Horror en el supermercado XLIII – Las dos opciones de Carol

0
55

Martes por la mañana. Marcos, el que sustituye a Manoli, desde su caja le está tirando bolitas de papel con el plástico de un boli BIC a la estantería de los cereales que tiene frente a su caja. Carol, en la caja contigua, está pensando, móvil en mano, qué versos recitarle a Marcos. Ya le ha recitado versos a algunos clientes y clientas. Unos se han reído, otros la han mandado a la mierda; en concreto una señora que ha entendido que Carol no iba a volver a ver el agua bendita casi la pega con una barra de pan… A pesar de que Carol no la ha visto mucho en su vida el agua bendita, según parece… Los versos que le ha recitado a la señora del pan han sido los del gracioso de El burlador de Sevilla tras naufragar: “¡Oh, quién hallara una fragua  / de vino, aunque algo encendido! / Si de la agua que he bebido / escapo yo, no más agua. / Desde hoy abrenuncio della; / que la devoción me quita / tanto, que aun agua bendita / no pienso ver, por no vella.” Pero bueno, eso ya fue temprano por la mañana. Ahora Carol está buscando obras que están programadas en Almagro este verano.

CAROL.- ¡A ver si te sabes esta…! (Recita unos versos.)

“¡Ay de mí, Teodoro ingrato,
que luego que su grandeza
te toca al arma, me olvidas!
Cuando te quiere me dejas,
cuando te deja me quieres.
¿Quién ha de tener paciencia?”

MARCOS.- ¡Esa es muy fácil! ¡Es El perro del hortelano!

CAROL.- ¡Te las sabes todas!

MARCOS.- Son muchos años, y me estás diciendo los fragmentos más famosos…

CAROL.- ¿No lo echas de menos?

MARCOS.- Sí, claro, todos los veranos he estado, menos este, pero como he empezado a trabajar aquí, no puedo ir… Me estoy haciendo adulto. Trabajo en Madrid y no puedo ir al Festival de Teatro Clásico de mi pueblo.

CAROL.- ¿Pero por qué no me dijiste antes que eras de Almagro? ¡Con lo mucho que te he odiado durante una semana entera!

MARCOS.- Tampoco me lo preguntaste. Tú eres de las que odias así, gratuitamente.

CAROL.- Pues la Compañía Nacional de Teatro de México trae El perro del hortelano a Aurea. La veré el fin de semana. ¿Sobrevivirás aquí solo en el súper sin mí?


El perro del hortelano de la Compañía Nacional de Teatro de México

MARCOS.- Pues claro, si ya lo sé hacer todo…

CAROL.- A ver esto si lo reconoces… (Lee.)

“¿No se ven aquí los golpes
de la sangre y las señales?
¿Vosotros sois hombres nobles?
¿Vosotros padres y deudos?
¿Vosotros, que no se os rompen
las entrañas de dolor,
de verme en tantos dolores?”

MARCOS.- Fuenteovejuna, por supuesto.

CAROL.- Pues hay un montaje que se llama Fuenteovejuna, el valor de las mujeres que viene de Costa de Marfil. A ver si lo puedo ver el sábado… ¿Y este otro fragmento…? (Lee.)

“Téngase el duende a la luz;
pues, ¿qué es de él? ¿No estaba preso?
¿Qué se hizo? ¿Dónde está?
¿Qué es esto, señor?”

MARCOS.- ¡La dama duende!

CAROL.- ¡Miércoles y jueves hay en el Corral un montaje de La dama duende que viene del Ugala Teater de Estonia, dirigida por Lembit Peterson! ¿Cuántas has visto de La dama duende? ¿Y de Fuenteovejuna? ¿Y de El perro del hortelano?


La dama duende del Ugala Teater de Estonia

MARCOS.- Pues no sé, al menos una cada año. Quizá incluso pudiera haber dos Fuenteovejunas o tres en el mismo verano…

CAROL.- ¡ME ENCANTA! ¡Oh, cómo le hubiera gustado esto a Manoli! ¡Qué pena que no la puedas conocer!

MARCOS.- Te recuerdo que estoy sustituyendo la baja de Manoli. Si ella viene yo me tengo que ir… ¿Querrás que me vaya?

CAROL.- Ah, es verdad, no se lo diremos entonces. Será nuestro secreto…

MARCOS.- Eso es… (Dispara con el boli BIC a una caja de cereales.) ¡Toma! ¡En todo el centro! ¡Menudo agujero he hecho!

CAROL.- No sé si Lorenzo va a estar muy contento con eso. Llevas ya unos cuantos agujeros en lo que va de mañana…

MARCOS.- No se lo diremos entonces. Será nuestro secreto… Yo no le diré que tú robas de la caja para ir al teatro…

CAROL.- Vale… Si estamos llenos de secretos… A ver si esta la reconoces… (Lee.)

“En fin, señora, me veo
sin mí, sin vos, y sin Dios.
Sin Dios, por lo que os deseo;
sin mí, porque estoy sin vos;
sin vos, porque no os poseo.”

MARCOS.- ¡Pero es que me estás diciendo las más fáciles! ¡El castigo sin venganza!

CAROL.- ¡Jajajaja! ¡ El castigo sin venganza, de la Compañía Nacional de Teatro Clásico! ¿Y todos los vecinos de Almagro son igual de frikis que tú?

MARCOS.- Bueno, no sé, haz la prueba. Mi madre te puede decir, así, sin pensarlo mucho, cuántas veces han programado en 42 ediciones El castigo sin venganza y qué montaje le ha gustado más.

CAROL.- ¿En serio? No me lo creo…

MARCOS.- Que sí, que mi madre está muy puesta… No se pierde ni una…

CAROL.- Pues yo la quiero conocer.

MARCOS.- Te mandaré su número.

CAROL.- También hay esta semana La dama boba de Clásicos on the road, gratis para los vecinos, al lado de dos ermitas, y La viuda valenciana, de Mic Producciones en el Palacio de los Oviedo… Y mira esta, esta seguro que no la has visto… Amor es más laberinto, de Sor Juana Inés de la Cruz, que trae el Teatro de la Rendija de México…


La dama boba de Clásicos on the road de Madrid

MARCOS.- Anda, pues esa no la recuerdo… Le preguntaré a mi madre. La voy a llamar. Espera… (Saca su móvil y llama.)

CAROL.- ¿Me la pasas y se lo pregunto yo?

MARCOS.- ¿Qué confianzas son esas?

CAROL.- Estoy impaciente por conocerla. ¿Cuántos años tiene?

MARCOS.- No sé, más de 60.

CAROL.- Claro, y tú con 27 años no has podido ver todas las ediciones del Festival, pero ella tal vez ha visto…

MARCOS.- No lo coge…

CAROL.- Pues quiero hablar con ella… ¿Cómo se llama?

MARCOS.- Laurencia.

CAROL.- ¿Cómo la de Fuenteovejuna?

MARCOS.- Sí. Y mi padre Catalinón, como el de El burlador de Sevilla… Todos en Almagro se llaman como personajes de comedias del Siglo de Oro.

CAROL.- Anda ya, me estás tomando el pelo.

MARCOS.- Sí, ¿pero a que por un momento te lo has creído?

CAROL.- ¿Tiene sofá?

MARCOS.- ¿Sofá? ¿Mi madre?

CAROL.- Claro…

MARCOS.- Pues sí, ¿por?

CAROL.- Pues porque… Porque no tengo para las entradas y para la pensión… He de elegir, tengo dos opciones: o pagar en el teatro y colarme en un sofá, o pagar la pensión y colarme en el teatro. ¿Qué prefieres que haga? Es tu pueblo.

MARCOS.- Pero, qué morro tienes, ¿no?

CAROL.- Uuuy, y mira lo que hay, el domingo por la mañana, Todo el mundo es opiniones, en que unos críticos hablan de lo que han visto durante la semana… Y luego también están los Microclásicos, que representan entremeses… Y sigue el Barroco infantil, y…

Oscuro.

(¿Conseguirá Carol hablar con Laurencia, la madre de Marcos y corlarse en su sofá? ¿Cuántas obras verá Carol este fin de semana en Almagro? ¿Que le parecerán al encargado los agujeros que Marcos está haciendo en las cajas de cereales? Para saber todo lo que pasa en este terrible supermercado, y fuera de él, pulsar aquí.)

 @nico_guau

Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro
hasta el 28 de julio en Almagro (Ciudad Real)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí