea está tirando de las orejas a Marcelo mientras le da gritos. Tanto ha tirado de ellas, que casi llegan ya de un extremo a otro del pasillo del supermercado.

FINEA.- ¿Y cuándo me lo ibas a decir?

MARCELO.- ¡No tengo por qué decirte todo lo que hago!

FINEA.- ¡Claro que sí! ¡Fuimos novios y tienes la obligación de contarme…!

CAROL.- (Llegando a ellos y tratando de separarlos.) ¡Pero, estaos quietos!

FINEA.- ¡Carol, tú no te metas!

CAROL.- ¡Que le vas a arrancar las orejas!

MARCELO.- ¡Eso es imposible! ¡En mis veintitrés festivales no he conocido a ningún murciélago al que ninguna murciélaga estúpida le haya arrancado las orejas a tirones! ¡Los murciélagos tenemos unas orejas muy flexibles!

CAROL.- ¿Veintitrés festivales?

FINEA.- Igual que vosotros las humanas contáis las cosas por primaveras…

MARCELO.- Tú hubieras dicho “en mis veintitrés primaveras…”

FINEA.- Y nosotros contamos los años por festivales.

CAROL.- ¿Qué festivales?

FINEA.- ¡Los de Almagro! Que son año tras año, verano tras verano… ¡Que somos murciélagos de Almagro, Carol! ¡Todo gira en torno al Festival! En vez de decir “de Pascuas a Ramos”, decimos “de festival a festival”.

CAROL.- Oh, ¡qué interesante!

FINEA.- Bueno, un día te diré todos los refranes que tenemos con el Festival de Almagro

CAROL.- (Que por fin ha conseguido separarlos.) ¡Lo sabía! ¡Sabía que si te entretenía con algo le soltarías las orejas, Finea!

FINEA.- ¡Traidora!

Marcelo se queda en un rincón lamentándose por la longitud de sus orejas, que tras los tirones de Finea miden como dos metros cada una…

MARCELO.- ¡Ah! ¡Qué hago yo ahora con esto!

FINEA.- ¡Sabes perfectamente que luego encogen, imbécil!

CAROL.- Bueno, ¿y hoy por qué discutís?

FINEA.- ¿El inmundo este ha estado en una feria de teatro y no nos lo ha dicho?

MARCELO.- No tengo por qué decirte todo lo que hago…

FINEA.- La semana esa del 23, 24 de mayo… Que nosotras pensábamos que se habría quedado dormido en alguna caja de cereales… ¡y estaba en una feria, el señorito!

CAROL.- ¿En qué feria?

MARCELO.- ¡En la Mostra de Teatre d’Alcoi! ¡La feria de teatro de la Comunidad Valenciana!

CAROL.- ¿Y cuándo nos lo ibas a contar?

MARCELO.- Cuando me diera la gana.

FINEA.- ¡Imbécil!

CAROL.- Marcelo, me parece fatal que no nos hayas dicho lo que has visto en esa feria… Si lo llego a saber te tiro yo también de las orejas. Aquí todo lo que sea sobre teatro lo compartimos…

MARCELO.- Ya os lo contaré.

FINEA.- ¡Ni siquiera nos ha contado lo que vio en Dferia, la feria del País Vasco! ¡Y esa fue en marzo!

MARCELO.- Es que me gusta haceros rabiar…

FINEA.- Va y me dice que Eclipse total ya la ha visto y que…

CAROL.- ¿Cuál?

FINEA.- Eclipse total, que está en la Abadía esta semana y la siguiente. Del Pont Flotant.

CAROL.- ¡Ah! ¡Claro!


Eclipse total – foto de Nerea Coll

MARCELO.- Sí, la he visto, ¿qué pasa?

FINEA.- ¡Y encima dice que la va a ver otra vez porque le gustó mucho! ¡Pues no te deberían dejar entrar en la Abadía! ¡Como castigo por no contarnos nada!

MARCELO.- Pero si a mí nadie me deja entrar… Si soy un murciélago, y entro en los teatros cuando me apetece sin que nadie me vea…

CAROL.- ¿Y de qué trata Eclipse total?

MARCELO.- No os lo pienso decir. Mira cómo me ha dejado esta las orejas…

FINEA.- Te lo merecías.

CAROL.- Es cierto, te lo merecías, Marcelo… Ahora me arrepiento un poco de haberos separado. ¿Estás segura de que las orejas vuelven a su ser, Finea? Se merece estar un par de meses con unas orejas así de largas.

FINEA.- ¡Que sí! ¡Que vuelven a su ser!


Eclipse total – foto de Nerea Coll

CAROL.- (Mirando el móvil.) ¿Dices que los del Pont Flotant están en la Abadía?

FINEA.- Dos semanas, desde el 9 al 19 de junio.

CAROL.- (Leyendo en la pantalla del móvil.) “¿Cómo vivimos sabiendo que un día dejaremos de estar vivos?”

FINEA.- Uy, qué dramático…

MARCELO.- Bueno, es que hablan del pasado. Y del futuro. Y claro, hablan de milenios, y uno se da cuenta de que su paso por la tierra es efímero… Y celebran una fiesta y sientan en una mesa a los abuelos, a los padres, y a… Oh, yo me acordé de mis abuelos y me emocioné.

FINEA.- ¿Te emocionaste? No me lo creo. Tú eres un sieso. No te emocionas con nada…

MARCELO.- Tú no estabas. No sabes si me emocioné o no…

FINEA.- ¿Y por qué se llama Eclipse total?

CAROL.- (Leyendo.) “Un eclipse total como metáfora, como anticipo, como ensayo de un destino insalvable: el final de nuestros días.”

FINEA.- ¿El final de nuestros días?

MARCELO.- Claro, Finea, la obra trata de cómo nos preparamos para el final.


Eclipse total – foto de Nerea Coll

CAROL.- “El aire se vuelve frío y el cielo empieza a oscurecerse. Dicen que algunos perros aúllan y que las abejas se amontonan colapsando la entrada de sus colmenas. Algunos pájaros vuelan confusos. El tiempo se para. Todo está en silencio. Todo es oscuro. Todo suspendido… sin saber qué ocurrirá… con la sensación de que podríamos permanecer siempre en esta noche infinita… Pero unos segundos más tarde, quizás unos minutos, o podrían ser años, generaciones, milenios o eones de existencia, el día llega de nuevo. Una profunda emoción nos invade y sentimos el privilegio de haber sido testigos de un hecho incomprensible. Hemos asistido al ensayo general de un posible final.”

FINEA.- ¿Eso es lo que pasa si hay un eclipse?

MARCELO.- Total.

CAROL.- Un eclipse total.

FINEA.- ¿Y cuándo habrá uno?

MARCELO.- Lo dicen en la obra.

FINEA.- ¡Pues yo voy el jueves al estreno!

MARCELO.- Yo también.

FINEA.- No, tú no, que no te quiero ver.

MARCELO.- Pues no me mires, pero voy a ir.

FINEA.- Pues espero que te cuelgues de una viga bien lejos de la mía.

CAROL.- Yo también iré. Voy a ver si hay entradas.

FINEA.- Ah, qué tiempos aquellos en que me llevabas metida en el bolso, Carol, y cuando la función iba a empezar salía volando hacia una viga del techo…

CAROL.- ¿Y esta compañía no es la de la paella?

MARCELO.- ¡Sí!

FINEA.- ¿Paella? ¿Es que son valencianos?

CAROL.- Sí, son valencianos.

MARCELO.- Pues que hacían una paella en una obra y la gente la comía al final, cuando estaba lista.

FINEA.- ¿Y tenía título la obra?

CAROL y MARCELO.- Pues…

CAROL.- Se llamaba La de la paella, quizá.

FINEA.- ¿Segura?

CAROL.- No.

MARCELO.- ¿Algo sobre el amor? ¿Puede ser?

FINEA.- El amor, qué asco, Marcelo.

CAROL.- ¿Qué asco?

FINEA.- Yo te amaba, Marcelo. Y ahora, si me dan a elegir entre el amor y una paella, pues…

CAROL.- ¿Qué?

FINEA.- Si me dan a elegir entre el amor y una paella, prefiero una paella.

MARCELO.- Qué poético, Finea.

FINEA.- Ya ves.

CAROL.- Y la paella la hacía cada día un invitado especial.

FINEA.- Qué poético. ¿Y qué más han hecho?

CAROL.- Pues…

MARCELO.- La paella la hicieron en Canal.

CAROL.- Yo la vi en Abadía.

MARCELO.- Y también hicieron en el Canal varias.

CAROL.- A ver, lo miro en la web. Espera… (Trastea en su móvil.) Aquí. Espectáculos… Ejercicios de amor.

MARCELO.- ¡Ejercicios de amor, o La de la paella!

CAROL.- ¡Eso! Yo de mayor quiero ser Fermín Jiménez.

MARCELO.- Esa en Cuarta Pared.

CAROL.- El hijo que quiero tener.

MARCELO.- En el Canal.

CAROL.- Y en la Abadía. Las 7 diferencias.

MARCELO.- Canal.

CAROL.- Acampada.

MARCELO.- Cuarta Pared. Festival de Otoño.

CAROL.- Y Eclipse total.

MARCELO.- Abadía.


Eclipse total – foto de Nerea Coll

FINEA.- ¿Y las habéis visto todas?

CAROL.- Bueno, hay más títulos, pero son de hace más años. No las he visto.

FINEA.-  ¿Y yo por qué no he visto ninguna?

MARCELO.- Estarías por ahí tirando de las orejas a alguien.

FINEA.- Eres imbécil. Además, mira, ya solo miden unos 30 centímetros.

MARCELO.- Finea.

FINEA.- ¿Qué quieres, payaso?

MARCELO.- Si me dan a elegir entre el amor y una paella, prefiero una paella.

CAROL.- Qué poético.

FINEA.- Y encima me has copiado.

MARCELO.- ¿Yo?

FINEA.- Vete a la mierda.

(¿Será verdad que todos irán al estreno de Eclipse total el jueves en Abadía? ¿Será rápido el pasar las orejas de 30 centímetros a su tamaño normal? ¿En serio prefieren una paella? Para saber todo lo que pasa en este terrible supermercado y algunas cosas fuera de él, pulsar aquí.)

@nico_guau


Eclipse total – foto de Nerea Coll

El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí