¡Junot Díaz!

0
247

 

Pocas veces me he quedado tan impactada al leer una entrevista con un escritor: ésta acaba de publicarse en El País Semanal. Junot Díaz es un dominicano de origen (1968) crecido en los Estados Unidos y que escribe en inglés. Para empezar, me encanta que no se haga fotografiar delante de su bien nutrida biblioteca (un caso único). También esa mirada oscura y clara a la vez que parece decirnos que se dispone a comprender el mundo entero, y no sólo la literatura. Es una entrevista muy buena, sólo oímos la voz del entrevistado, nunca la del entrevistador (Eduardo Lago, también escritor).

 

Hay algo en lo que dice que me remite a aquello que decía  Virginia Wolf: “la gran inteligencia es andrógina”. 1. Al recordar sus primeras lecturas cita “una serie de biografías de los grandes iconos de la nación norteamericana, gente como Abraham Lincoln, Thomas Edison. Sólo había tres mujeres”, observa de pasada. 2. Prefiere el abordaje de la dictadura trujillista que hace Julia Álvarez (En el tiempo de las mariposas) a la de Vargas Llosa (La fiesta del chivo) –a pesar de lo cual considera esta última “una excelente novela”- y lo explica así: «(…) ocurre con las novelas de dictadores. Si se escriben en clave realista no logran atrapar el fondo de terror, lo más problemático de las heridas que abren las dictaduras” (…) ”(Julia Álvarez) llega así mucho más lejos que llevando a cabo una servil narración de los hechos”. 3. Sus referentes literarios: las escritoras negras. “Son quienes mejor me han ayudado a comprender el verdadero ser de este país. Mi pasado, mi presente y mi futuro lo explica perfectamente alguien como Toni Morrison. 4. Habla con admiración de Cormac McCarthy, Thomas Pynchon, Don DeLillo o Philip Roth, y de este último apunta: “…cierto que sus personajes femeninos son para darle de bofetadas, pero sus panoramas novelísticos son impresionantes”. Este hombre no hace guiños ni concesiones al feminismo, o a las mujeres, es simplemente un tipo que se ha enterado de que estamos aquí (para quedarnos) y cuando mira alrededor nos incluye, ¡una novedad!

 

Su visión del mundo es vívida en lo que se refiere a los jóvenes (es profesor de escritura creativa en el MIT). Sus estudiantes no leen. “Están todo el día enganchados a sus maquinitas, pendientes de las redes sociales. “Hoy en día [la gente joven] es víctima de un ataque masivo. Cada joven es un objetivo ambulante sobre el que las corporaciones se lanzan despiadadamente a fin de asegurarse de que no les queda un solo momento libre. Para cada instante de ocio hay un artilugio de consumo al que son adictos (…) El problema de Estados Unidos es que el país está enganchado al consumo de bazofia cultural, por la sencilla razón de que es lo que las corporaciones necesitan para seguir ganando dinero de manera incontrolada”. Pero son también jóvenes los que están provocando un vasto movimiento que recorre todo el mundo, “hartos de cómo se están llevando las cosas a escala mundial”.  Y así toda la entrevista. No se la pierdan. Yo sabía de su existencia, de su Pulitzer, pero nada más… 

 

El 2 de mayo Mondadori publica en España su tercer libro, Así es como la pierdes, que pienso leer, of course.

Soy coruñesa con algo de portuguesa, recriada en Madrid. Como tengo tendencia a la dispersión, estudié Ciencias Políticas. Aparte de varios oficios de supervivencia, he sido socióloga, traductora, documentalista y, finalmente, editora y redactora en El País durante veinte años. En mi primer colegio de monjas tuve la suerte de aprender bien latín. Pasar de las monjas al instituto público Beatriz Galindo de Madrid, donde enseñaban Gerardo Diego, Manuel de Terán, Luis Gil…, fue definitivo para cambiar de fase. Creo que si falla el lenguaje, falla el pensamiento y falla la razón.