Jeroglíficos de la luna llena

0
506

 

La luna llena no sólo dibuja sus sombras con carboncillo, un mundo sutil de colores gravita en la palidez de la noche iluminada.

 

 

El pajarito de hierro y su rama sostienen una bola de vidrio, que proyecta una sombra coloreada.

 

 

Bajo la luna llena, el candil maravilloso de Aladino flota como una góndola.

 

 

Pende de su tallo la rosa de piedra, como un murciélago colgado del techo de su cueva.

 

 

Suelta la luz de la luna la cabellera natural de las plantas; la sombra de sus tiestos recuerdan cabezas humanas.