La aventura comienza

3
350

 

Precisamente el 1 de mayo, día conmemorativo de tantas luchas y reivindicaciones, sabíamos por fin que nuestro proyecto sale adelante. Pasábamos los 4.000 euros que nos habíamos fijado como objetivo mínimo y asegurábamos así nuestra investigación sobre la actuación de las multinacionales españolas en América Latina, gracias a las generosas aportaciones de los 113 donantes y al compromiso de otros muchos que nos han ayudado a difundir este proyecto. Primera grata sorpresa: el tema interesa, y mucho; y nuestro público siente las mismas inquietudes que a nosotros nos llevaron a enunciar esta investigación. 

 

Sin embargo, seguimos en campaña. Nos quedan aún unos días de primera ronda, y tenemos otros 40 días en segunda ronda para alcanzar nuestro verdadero objetivo: los 8.000 euros que nos permitirán hacer una investigación más amplia, que alcance a otros países de la región igualmente interesantes.

 

Con todo, no cabe duda que aquel 1 de mayo entramos en ebullición. Comencé a escribir mails, mirar calendarios, hacer agendas, preparar logística… En principio, partiendo de ese presupuesto mínimo, contamos con viajar a varios lugares de Colombia y también a Chile, además de investigar en Argentina, donde resido actualmente. Creemos que, sumando ese trabajo sobre el terreno a las entrevistas que podamos hacer en la distancia, estaremos en condiciones de ofrecer un buen panorama de la situación en la región. Pero qué duda cabe de que el trabajo será mucho más completo y enriquecedor si, con más financiación, alcanzamos a viajar a otros países -Ecuador, Bolivia, Guatemala, México- y logramos, también, liberar más tiempo y recursos para la investigación.

 

Hace ya un tiempo que insisto desde este foro en que, como dijo el poeta, el camino lo haremos al andar; mi investigación parte de algunos presupuestos a los que he llegado a partir de la documentación que he manejado, pero no se trata en ningún momento de un guión prefijado, sino más bien, de unas breves líneas de acción que se irán modificando y puliendo según avance la propia investigación. Y es aquí donde, una vez más, os animo a que me hagáis llegar todas las sugerencias que creáis oportunas, especialmente aquellos de vosotros que vivís en América Latina o conocéis en profundidad alguno de estos países. ¿Qué casos no deberíamos dejar en el tintero? ¿Con quién tenemos que hablar? ¿Qué punto de vista consideráis imperdible?

 

Seguimos adelante, con más ilusión que nunca. Y una vez más os pedimos que nos ayudéis a que esto no se quede aquí: que sigamos ganando apoyos para que el proyecto sume y crezca.

 

Pero hoy, más que nunca, os repito: ¡Muchas gracias a todos por confiar en este proyecto!

Nací en Extremadura, pero soy -también- madrileña. Periodista por vocación y convicción, llegué a América Latina en 2008, a esa ciudad caótica y fascinante que es São Paulo. Después de unos años entre samba y tango, me establecí en Buenos Aires, desde donde trabajo como 'freelance' y colaboro para medios como El Mundo y Le Monde Diplomatique. Aunque, cada vez más, apuesto por los proyectos independientes: la revista Números Rojos, la web Carro de Combate -dedicada al consumo responsable y la denuncia del trabajo esclavo- y, por supuesto, este Fronterad.   Afincada por fin en Buenos Aires, una ciudad que me cautivó desde mucho antes de visitarla, cuando se me mostraba desde las páginas de Julio Cortázar, sigo descubriendo este continente diverso y complejo, este continente con las venas abiertas que, sin embargo -o por eso mismo-, tiene tanto que enseñarle al mundo.

3 COMENTARIOS

  1. Nazaret:
    Si bien la relación

    Nazaret:
    Si bien la relación con las transnacionales españolas siempre ha sido conflictiva en el Perú. (Tal vez porque el primer monstruo en entrar fue la Telefónica, que ni en España la quieren mucho) los recientes decretos del gobierno del presidente Humala para exigir mejor trato a los usuarios y mayor inversión en comunidades donde la telefonía móvil no es tan rentable me parece que ha contribuido a mejorar un poco la imágen de Telefónica. Por otro lado, la reciente maniobra, fallida, para comprar las inversiones de Repsol, no ha despertado las furias anticolonizadoras y anti españolas que tal vez muchos de los simpatizantes con esta medida esperaban, Más bien lo contrario: un especia de temor por que el estado intente seguir el modelo argentino o acercarse más al estatismo a lo Chávez. Pero no he visto ningún discurso del tipo anti-español que solía escuchar cuando se hablaba de las inversiones española y específicamente de la Telefónica. Tal vez puedas tomar esto en consideración en tu análisis ¿positivo? Tal vez alguien de Telefónica Perú te pueda hablar sobre las lecciones que han aprendido en casi 20 años de trabajo en el Perú y si es que han felxibilizado sus espectativas de hacer dinero, ya sea para estar en mejores términos con la comunidad o ya sea simplemente por exigencias del mercdo, cada vez más competitivo.

  2. Ánimo, Nazaret, ya estás más
    Ánimo, Nazaret, ya estás más cerca.
    En mi opinión el capitalismo, que es lo que en el fondo tratamos siempre de desentrañar, se aprovecha de que carece de rostro, de actitudes, de sentimientos. El reportaje debería, a mi modo de ver, llegar a la vida de la gente y ver cómo influye su confrontación cotidiana con las multinacionales españolas. Y estoy de acuerdo con el comentario anterior: los trabajadores españoles de Telefónica en Perú también tendrán muchas cosas que decir, más en un tiempo en el que nuestros jóvenes está abocados a buscarse la vida fuera. No es una cuestión cainita.
    Ánimo!

    • Muchas gracias por vuestros

      Muchas gracias por vuestros comentarios!

      Seguiré estas sugerencias que me vais dejando, y seguiré compartiendo con vosotros las dudas que me surgen, las pistas que voy encontrando…

Comments are closed.