Keko

0
41

José Antonio Godoy, Keko (Madrid, 1963), está asociado a la generación
de autores que en la década de los ochenta se dio a conocer a través
de las páginas de la revista Madriz. Desde el principio,
llamó la atención por el maduro rigor de corte clasicista de su narrativa
y por la importancia que concedía al papel elocuente de las sombras
–se puede decir que, junto a Pedro Arjona, Ana Juan y Santiago Sequeiros,
es uno de los creadores españoles de cómic que mejor partido ha sabido
sacar a la iluminación-. En el 2002 nos entregó uno de los álbumes
más importantes que ha producido la historieta española, 4 Botas,
que no sólo le valió, al año siguiente, el galardón al mejor trabajo
en el Saló del Cómic de Barcelona, sino que, en su edición francesa,
fue saludado por la crítica como una de esas pocas obras llamadas a
trascender el devenir del tiempo. Tan bueno o mejor, si cabe, fue el
libro que apareció en el 2006: La casa del muerto, donde recopilaba
sus colaboraciones para la revista mallorquina Nosotros Somos los
Muertos
.

En el relato de cuatro páginas
seriadas con el que inauguramos esta sección de nuestra publicación
digital ha decidido, como ya le habíamos visto en otras ocasiones,
hacer una apología de la importancia del silencio en el cómic al tiempo
que extraía todas las posibilidades expresivas de las convenciones
gráficas del medio.

Print Friendly, PDF & Email