Horror en el supermercado XCVII – La lista

0
194

Carol está escribiendo con un boli en una libreta. Se le acerca sigilosamente Marcelo, por detrás. Lee por encima del hombro de Carol lo que ella ha escrito…   

MARCELO.- “Envenenar a los patos del Retiro.”

CAROL.- (Que ha dado un salto al oír a Marcelo.) ¿Qué haces aquí? ¡Qué susto me has dado!

MARCELO.- Me aburro. ¿Qué estás escribiendo?

CAROL.- ¿A ti qué te importa?

MARCELO.- Bueno, ahora que he leído eso de envenenar a los patos del Retiro, me cuentas qué estás escribiendo…

CAROL.- ¿Siempre te metes donde no te llaman?

MARCELO.- Me lo cuentas o lo digo por megafonía. (Se acerca al micrófono de megafonía del supermercado…)

CAROL.- No serás capaz.

MARCELO.- ¿No? (Acerca la mano al botón para hablar.)

CAROL.- No te atreves…

MARCELO.- ¿Tú crees? (Pulsa el botón.) Señorita Finea, por favor, pase por la caja de Carol, que Carol le va a contar por qué quiere envenenar a los patos del Retiro…

CAROL.- Sí, has sido capaz…

MARCELO.- Anda, claro…

CAROL.- Pues que sepas que me da igual, porque a este supermercado nunca viene nadie a comprar… Yo no sé ni cómo seguimos abiertos…

FINEA.- (Llega volando.) ¿Qué pasa? ¿Qué pasa? ¿Qué pasa?

MARCELO.- ¡Qué veloz!

FINEA.- ¿Qué pasa con los patos de Retiro?

MARCELO.- Carol, que está escribiendo no sé qué…

FINEA.- ¿Qué estás escribiendo, Carol?

CAROL.- Ay, ¡qué pesados! ¡Una lista!

FINEA.- ¿Una lista?

CAROL.- Ya sabéis que me gustan mucho las listas. Pues estoy redactando una lista de cosas que hacer en verano si te quedas en Madrid. Un decálogo.

FINEA.- Pero el verano ya casi se ha acabado…

CAROL.- Bueno, pero también se puede usar el año que viene.

MARCELO.- Eso si no has matado ya a los patos del Retiro este año.

FINEA.- Léenosla.

MARCELO.- Eso, léenosla.

CAROL.- Qué pesaditos… A ver… (Lee.)

Diez cosas que hacer en verano si te quedas en Madrid:

1.- Irte.

FINEA.- Qué original, anda… si te vas, no te quedas…

MARCELO.- Empezamos bien el decálogo…

CAROL.- Bueno, callaos, que así no avanzo…

2.- Ir al teatro.

3.- Envenenar a los patos del Retiro.

MARCELO.- Pero, ¿en serio estás proponiendo que la gente envenene a los patos del Retiro?

CAROL.- ¿Yo? Yo no estoy proponiendo nada.

MARCELO.- ¿Entonces?

FINEA.- Bueno, también se puede envenenar a las carpas del Retiro. Sería más entretenido porque hay muchas más carpas que patos…

CAROL.- A ver, solo es una cosa que se puede hacer, pero no estoy obligando a nadie a hacerla… Por ejemplo, el número 4, pues se puede hacer, pero tampoco es aconsejable…

MARCELO.- Estás enferma…

CAROL.- Calla…

4.- Alimentarse solo de gazpacho.

5.- Ir a los Veranos de la Villa a ver todo lo que pongan.

6.- Cambiar de trabajo.

7.- Organizarse la agenda teatral para septiembre…

Estas dos últimas están conectadas… Porque, claro, ahora resulta que en el súper me tengo que quedar por las tardes mientras el encargado está de vacaciones, y se acabó lo de ir al teatro en un par de semanas… Si hubiera encontrado un trabajo solo de mañanas, estaría todo arreglado… O, si me hubiera organizado, habría podido ver lo que se estrenaba antes de tener que quedarme aquí encerrada… Y dejar para mediados de septiembre, que me libero, las que duran más días… Tendría que haber hecho una lista de todo lo que quiero ver… Si yo hubiera preparado mi agenda teatral de este comienzo de curso, no me habría pillado de sorpresa Cabezas de cartel de Perigallo en Lagrada, ni Cinco horas con Mario con Lola Herrera en el Bellas Artes, ni Onán en el Infanta Isabel, ni…

MARCELO.- Bueno, vamos por partes… A tu decálogo le faltan tres cosas que hacer en Madrid, que solo has dicho siete.

CAROL.- Ya, es que no tengo más. Me podríais ayudar…

MARCELO.- ¿Y esto dónde se va a publicar?

CAROL.- En ningún lado.

MARCELO.- ¿Entonces por qué lo escribes?

CAROL.- Porque me gusta hacer listas, ya lo deberías saber… Y además, arrancar la temporada es duro… Se lleva mejor si se tiene una lista.

MARCELO.- Si fuera una lista de propuestas para esta temporada, pero es una lista de cosas que hacer en verano, y el verano, por lo que parece, se nos ha acabado ya… Estás enferma.

CAROL.- ¿Estoy enferma? ¡Mira quién habla! ¡El que va volando de un teatro a otro y que aún no nos ha contado cómo terminó la cosa en la Feria de Ciudad Rodrigo!

MARCELO.- Me estoy reservando… Le estoy dando intriga…

CAROL.- Pues como tardes mucho, vas a perder lectores.

MARCELO.- Bah, seguro que no. Cuando llegue la inspiración y publique el siguiente episodio, me leerán con avidez. Antes eran capaces de esperar una semana para ver el siguiente episodio de Falcon Crest, ¿no? Pues lo mismo.

CAROL.- Bueno, bueno, bueno, ¡no irás a comparar tus crónicas con Falcon Crest!

MARCELO.- Pues de intriga andamos más o menos igual… En Falcon Crest había más vino, pero solo eso…

CAROL.- Pero si eres muy joven, no has visto nunca Falcon Crest, ¿cómo puedes compararlo…?

FINEA.- ¿Qué es Falcon Crest?

MARCELO.- Finea, tú y yo no habíamos nacido, pero mi abuela me contó que ponían un episodio de Falcon Crest en la tele cada semana, y todos los humanos estaban pegados a la tele…

CAROL.- Marcelo, acaba de una vez tu crónica de Ciudad Rodrigo, y déjate de Falcon Crest

MARCELO.- A ver, es que llevo unos días de ir a ver todo a los teatros madrileños, y no doy abasto… El comienzo de temporada está siendo muy ajetreado…

CAROL.- ¿Cuántas veces has visto ya Cabezas de cartel?

MARCELO.- Pues el martes, el miércoles entera, y el jueves solo el final. Y volveré esta semana.

CAROL.- Odio tener que quedarme a cerrar el súper. ¡Solo he ido al teatro una vez esta semana! ¡Contadme qué más habéis visto!

FINEA.- Pues Cinco horas con Mario, en la que una mujer habla con el ataúd de su marido y…

CAROL.- Bueno, habla con el marido fallecido que está dentro del ataúd… Me tuve que leer la novela en el instituto… En una noche me la leí.


Lola Herrera en
Cinco horas con Mario

FINEA.- Pues me gustó bastante, pero no dura cinco horas.

MARCELO.- ¡Menos mal!

CAROL.- ¿Qué pasa? ¿No te gustó?

MARCELO.- No, no he dicho que no me gustara… Pero es que, cinco horas, son muchas horas…

CAROL.- Yo tardé más de cinco horas en leérmela aquella noche en mi época de instituto…

FINEA.- Es un título engañoso, entonces, a lo mejor en vez de Cinco horas con Mario  podría llamarse Ochenta minutos con Mario.

MARCELO.- Yo prefiero Señora de rojo sobre fondo gris.

FINEA.- ¿Esa cuál es?

MARCELO.- Te lo conté ayer, otra novela de Miguel Delibes.

FINEA.- Ah, ya me acuerdo… ¡Pues yo prefiero Cinco horas con Mario! Es más, le he dicho a mi madre que venga a verla, y va a venir esta semana.

CAROL.- A lo mejor tu madre ya la ha visto. Las madres ya han visto Cinco horas con Mario, porque es un montaje de hace cuarenta años.

FINEA.- Pero mi madre es murciélaga, y no ha venido a Madrid nunca.

CAROL.- ¿Y Cinco horas con Mario no ha estado en Almagro?

FINEA.- Ah… Pues no lo sé, pero en el Festival de Almagro no creo…

MARCELO.- Ya os podéis ir buscando otro supermercado, porque en este no hay sitio suficiente para ella y para mí.

FINEA.- No tenía pensado quedarse a dormir en Madrid, pero si alguien se tiene que ir del supermercado, te vas tú.

MARCELO.- No, no me voy yo, porque yo vine antes.

FINEA.- Si quiero meter aquí a mi madre, pues la meto.

CAROL.- Chicos… Dejad la discusión, vamos… Cómo estuvo la de Onán.


Llum Barrera e Iñaki Miramón en
Onán

MARCELO.- Ah, en Onán aprendimos una cosa que hacéis los humanos y que nosotros no hacemos, fíjate.

FINEA.- Es verdad, sobre todo tú, que vas dejando embarazadas a las murciélagas portuguesas.

MARCELO.- ¡Otra vez! ¡Que yo no he dejado embarazada a Sabina!

FINEA.- ¡Pues eso no es lo que dice ella!

CAROL.- Pero, ¿me queréis decir qué pasa con Onán?

FINEA.- ¿Tú sabes quién es Onán?

CAROL.- Eeeeeh. No caigo…

MARCELO.- ¿Y su pecado?

CAROL.- ¿Pecado?

FINEA.- ¿Se lo contamos?

MARCELO.- Pero si seguro que lo sabe, y se está haciendo la tonta…

FINEA.- Eso es, porque hasta el Papa…

MARCELO.- Y el Rey.

FINEA.- Y el presidente del gobierno…

CAROL.- ¿Qué?

MARCELO.- Nada.

CAROL.- ¿No me lo decís?

FINEA.- No.

MARCELO.- Si has sido capaz de leer Cinco horas con Mario en una noche, pues sabrás quién es Onán.

CAROL.- ¿Onán tiene algo que ver con Cinco horas con Mario?

MARCELO.- ¡No! Quiero decir, que si tienes un nivel cultural suficiente para leer Cinco horas con Mario en una noche, pues lo de Onán seguro que lo sabes y nos estás tomando el pelo.

CAROL.- Bueno, pero lo que se lee en el instituto por obligación no se disfruta igual.

FINEA.- Y ya que hablas de disfrutar… En Onán se habla del disfrute también…

CAROL.- Bueno, ¿me lo contáis?

FINEA.- No.

MARCELO.- Vete a ver la obra.

CAROL.- Vale, a ver cuándo… Me toca toda esta semana también de tarde.

FINEA.- También hemos estado en Música de fiambrería, con Lucía Treintini, en los Luchana.



Lucía Trentini en
Música de fiambrería

CAROL.- ¿Quién es Lucía Trentini?

FINEA.- La vimos el año pasado en el sótano de un hotel haciendo una versión de Las criadas con Gloria Albalate y Begoña Caparrós. Se llamaba Criaturas domésticas.

CAROL.- Ah, ya me acuerdo… Lucía Trentini es la que canta rancheras…

MARCELO.- ¡Anda ya! ¡La que canta rancheras es Gloria Albalate! Pero Gloria cuando se junta con Lucía también canta por las calles, durante el confinamiento lo hicieron… Es que Lucía toca instrumentos variados.

FINEA.- Y en Música de fiambrería canta.

MARCELO.- Y va sobre un crimen.

FINEA.- Y se de desdobla en tres personajes.

MARCELO.- Eso es, va haciendo tres personajes y tienen cosas en común los tres personajes, pero no te lo cuento…

FINEA.- Porque puedes ver el sábado 11 la última función…

CAROL.- ¡Pero si me tengo que quedar a cerrar!

MARCELO.- Aaaah, mala suerte…

CAROL.- ¿Y esta semana qué veis?

MARCELO.- Pues habrá que ver Tartufo en el Reina Victoria.

FINEA.- y The Quest en el Valle Inclán.

MARCELO.- Y Edipo en el Español.

FINEA.- Y Despierta, también en el Español.

MARCELO.- Y As fillas bravas en el Teatro del Barrio, ¡que es de Chévere! ¡Y está un solo día!


Patricia de Lorenzo, Mónica García y Arantza Villar en
As fillas bravas

FINEA.- Ah, y ahora que hablas de Chévere, ¡también estrenan N.e.v.e.r.m.o.r.e. en el María Guerrero!

MARCELO.- Pero eso es la semana siguiente, a mediados de mes.

FINEA.- ¿Seguro?

MARCELO.- Seguro, estrenan el 17 de septiembre.

FINEA.- ¡Es que estoy tan impaciente que quiero verla ya mismo!

CAROL.- Me dais una envidia tremenda. Estoy harta de estar aquí.

MARCELO.- Vale, pero esta semana también hay dos reestrenos en Cuarta Pared, Nada que perder e Instrucciones para caminar sobre el alambre. ¡La trilogía negra!

FINEA.- ¿Qué es eso de la trilogía negra?

MARCELO.- Que estas obras son la primera y la segunda parte de la trilogía negra de la Cuarta Pared.

CAROL.- ¿Y la tercera parte?

MARCELO.- Aún no se ha estrenado.

CAROL.- Ah, bueno, entonces me queda más tranquila, espero que la estrenen ya cuando no trabaje por las tardes… Estas dos las he visto, pero la tercera parte habrá que ir a verla…

MARCELO.- Pues yo pienso repetir ambas.

CAROL.- Qué envidia. ¿Y por qué se llama trilogía negra?

MARCELO.- Porque cuando llegas con una mascarilla azul te dan una negra.

CAROL.- Anda ya, idiota…

FINEA.- Oye, ¿y cuándo vamos a ver musicales? Marcelo, me dijiste que en septiembre y octubre habría muchos musicales.

MARCELO.- Pues esta semana estrenan Golfus de Roma, en La Latina. Es un musical de romanos con letra y música de Sondheim.

FINEA.- Ah, ¿y me vas a llevar? Me gustan los musicales de romanos.

MARCELO.- ¿Cuántos musicales de romanos has visto?

FINEA.- Ninguno, pero intuyo que me gustan los musicales de romanos. ¿Me vas a llevar?

MARCELO.- Yo no te tengo por qué llevar a ningún sitio, ve tú sola donde te apetezca, que ya eres mayorcita. Has estado una semana entera siguiéndome y estoy ya harto de tener que encargarme de ti.

FINEA.- Qué maleducado… Es que en los musicales me apetecería bailar con alguien. A no ser que prefieras que baile con cualquier otro murciélago que haya en el teatro…

MARCELO.- Baila con quien te dé la gana.

CAROL.- ¿Qué es esto? ¿Finea tratando de dar celos a Marcelo, y Marcelo pasando del tema?

FINEA.- ¡Un cliente!

MARCELO.- ¿Dónde?

FINEA.- ¡Lo huelo!

En ese momento entra un cliente por la puerta del supermercado. Carol se pone muy nerviosa. No veía un cliente en meses.

CAROL.- Escondéos, vamos… ¡Que no os vea, no se vaya a asustar!

(¿Irá Marcelo con Finea a ver los musicales o bailará Finea con otro murciélago? ¿Cuántas veces repetirán Marcelo o Finea Cabezas de cartel esta semana? ¿Verán todo lo que se proponen? ¿Hará Carol una lista de propuestas para el comienzo de temporada? Para saber todo lo que pasa en este terrible supermercado y algunas cosas fuera de él, pulsar aquí.)

@nico_guau

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorCantaleta literaria sobre autores ficticios
Artículo siguienteImpronta de Javier Krahe
El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí