Kafka siempre estará entre nosotros

1
269

"Los insultos son algo terrible. /… / Cada insulto contribuye a demoler la mayor invención del ser humano, el lenguaje. Quien insulta injuria al alma. Es un atentado contra la piedad que también cometen quienes no miden correctamente sus palabras. Y es que hablar quiere decir medir y precisar. La palabra es una decisión entre la vida y la muerte".


 

«Los insultos son algo terrible. /… / Cada insulto contribuye a demoler la mayor invención del ser humano, el lenguaje. Quien insulta injuria al alma. Es un atentado contra la piedad que también cometen quienes no miden correctamente sus palabras. Y es que hablar quiere decir medir y precisar. La palabra es una decisión entre la vida y la muerte».

 
Es una cita del poeta Joan Margarit en respuesta a otro poeta que le habla del catalán, el castellano, de esas cosas nuestras. Son palabras que conviene leer, repensar y volver a leer. Las dos cartas son tristes, más la de Margarit, o a mí me lo ha parecido.

 

Me llama la atención que se empleen verbos transitivos como si fueran intransitivos y a la inversa. Dos ejemplos, uno tomado de un diario digital: «Obiang reprocha a España por calificarle de dictador». No dice qué le reprocha, su complemento directo, como corresponde en los verbos transitivos. Con lo fácil que era arreglarlo: «…reprocha a España que le califique de…». De todas maneras, la frase sería humorística si no fuera trágica. El señorito no se siente todo lo calurosamente acogido que cree merecer. Y el ejemplo contrario es un cartel que vi en la puerta de uno de esos bares-restaurantes que pueblan las carreteras españolas: «Prohibida la entrada al establecimiento de comida y bebida del exterior». Se usa mucho también el verbo entrar como transitivo, cuando ni la comida ni la bebida, exterior o interior, tienen la capacidad de entrar en un establecimiento. Uno entra, uno sale, pero no entras comida, si acaso la introduces.

 

Mi filóloga de cabecera, Pilar Ruiz-Va, no me abandona; aquí van algunas de sus recomendaciones, que no conviene olvidar:

 

Es innecesario, sobra, fuera, el término fair play, ya tenemos juego limpioWasap y wasapear, son adaptaciones adecuadas del inglés. Ahí sí, mire; importamos términos cuando no los tenemos. Malasio es el gentilicio para Malasia; malayo es el idioma de ese país. Ojo al piojo.

 

Y para todos los aficionados a las carreras de coches (creo que se nota que yo no lo soy…), un verdadero vademécum:

 

1. Los slick son los neumáticos lisos, pensados para rodar sobre un pavimento seco.

 

2. Los full wet son los neumáticos de lluvia, adecuados para lluvia extrema por tener dibujo en la banda de rodadura.

 

3. La pole position es la primera posición de la parrilla de salida.

 

4. La warm up lap no es otra cosa que la vuelta de calentamiento.


5. El pit lane se conoce en español como calle de garajes o calle de boxes.

 

6. La pared o muro que separa ambos carriles, el pit wall, es el muro de boxes.

 

7. El grip es la adherencia o agarre de la moto al asfalto.

 

8. El set-up es la puesta a punto de las motos.

 

9. Cuando los amortiguadores de las motos vibran de forma brusca e incontrolada, se puede utilizar el término rebote,  en vez de chattering.

 

10. El wheelie, en español caballito, se produce cuando la rueda delantera de las motos pierde contacto con el suelo.

 

Hasta pronto…

Soy coruñesa con algo de portuguesa, recriada en Madrid. Como tengo tendencia a la dispersión, estudié Ciencias Políticas. Aparte de varios oficios de supervivencia, he sido socióloga, traductora, documentalista y, finalmente, editora y redactora en El País durante veinte años. En mi primer colegio de monjas tuve la suerte de aprender bien latín. Pasar de las monjas al instituto público Beatriz Galindo de Madrid, donde enseñaban Gerardo Diego, Manuel de Terán, Luis Gil…, fue definitivo para cambiar de fase. Creo que si falla el lenguaje, falla el pensamiento y falla la razón.

1 COMENTARIO

  1. Como siempre, muchas gracias
    Como siempre, muchas gracias por desasnarnos, aunque había escrito desaznarnos, pero me parecía que lo mío es más ignorancia gramatical que política

Comments are closed.