In the Moon, we trust! In Mars, we trust!

0
273

 

Se buscan 29 personas, hombres y mujeres, para un viaje sin retorno. Objetivo: Marte. Operación: Habitar el planeta Rojo a partir del 2023. No es una oferta de empleo, ni siquiera una broma macabra, tampoco una expedición, y más que una aventura, un capítulo para un reality show de ciencia ficción, que bien puede llevarse a la literatura y al cine, pero sin código morse que valga. Dejamos de buscar Atlántida, la ciudad perdida de un Atlántico platónico, para aventurarnos en Marte, que para la mitología romana, representaba al dios de la guerra en forma de guerrero, hijo de Júpiter y Juno. Marte espera impaciente compañía de unos cuantos intrépidos terrícolas capaces de dejarlo todo para siempre. 

 

¿Se encuentra en paro y está cansado de la crisis en España? ¿Ya tuvo la oportunidad de dar la vuelta al mundo en 80 días como Willy Fog? ¿Conserva una cierta adicción a la adrenalina? ¿No dispone de hipotecas, parejas, hijos, carreras, ligaduras emocionales, amor al Planeta Tierra, amigos con los que salir de fiesta y un trabajo fructífero? ¿No tiene aversión a las alturas, agorafobia o algún tipo de alergia a los colores ocres y cobrizos? ¿Cuántas veces se ha repetido a sí mismo un ‘que se pare el mundo que yo me bajo‘? El proyecto del holandés Mars One pretende colonizar Marte. ¡No bastó con América!

 

Tiene la oportunidad de su vida si es que cumple los requisitos adecuados: tener buena salud, ciertas dotes de supervivencia por si acaso hubiera un error en el cohete o una avería una vez pasada la estratosfera y, eso sí, hablar el inglés, por aquello que dicen que es el idioma internacional. En Marte no se hablará el marciano, se chapurrearán unos cuantos idiomas porque, cuentan en la selección con candidatos de todos los rincones del mundo con edades comprendidas entre 18 y 49 años.

 

No se queje si el viaje es largo, si el cohete tiene una avería, si siente que le falta el oxígeno al llegar al destino, si después de todo el esfuerzo no obtiene ningún beneficio, ni físico, ni psíquico, ni financiero. De nada le servirá, agárrese bien fuerte y confíe en el más allá, más que en el más acá porque deja de existir el más acá para ir más allá. No hablamos del salto estratosférico del estadounidense Joseph Kittinger. ¡Ánimo, la hazaña promete! ¿Cuántas veces hemos habitado la Luna? ¡Hagan cuentas y tenga fe! In the moon, we trust. In Mars, we trust.

 

La noticia aparecía en los medios esta primavera, advierten que el plazo sigue abierto hasta el 31 de agosto de 2013, aseguran que será la primera ronda de cuatro para realizar la gran selección de viajeros sin retorno. No sólo la noticia aparece en los medios, sino que la BBC la vuelve a reproducir ahora con el siguiente titular Buzz Aldrins calls for humans to colonise the Red Planet. Si tiene miedo, recuerde que la NASA de Houston está abierta como museo para todos los públicos con la siguiente frase.

 

Fotografía realizada por la autora en la NASA, Houston.

Fátima Margu nace en la antigua Emérita Augusta (Mérida, Extremadura) un caluroso verano de 1981. Ha trabajado como profesora de Universidad, periodista e investigadora. Aficionada a Internet y eterna alumna con una única vocación: cuestionarse qué está pasando para procurar llegar a la Verdad de las cosas. Alma viajera, siempre con la intención de hacer extraordinario aquello que para muchos pasaría desapercibido porque no se pararon a observar la belleza o el trasfondo que una instantánea puede condensar.