Jeff Koons, retrospectiva

0
213

 

Puppy, el perro florido que recibe a los visitantes en el Guggenheim, está un poco más contento que de costumbre porque sabe los curiosos que se dirigen al interior del museo van a visitar a sus hermanas, hijas de su mismo padre, Jeff Koons. Él, la marca de lujo del arte. Su obra es una reafirmación de su personalidad y de su arte revulsivo. Se nutre del surrealismo, el pop art y el dadaísmo para crear pinturas y esculturas que invitan a afianzar nuestra individualidad y a romper con ciertos tabúes. Aunque no pocos pongan en duda su verdadero valor artístico, pero su interés como sismógrafo de la época. Su arte puede costar más de 50 millones de dólares y tres emblemáticos museos, el Whitney de Nueva York, el Pompidou de París y el Guggenheim de Bilbao, le hacen la ola en forma de retrospectiva.

Cuándo: Hasta el 27 de septiembre

Dónde:

El Museo Guggenheim, Bilbao