Horror en el supermercado CXXXVIII – De colores

0
172

Tiago está colgando bocabajo del mismo fluorescente que la semana pasada. Llega Finea. Se cuelga a su lado.  

FINEA.- Venga, Tiago, ahora que no nos ve nadie…

TIAGO.- ¿Qué?

FINEA.- Sabes que puedes contármelo todo.

TIAGO.- Es que… Luego papá se enfada, ya sabes lo que pasó hace una semana…

FINEA.- Que no se entera… Verás que no se entera…

TIAGO.- No sé…

FINEA.- Venga, ¿no te apetece ser crítico de teatro bocabajo los viernes por la mañana?

TIAGO.- ¿Bocabajo los viernes por la mañana?

FINEA.- Estás bocabajo y es viernes por la mañana.

TIAGO.- Ya, pero… ¿Crítico de teatro?

FINEA.- Venga… ¿Qué has visto esta semana?

TIAGO.- Pues… He visto varias de Surge Madrid, que es un festival de obras y propuestas variadas que surgen en Madrid una vez al año y la gran mayoría mueren en el propio festival. Por ejemplo, vi una que papá decía que era la última gamberrada de José Andrés López.

FINEA.- ¿Gamberrada?

TIAGO.- Eso dijo papá. Se llamaba Te estábamos esperando y era en Nave 73. Este José Andrés López, que es malagueño, estaba en escena con Antonio L. Pedraza, que es cordobés, y hablaban como de sectas, y la gente se reía, porque había cosas muy graciosas, y papá también se reía mucho, y yo, pues me reía también, por no desentonar, pero como soy un murciélago muy chiquitito, no entendía muchas cosas. Era una obra para murciélagos más mayores…


Te estábamos esperando – foto de Virginia Rota

FINEA.- ¿Y qué más?

TIAGO.- Bueno, también vi otra en la sala Cuarta Pared (que dice papá que tiene la pared más fotografiada de todo el teatro español), se llama Hasta que la muerte nos separe, era sobre una pareja que rompía, la gente también reía, papá reía mucho, pero yo como soy un murciélago chiquitito y no he tenido pareja, pues no veía todo tan gracioso como el resto del público. Pero bueno, que me gustó. Esas dos me gustaron. Esta era de Producciones inconstantes y Emilio del Valle.


Hasta que la muerte nos separe – foto de Virginia Rota

FINEA.- ¿Y qué más?

TIAGO.- Ah, luego vi otras dos que eran de demasiado pensar, y también son para murciélagos más mayores, que piensen más. Para gente que piense mucho. Yo no soy el mejor murciélago para esas dos obras; se llamaban Érase una vez un G.I. Joe en la cólquide de Uganda en el Teatro del Barrio y Un encuentro con Bronnen en La Mirador. Ah, y papá me llevó también a ver Castroponce, al Teatro del Barrio, que era una que él ya había visto y que en esa yo me reí, pero muchísimo. ¡Muchísimo! Esa me gustó mucho. Yo creo que de mayor quiero hacer simposios.


Castroponce de Pablo Rosal

FINEA.- ¿Simposios?

TIAGO.- Simposios, era lo que pasaba en la obra. Un simposio ahí en el escenario.

FINEA.- ¿Qué es un simposio?

TIAGO.- Pues una charla de gente que sabe cosas y las cuenta para que otros las escuchen.

FINEA.- Ah… ¿Cada vez que alguien cuenta algo y alguien le escucha, está haciendo un simposio?

TIAGO.- Tal vez. Y también la semana pasada estuvimos en el SILT.

FINEA.- ¿Cómo?

TIAGO.- SILT.

FINEA.- ¿Semana Intensiva de Lechuga y Tortilla?

TIAGO.- No, Salón Internacional del Libro Teatral. En el Teatro Valle Inclán.

FINEA.- Anda…

TIAGO.- Estaba organizada por la AAT.

FINEA.- ¿Amigos de las acelgas y los tornillos?

TIAGO.- No, asociación de Autoras y Autores de Teatro.

FINEA.- Ah.

TIAGO.- Había muchos dramaturgos y dramaturgas, y lecturas dramatizadas de obras breves, y mucha gente, y actores y actrices, y unos encuentros de autores con traductoras; esos encuentros estaban organizados por la AAT y la SGAE.

FINEA.- ¿SGAE? ¿Simposio de gatos altos y esbeltos?

TIAGO.- No, Sociedad General de Autores y Editores.

FINEA.- Ah.

TIAGO.- Y también había uno muy, muy enfadado, pero muy enfadado, porque había un concurso de teatro en que te daban un tema y escribías y luego unas horas más tarde presentabas el texto, pero no había podido entregar el texto a pesar de llevar allí todo el día y haber leído muy bien las bases, porque había un no-sé-qué que no estaba en las bases, y que le dijeron “ah, haber leído las bases” y él “he leído las bases” y le dijeron “ah, pues haber preguntado”, y él “¿y qué iba a haber preguntado? ¿si había alguna cosa oculta e importante que no hubierais puesto en las bases?”. Y el premio eran 1000 euros, que deben servir para comprar muchos libros de teatro; pero no, no me refiero a que las bases te obliguen a comprar muchos libros de teatro, supongo que te lo puedes gastar también en otra cosa, como novelas de amor, o cervezas. Pero el caso es que este se enfadó mucho porque con 1000 euros hubiera podido comprar muuuuchos libros. Y como no ganó los 1000 euros, se dedicó a robar libros de teatro por valor de 1000 euros.

FINEA.- ¿Eso es verdad?

TIAGO.- Lo de que robó libros, no, eso me lo he inventado; pero lo de que intentó presentarse y se quedó con las ganas, sí es verdad. Y no fue el único.

FINEA.- Oh. ¿Y tú escribiste un texto y lo presentaste?

TIAGO.- Yo no sé escribir. Además, yo no necesito 1000 euros. No sabría en qué gastarlos, porque como no leo teatro, no podría gastarlos en libros de teatro…

FINEA.- Me los hubieras dado a mí, que yo te los hubiera administrado muy bien…

TIAGO.- Y luego esta semana he visto Twist, una de circo y música en el Teatro Circo Price, dirigida por Marta Pazos, y con música en directo y con dos que presentaban que eran Carmen Barrantes y Óscar de la Fuente que eran muy divertidos, y todos llevaban pelucas, y los colores eran lo mejor. ¡Era una función de colores!


Twist en el Teatro Circo Price

FINEA.- ¿De colores?

TIAGO.- De colores, sí, de rojo y azul, y lo que hacían con los colores me gustó mucho, y luego me dio miedo cuando entraba una chica de blanco y negro, porque entre tanto azul y rojo, pues…

FINEA.- Mi color favorito es el verde.

TIAGO.- El mío era el amarillo, pero ahora no sé si cambiar al azul.

FINEA.- Eres un chaquetero de colores.

TIAGO.- ¿Un qué?

FINEA.- ¿Qué más has visto?

TIAGO.- Pues he visto una que se llama La belleza, que era la segunda parte de El lugar y el mito, era en la sala pequeña del Teatro de la Comedia, y había una atmósfera inquietante, con unos actores que se movían entre las plantas y con poquita luz. Era una cosa muy sugerente.


La belleza – foto de Sergio Parra

FINEA.- ¿Y qué más?

TIAGO.- Ah, he visto Breve historia del ferrocarril español, un texto de Joan Yago dirigido por Beatriz Jaén, con Esther Isla y Paloma Córdoba en el sótano del María Guerrero, era una clase de historia sobre los Borbones, que era una familia de ladrones de muchas generaciones.

FINEA.- ¿Eh? Eso no lo puedes decir.

TIAGO.- ¿El qué?

FINEA.- Lo de los ladrones.

TIAGO.- ¿Por qué?

FINEA.- Porque te llevan a la cárcel.

TIAGO.- ¿A la cárcel? ¿Por decir qué?

FINEA.- Por decir que los Borbones era una familia de ladrones de muchas generaciones.

TIAGO.- Pues tú también lo has dicho.

FINEA.- Es verdad. Me estás liando… No lo digamos más, no sea que acabemos en la cárcel.

TIAGO.- ¿A la cárcel de murciélagos?

FINEA.- Sí. Este supermercado está lleno de micrófonos ocultos.

TIAGO.- Pero si yo no digo más que lo que he visto en la obra. En la obra se veía que esta familia era una familia de ladrones, y hasta cogían las maletas llenas de dineros y se iban lejos. Y no sé si es una familia que además de robar, hacía otras cosas, pero se ve que en el siglo XIX estaba de moda robar, y ellos, pues hicieron lo que estaba de moda.

FINEA.- A lo mejor fueron ellos los que lo pusieron de moda.

TIAGO.- ¿Y sigue de moda?

FINEA.- No, eso ya no pasa.

TIAGO.- ¿Eso era antes?

FINEA.- Ahora ya nadie roba.

TIAGO.- ¿Ni los Borbones ni nadie?

FINEA.- Nadie. Ya nadie roba.


Breve historia del ferrocarril español – foto de Luz Soria

TIAGO.- ¿Ahora todos se conforman con lo que tienen?

FINEA.- Sí. Las vías de tren se construyen sin que nadie se embolse nada.

TIAGO.- Ah.

FINEA.- Fíjate tú.

TIAGO.- Dice papá que es fan de Esther Isla. Y que por eso va a ver a Esther Isla a hacer de ladrona. Y de Corina. Pero yo no entendí quién era Corina y por qué de repente la sacaban ahí, con una peluca rubia. ¿Corina era también una ladrona?

FINEA.- Bueno, no exactamente, pero era amiga de un ladrón.

TIAGO.- ¿De quién?

FINEA.- No te lo puedo decir, que me meten en la cárcel.

TIAGO.- ¿Si me dices el nombre del ladrón amigo de Corina, vas a la cárcel?

FINEA.- Creo que sí.

TIAGO.- Entonces, supongo que el amigo de Corina por robar va también a la cárcel.

FINEA.- No, eso no.

TIAGO.- ¿Roba y no va a la cárcel?

FINEA.- Exacto.

TIAGO.- Ah, ¿entonces el amigo de Corina puede hacer lo que le salga del papo?

FINEA.- ¿Quién te ha enseñado eso?

TIAGO.- ¿El qué?

FINEA.- “Lo que le salga del papo”.

TIAGO.- ¿Me quieres responder?

FINEA.- ¿El qué?

TIAGO.- ¿Por qué el amigo de Corina no va a la cárcel?

Silencio. Finea mira hacia el infinito. Tiago se queda pensativo. Un buen rato después sigue hablando.

TIAGO.- También he visto danza, por ejemplo una que se llama Pharsalia, de Antonio Ruz, en los Teatros del Canal, y Mother Tongue, de Eduardo Vallejo Pinto, en el Teatro del Bosque de Móstoles.


Mother Tongue – foto de Alba Muriel Meléndez

FINEA.- Qué bien te lo pasas con tu padre, ¿eh?

TIAGO.- Y también vimos una que se llama Conejo blanco, conejo rojo, en que a un actor o actriz (en este caso era Anabel Alonso) le dan al comenzar la función un sobre cerrado que contiene lo que tiene que hacer y decir. Y la gente se lo pasa bien, pero no puedo contarte más sobre la función porque no nos dejan decir nada, bajo pena de condena eterna a ir al teatro cada día a ver obras de 12 horas.

FINEA.- Eso de la pena de condena eterna te lo has inventado.

TIAGO.- Sí. Esa obra está en el Teatro Marquina. Ah, y allí cerca, en el Infanta Isabel, vimos Cabezas de cartel, que papá ha visto ya varias veces y yo por primera vez, y que vuelve a estar en Madrid durante 7 miércoles, y que es una cosa muy graciosa sobre la dignidad de la persona y del murciélago, y también va sobre artistas, y sobre los teatreros y que dice papá que todos deberían ir a verla, de todas las escuelas de teatro y de todas partes.


Cabezas de cartel – foto de Foto Vicente

FINEA.- ¿Y qué vas a ver próximamente?

TIAGO.- Pues creo que voy a ver una que dura 5 horas, Imagine, de un polaco que se llama Krystian Lupa, y que dice papá que a veces se ven obras de 50 minutos con sensación térmica de 5 horas, y otras veces obras de 5 horas con sensación térmica de 30 minutos, y dice también que eso de la duración es un misterio sin resolver. Pero también me he contado que es un acontecimiento que venga este montaje y que no nos la podemos perder. Y también vamos a ver La Toffana, que trata de una mujer que hace venenos para que algunas mujeres envenenen a sus maridos, esa será en la Abadía desde el día 3. Y también vamos a ver Lo único que verdaderamente quise toda la vida es ser delgada, de Esther Carrodeguas, en el Teatro del Barrio, que parece ser que esta Esther es la que escribió una que se llama Supernormales, que yo no vi porque era chiquitito y vivía en Fundão, pero papá sí. Y también voy a ver Tea Rooms, que está en el Fernán Gómez y que dice papá que es fan de Paula Iwasaki.


Lo único que verdaderamente quise toda la vida es ser delgada

FINEA.- Tu padre es fan de todas menos de mí

TIAGO.- ¿Y por qué tendría que ser fan de ti? ¿Sales acaso en las obras de teatro?

FINEA.- Dejémoslo, Tiago…

De repente se escucha la voz de Marcelo allá lejos.

MARCELO.- ¡Tiago! ¡Tiago! ¿Dónde te has metido?

TIAGO.- Ya me ha pillado. Me va a regañar porque te lo he contado todo.

FINEA.- No tiene por qué enterarse. Le puedes decir que hemos estado hablando de música. Eso es, de música.

MARCELO.- (Llegando donde están y colgándose bocabajo al lado de Tiago.) ¿Qué hacéis aquí?

TIAGO.- Hola, papá, pues ya ves, aquí hablando de música.

MARCELO.- ¿De qué música?

FINEA.- De Vivaldi.

TIAGO.- ¿De qué? ¿Qué es Vivaldi?

MARCELO.- De qué hablabais, Tiago. Dímelo.

TIAGO.- Papá, ¿tú sabías quiénes eran los Borbones?

MARCELO.- Y lo siguen siendo, Tiago.

TIAGO.- ¿El qué?

MARCELO.- Borbones.

Continuará…

(¿Se enterará Marcelo lo de que de verdad estaban hablando Finea y Tiago? ¿Existirán las cárceles para murciélagos? ¿Qué será eso de Vivaldi? Para saber todo lo que pasa en este terrible supermercado y algunas cosas fuera de él, pulsar aquí.)

@nico_guau

El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí