Horror en el supermercado XCVI – Vaya invitación

0
143

Marcelo está discutiendo con Finea entre los briks de leche.

FINEA.- Mira, mejor no hablemos de lo que pasó en Ciudad Rodrigo.

MARCELO.- Sí, mejor no.

FINEA.- Sobre todo, porque vas muy retrasado con tus crónicas y no quiero anticipar nada…

MARCELO.- Bueno, las crónicas llevan su tiempo…

FINEA.- Imbécil.

MARCELO.- ¿No me has perdonado aún?

FINEA.- ¿Perdonarte?

MARCELO.- Bueno, la verdad es que tampoco fue tan grave…

FINEA.- Dejémoslo…

MARCELO.- ¿Y si te llevo al teatro hoy?

FINEA.- ¿A ver qué?

MARCELO.- Cabezas de cartel, de la compañía Perigallo. Es que en Ciudad Rodrigo la gente decía que la había visto allí en la feria el año anterior y que era muy buena, y resulta que está en Lagrada dos semanas, desde hoy hasta el día 12 de septiembre. ¡Dos semanas!

FINEA.- ¡Dos semanas! ¡Es genial, porque si nos gusta, podemos ir varias veces!

MARCELO.- ¡Pues sí! ¡Te invito al teatro!

FINEA.- Pero si somos murciélagos y no pagamos, porque nos colgamos de una vara y vemos la función cabeza abajo…

MARCELO.- Ya, ¿y?

FINEA.- Que vaya invitación. Me invitas y no pagas… Podrías pagarte unas cañas después, al menos…

MARCELO.- Bueno, no todo consiste en pagar… Y además, ya sabes lo que te pasa cuando veces cerveza…

CAROL.- (Llegando al pasillo de la leche.) ¿Estáis aquí? Llevo media hora buscándoos.

FINEA.- Es que Marcelo me ha invitado al teatro y…

CAROL.- ¿En serio? Algo querrá…

FINEA.- Me ha invitado al teatro pero sin pagar, porque nos vamos a colar, como hacemos siempre…

MARCELO.- Pero, ¿por qué sois tan desconfiadas?

CAROL.- Bueno, la verdad es que sí, por qué seremos tan desconfiadas…

MARCELO.- A ver… Es que resulta que Cabezas de cartel se estrenó allí en Ciudad Rodrigo el año pasado, que alguien dijo que no estaba previsto estrenarla allí, pero como los humanos estabais confinados, pues todo se retrasó… Y entonces había muchos nervios pero fue un gran éxito. Y por eso la obra comienza con una feria de teatro… Eso decían los teatreros la semana pasada… Tengo un papelito sobre la obra, lo robé allí en Ciudad Rodrigo, lo he metido hace un rato en el bolsillo de atrás de tu pantalón, Carol.

CAROL.- ¿Y desde cuándo te he dado permiso para meter cosas en el bolsillo de atrás de mi pantalón?

MARCELO.- Bueno, perdona, no sabía que había que pedirte permiso para meterte algo en el bolsillo de atrás de tu pantalón.

CAROL.- Bueno, está claro que sí, que hay que pedir permiso… No puedes venir y tocarme el culo, e irte de rositas…

MARCELO.- ¡Que soy un murciélago! ¡Que a mí tu culo me da igual!

FINEA.- Anda, Carol, léenos lo que pone en el papelito…

CAROL.- Que sea la última vez…

MARCELO.- ¡Que sí!

Carol busca en el bolsillo, saca un papel arrugado y pone cara de asco…

CAROL.- ¿Y de dónde robaste esto? ¿De la papelera?

MARCELO.- Eres una quejica… Todo el día igual…

CAROL.- (Leyendo.)Cabezas de cartel es un texto de Javier Manzanera y Celia Nadal, interpretado por los mismos autores y dirigido por Luis Felpeto. Una propuesta para revisarnos. Una oportunidad para analizarnos como sociedad y como colectivo. Una vuelta a los valores. Un alto en el camino. Todos tenemos necesidad de ser reconocidos. Todos. Te dediques a lo que te dediques. Y una vez cubierta esa necesidad, entramos en el terreno de la adicción al aplauso. El relumbrón nos deslumbra. No tenemos más remedio que reírnos de eso, porque es muy ridículo el ridículo que hacemos.”

FINEA.- Como el ridículo que has hecho en los derrapes por el Patio de los Sitios de Ciudad Rodrigo, Marcelo…

MARCELO.- Cállate, que no estamos hablando de eso… Sigue, Carol…

CAROL.- “Pero además, hay algo muy serio que también nos afecta a todos, y es el hecho de que ese relumbrón nos hace olvidar muy a menudo cuáles son nuestros valores y cuáles eran nuestras prioridades. Mucha pose y poco poso. En cuanto nos descuidamos, los humanos nos deshumanizamos a fuerza de sentirnos importantes. A veces hacemos cosas hermosas para mejorar vidas, y otras veces nos entretenemos en ver quién tiene mejor prensa. ¡Qué pena y qué risa damos!”

FINEA.- Sí, sí que das risa, Marcelo.

MARCELO.- Esto no habla de mí, se refiere a los humanos… Es un pequeño matiz que no sé si has comprendido… ¿Cómo dice ahí, Carol? Lee… “En cuanto nos descuidamos…”

CAROL.- “En cuanto nos descuidamos, los humanos nos deshumanizamos a fuerza de sentirnos importantes.”

MARCELO.- Los humanos, Finea, los humanos… Es que lo escriben Celia Nadal y Javier Manzanera, que son humanos.

CAROL.- ¿Sigo?

FINEA.- ¿Aún hay más?

CAROL.- Sí… “Sinopsis. Una pequeña compañía de teatro está en plena sesión de trabajo. Preparan una función que habla de ser libres haciendo lo correcto. En Cabezas de cartel nos colamos en un momento crítico del proceso creativo de esta obra en el que se enfrentarán los principios éticos con la necesidad de sentirnos importantes.”

MARCELO.- Sigue.

CAROL.- No hay más.

MARCELO.- ¿Y así acaba?

CAROL.- Bueno, es para que vayamos a verla… Es que, si lo ponen todo, pues ya no vamos…

FINEA.- ¿A qué hora es?

MARCELO.- A las 20h. Desde hoy hasta el día 12, pero los domingos es antes…

CAROL.- ¿Vamos hoy?

MARCELO.- Sí.

CAROL.- Pues me parece ideal, porque es un día muy tonto sin teatro, acaba agosto, ya no hay nada de Veranos de la Villa, y aún no se ha estrenado nada en algunos sitios, y los que sí que han estrenado ya no tienen función un martes…

FINEA.- Sí, es un plan ideal. Marcelo te invita al teatro, Carol.

MARCELO.- Sí, yo te invito, pero pagas tú.

CAROL.- Pues vaya invitación.

FINEA.- Y después nos va a invitar a unas cervezas. Lo ha prometido.

MARCELO.- Yo no he prometido nada.

FINEA.- ¿No? Pues como no nos invites a unas cervezas, cuento lo que de verdad ha pasado en Ciudad Rodrigo

CAROL.- ¿Y tú cómo sabes lo que ha pasado en Ciudad Rodrigo, Finea?

(¿Invitará Marcelo a unas cervezas después de Cabezas de cartel? ¿Contará Finea lo que de verdad pasó en Ciudad Rodrigo? ¿Por qué sabe lo que realmente pasó? ¿Les gustará Cabezas de cartel? ¿Descubrirán Celia Nadal y Javier Manzanera a dos murciélagos colgados de una vara viendo la función? Para saber todo lo que pasa en este terrible supermercado y algunas cosas fuera de él, pulsar aquí.)

@nico_guau

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorEl conflicto del pasado
Artículo siguienteSanto Stefano Belbo
El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí