Horror en el supermercado CXXXVI – No soy un niño

0
148

Marcelo y Finea están discutiendo acaloradamente en el pasillo del champú y el gel de ducha, mientras Tiago les mira.

FINEA.- ¡Que no puede ser!

MARCELO.- ¡Eres una pesada!

FINEA.- ¡No puedes llevarle a todo! ¡Es un niño!

TIAGO.- ¡No soy un niño! ¡Soy un murcielaguito!

FINEA.- ¡Le has llevado a un montón de obras del ciclo Imparables de Nave 73! ¡Ayer vio allí MDA, una versión de Medea! ¡No olvides que Medea es una que mató a sus hijos!

MARCELO.- Bueno, ya, pero ya le dije al salir que matar a los hijos está muy feo. Además, que ella tiene sus razones para hacer lo que hace.

FINEA.- ¡No defiendas a Medea!

MARCELO.- No, si no la defiendo, pero es que ella en la obra dice las razones que tiene, ¿no? ¿Qué pasa, es amiga tuya?

FINEA.- ¡Le has llevado a Queen Lear al Español! ¡Le has llevado a La voluntad de creer a Matadero! ¡Le has llevado a Orphée a Canal! ¡Le has llevado a Finlandia a la Abadía!

MARCELO.- Ya entiendo, lo que te pasa es que te corroe la envidia, porque a ti no te llevo…

TIAGO.- Por cierto, papá, ahora que ya hemos visto Finlandia, tenemos que ver otra que se llama Laponia.

MARCELO.- ¿Y qué problema hay en que le lleve a todo eso?

FINEA.- Pues que ya ha visto tatuarse en directo, y violencia, y sexo, y desnudos, y madres que matan a sus hijos, y…

MARCELO.- ¿Y? ¿No querrás que le lleve a ver obras en que no pasa nada?

FINEA.- ¡Que solo es un niño!

TIAGO.- ¡No soy un niño!

MARCELO.- Además, ¿dices que ha visto desnudos? ¡Pero si nosotros vamos todo el día desnudos!

FINEA.- Pero un niño no puede ver ciertas cosas…

TIAGO.- ¡Que no soy un niño!

FINEA.- ¡Le tendrías que llevar a ver infantiles!

TIAGO.- ¡A mí me gusta ver de todo!

FINEA.- No puede ver de todo, ¡no tiene ni un añito!

MARCELO.- Y tú también eres bastante violenta, no sé qué miedo te da la violencia en Queen Lear, o en MDA

TIAGO.- ¿Sabes, papa? Después de ver Queen Lear, he decidido que de mayor quiero ser reina.

FINEA.- ¡No puedes ser todo lo que ves, Tiago!

TIAGO.- Sí que puedo, ¡papá me dice que yo de mayor podré ser lo que quiera!

FINEA.- Pero con ciertos límites.

TIAGO.- ¿Qué límites?

FINEA.- ¡Reina, no!

TIAGO.- ¡Reina sí!

FINEA.- Bueno, ya te irás dando cuenta de que reinas hay muy pocas.

MARCELO.- ¡Y cada vez menos!

TIAGO.- Pues yo, ¡si me lo propongo, seré reina!

FINEA.- ¡Lo que tú digas, Tiago!

TIAGO.- ¡Pues eso, lo que yo diga!

Llega Carol y se les queda mirando.

CAROL.- Muy bien, aquí los tres discutiendo mientras yo trabajo. ¿Y quién me va a por un café?

MARCELO.- Voy yo, a ver si me despejo…

FINEA.- No, iré yo, a ver si dejo de escuchar a este imbécil.

MARCELO.- He dicho que voy yo, payasa.

FINEA.- ¡Voy yo!

Finea y Marcelo, discutiendo, desaparecen por un pasillo del súper. Tiago se cuelga bocabajo del pendiente de Carol.

CAROL.- Eh, Tiago, ahí no, que pesas mucho.

TIAGO.- No peso, ¡si soy muy chiquitito!

CAROL.- Bueno, venga, si quieres quedarte ahí un rato, te dejo con la condición de que me dejes trabajar, es decir, que no me hables mucho, como haces otros días, que…

TIAGO.- Bueno… Es que justo hoy te quería contar muchas cosas…

CAROL.- ¿Qué cosas?

TIAGO.- Te quería contar todo lo que he visto. Verás… Por ejemplo, he visto Entre almendras anda el juego, que con ese espectáculo itinerante se inauguraba la temporada de Espacio Abierto Quinta de los Molinos, y era una celebración de la cosecha de las almendras, nos llevaron por toda la Quinta de los Molinos, con la compañía Aracaladanza, y unos músicos… Y luego encima dieron de comer pollo con almendras. Estaba rico. Y las almendras que usaban los bailarines duraban muy poco en el suelo, porque los niños se lanzaban como locos a por ellas.


Entre almendras anda el juego

CAROL.- Vaya, muy interesante. Pero no me vayas a contar todo ahora, que tengo que poner unos precios y luego me confundo…

Carol comienza a colocar unas cajas de leche en los estantes.  

TIAGO.- También he visto cinco piezas de danza de Jesús Rubio Gamo en la Cuarta Pared. ¡Eso era un paraíso! ¡Cuatro días seguidos que hemos ido! Empezó con una de varios bailarines y unas cantaoras, que se llamaba Acciones sencillas, que dice papá que la vio en Conde Duque y le gustó mucho y por eso me quería llevar, pero también le vimos haciendo dos él solo, Ahora que no somos demasiado viejos todavía y El hermoso misterio que nos une, y luego otras dos más cortitas con dos bailarines, Anunciación y Bolero. Han sido cuatro días solo, me ha sabido a poco. Yo quiero ser coreógrafo.


Acciones sencillas de Jesús Rubio Gamo – foto de Jesús Vallinas

CAROL.- Muy bien.

TIAGO.- También he visto a dos discutir en la Abadía, y clavarse cosas.

CAROL.- ¿Se clavaban cosas?

TIAGO.- Sí, pero no te digo qué, por si la ves. Se llamaba Finlandia, era una de un autor francés que la ha escrito expresamente para la actriz y el actor que la interpretan, para que se peleen cada noche en directo. Y yo quiero ser actor y que un autor escriba una obra solo para mí, para que yo la represente cada noche. Y si le clavo cosas a otro intérprete, mejor.

CAROL.- Ya…

TIAGO.- Y también he visto Madre de azúcar, en el Valle Inclán, esa va sobre una chica que quiere ser madre…

CAROL.- Voy mañana, ¡no me la cuentes!

TIAGO.- Yo quiero ser madre. Ahora después de ver esa obra, quiero ser madre.

CAROL.- Ya… ¿Antes o después de ser coreógrafo?

TIAGO.- ¿Es incompatible?

CAROL.- No, claro que no.

TIAGO.- Y esta semana creo que voy a ver El beso de la mujer araña, esa está en un teatro que se llama Bellas Artes, y yo pienso que si hay un teatro que se llama así, es porque hay otro que se llama Feas Artes.

CAROL.- No, no creo.

TIAGO.- ¿Segura?

CAROL.- Sí.

TIAGO.- Se me está ocurriendo que podríamos hacer en el súper El beso de la mujer murciélago. Yo me pido hacer de murciélago, y tú de mujer.

CAROL.- Creo que en la obra no sale ninguna araña.

TIAGO.- ¿No? ¿Y por qué se llama así?

CAROL.- No sé, no la he visto.

TIAGO.- También voy a ver una que se llama Historia de un jabalí, esa está en la Abadía, y he pensado que luego podemos hacer Historia de un murciélago. Yo me pido hacer de murciélago y tú de… No sé… Tú puedes hacer de amiga del murciélago.

CAROL.- Vale. Pero en esa obra no sale ningún jabalí.

TIAGO.- ¿Y por qué le ponen esos títulos?

CAROL.- Ni idea.

TIAGO.- Y también veré una que se llama Celebración, que está en Matadero y va sobre la trayectoria de los actores mayores que la interpretan, son seis, creo. Cuando yo sea mayor voy a hacer una obra sobre mí y sobre ti, sobre nosotros dos…

CAROL.- Ah, qué interesante. Pero quizá cuando tú seas viejo yo ya…

TIAGO.- Y también voy a ver Equus en el Infanta Isabel, que va sobre un joven que está encerrado en un centro porque ha dejado ciegos a varios caballos con un punzón. Nosotros podemos hacer una obra sobre un joven que deje ciegos a varios murciélagos con un punzón. Yo haría de murciélago y tú de joven.


Álex Villazán en Equus

CAROL.- Bueno, no sería igual.

TIAGO.- ¿Por qué?

CAROL.- Tiago… Pues… A ver… No hay mucha gente a la que…

TIAGO.- ¿A la que qué?

CAROL.- No hay mucha gente a la que le importen los murciélagos… No quiero decir con esto que no seáis importantes en la cadena alimenticia… O en el ciclo de la vida, eso es, el ciclo de la vida, como dicen en El rey león. El ciclo sin fin.

TIAGO.- Ah, dice papá que esa es una obra para niños pequeños y no me va a llevar. Pero que me va a llevar a Surge Madrid porque ya ha empezado, el domingo, y hay muchas cosas en un montón de salas y durante todo octubre. Y también dice que vamos a ir a ver a Inma Cuevas en Lo que tú nos dejas, esa está en el Teatro del Barrio.


Inma Cuevas en
Lo que tú nos dejas – foto de David Ruiz

CAROL.- ¿Te va a dar tiempo a ver todo?

TIAGO.- Pues no sé, papá está agobiado porque no sabe cómo lo vamos a hacer para ver este fin de semana un montón de cosas… Que hay que ver Firco en el Teatro Circo Price, Firco, con ‘f’ de Festival, que es el Festival Iberoamericano de Circo y está solo tres días, viernes, sábado y domingo. Y también tenemos que ir al Conde Duque a ver a la compañía italiana Motus, y su espectáculo Tutto bruccia, que está solo el sábado y el domingo. Y una imparable, Qievra, a Nave 73, y Antes – después a Cuarta Pared, esa es de Surge Madrid

CAROL.- No me extraña que esté agobiado.

TIAGO.- Yo creo que sí nos va a dar tiempo a verlo todo.

CAROL.- ¿Seguro?

TIAGO.- ¡Seguro!

CAROL.- ¡A ver si vienen estos con mi café, que se me va a juntar con la comida!

(¿Lo verán todo? ¿Llegarán Finea y Marcelo con el café? ¿Será perjudicial que un murciélago tan joven como Tiago vea tantas propuestas para humanos adultos? Para saber todo lo que pasa en este terrible supermercado y algunas cosas fuera de él, pulsar aquí.)

@nico_guau


Tutto bruccia de Motus – foto de Claudia Borgia

El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí