La (otra) Inmortal de Rubinstein

0
308

El “salón de las inmortales” está repleto de partidas en las que se han realizado sorprendentes sacrificios de todo tipo, extraordinarios ataques de mate, soluciones increíbles en situaciones desesperadas y un largo etcétera de movimientos asombrosos que requieren una enorme imaginación y capacidad de cálculo.

 

Hace poco más de un año, traía a estas páginas una obra maestra del gran Akiba Rubinstein, que fue considerada como su “Inmortal” y así la titulé, pero al mismo tiempo, les anticipaba que probablemente veríamos alguna más de este genial jugador, dado que 5 años después, jugó otra fabulosa partida que a decir de los expertos, podría disputarle dicho título a la jugada en 1907.

 

Normalmente, el “salón de las inmortales” está repleto de partidas en las que se han realizado sorprendentes sacrificios de todo tipo, extraordinarios ataques de mate, soluciones increíbles en situaciones desesperadas y un largo etcétera de movimientos asombrosos que requieren una enorme imaginación y capacidad de cálculo y, sin embargo,  nada de lo anteriormente expuesto ocurre en la partida que van a ver.

 

Bueno, entonces Vds. se preguntarán ¿por qué se merece el calificativo de inmortal esta partida?, pues porque nuestro protagonista demostró que se puede ganar a uno de los mejores del mundo, “simplemente” realizando la jugada precisa en el momento adecuado, dando una demostración de un excepcional sentido posicional y una asombrosa precisión en todas y cada una de las jugadas.

 

La partida, elaborada a partir de una idea genial en la jugada 13, es tan perfecta que da la sensación que sólo podía tener un resultado, que es la victoria de uno de los mayores talentos que ha dado el ajedrez: Akiba Rubinstein

 

Como confirmación de mis afirmaciones, vaya este comentario del mayor genio natural que ha dado el ajedrez:

 

“Pocas partidas me han impresionado tanto. Para mí es una obra maestra completa, un monumento de grandiosa precisión. Por sí sola sirve para demostrar cómo debe jugarse al ajedrez”  [Capablanca]

 

Ahora, vamos con esta lección de ajedrez que elabora Rubinstein, nada menos que contra el que hacía apenas dos años, a punto estuvo de ganar el título de campeón del mundo. Hablamos del magnífico e incomodísimo rival, el gran jugador austriaco Carl Schlechter.

 

Blancas: Akiba Rubinstein (1882-1961)

Negras: Carl Schlechter (1874-1918)

Lugar y fecha: San Sebastián, 1912

 

1.d4 d5 2.Cf3 Cf6 3.c4 e6 [Gambito de Dama Rehusado]

 

4.Cc3 c5 [Defensa Semi-Tarrasch, más dinámica que otras defensas como la Ortodoxa]

 

5.cxd5 Cxd5 [Si la captura se hiciera con el peón (5…exd5), se denominaría Defensa Tarrasch y no Semi-Tarrasch. Pequeña diferencia que muchos aficionados no conocen]

 

6.e4 Cxc3 7.bxc3 cxd4 8.cxd4 Ab4+ 9.Ad2 [Todo esto es muy conocido, pero ahora, Schlechter hace un movimiento que llevó años comprender que era un error]

 

9…Da5 [“Un error, ¡pero antes de esta partida no se sabía!” (Razuvaev). El imperceptible error consiste en que una vez cambiados la dama y el alfil, resulta un final favorable al blanco. Hablamos, claro está, de ajedrez de primer nivel]

 

10.Tb1 Axd2+ 11.Dxd2 Dxd2+ [No tiene sentido perder tiempos retirando la dama y 11…Cc6, es débil por 12.Ab5 y si 12… Ad7 sigue 13.d5 con fuerte iniciativa]

 

12.Rxd2 0–0 [Al no existir damas en el tablero, no parece buena idea alejar al rey del centro. Quizás 12…Re7 era más adecuado y así el rey tomaría parte en la lucha, tal y como ya está en disposición de hacerlo su colega blanco. Los pequeños detalles son muy importantes en el ajedrez y ahora, prepárense porque van a presenciar una de las jugadas más asombrosas y que no tiene nada que ver con espectaculares sacrificios

(ver diagrama)]

 

13.Ab5


«Una asombrosa y profunda decisión” (Razuvaev)

“Una de las movidas más extraordinarias en la historia del ajedrez” (Gelfand)

“Una jugada excepcionalmente profunda” (Kmoch)

 

[El propósito es doble: impedir el desarrollo de las piezas menores y provocar debilidades en el flanco de dama. A primera vista, parece una jugada propia de un principiante, pero lo sorprendente es que la única forma que tiene Schlechter de expulsar el alfil es debilitando el flanco de dama, que es lo que realmente pretende Rubinstein.]

 

13…a6 [fuerza la retirada del alfil, pero ahora se crea un hueco en la casilla «b6»  y continuar con b5, debilitaría aún más el flanco de dama negro, por el posible golpe del peón blanco a4. Veamos otras posibilidades:]

 

13…b6 14.Thc1 Ab7 15.Re3 con la amenaza 16.Tc7

13…Cd7 14.Thc1 Cf6 15.Re3 seguido de Ce5 o Tc7

13…Ad7 14.Axd7 Cxd7 15.Txb7

13…Cc6 14.Axc6 bxc6 15.Ce5

 

14.Ad3 [Realizado el «daño», el alfil se sitúa en su sitio «natural»]

 

14…Td8 15.Thc1 b5 [El drama del negro es que no puede desarrollar el alfil sin perder el peón de «b7», de ahí que se decida por este avance]

 

16.Tc7 [Un antiguo dicho en ajedrez afirma que «torre en séptima meterás y la partida ganarás»]

 

16…Cd7 17.Re3 [Rubinstein, con jugadas absolutamente naturales, pero realizadas en el momento preciso, va mejorando la posición de todas sus piezas. Obsérvese la diferencia entre un rey y otro ¿Recuerdan el comentario cuando se enrocó el rey negro?]

 

17…Cf6 [Schlechter era un grandísimo jugador (subcampeón del mundo) y está intentando por todos los medios desarrollar las piezas]

 

18.Ce5 [Rubinstein, con una torre en la séptima fila, un caballo en magnífica posición, un poderoso centro y el rey colaborando en la lucha, ya está en disposición de ganar la partida ¡y todo eso en 18 jugadas!]

 

18…Ad7 [Otro pasito hacia la libertad, pero…]

 

19.g4 [¡Rubinstein no afloja el nudo! La idea es desalojar al caballo que tiene la tarea de defender el alfil negro ¡Qué sencillo parece todo!]

 

19…h6 20.f4 [Renovando la amenaza g5, que gana pieza]

 

20…Ae8 [Hay que salir corriendo y de paso, defender el peón de «f7» ¡Triste posición la de Schlechter!]

 

21.g5 [Lo que le faltaba a Schlechter, adiós a la única pieza bien situada ¡¡ Pero qué fácil parece !!]

 

21…hxg5 22.fxg5 Ch7 23.h4 Tdc8 [Algún cambio que alivie la posición, parece suplicar Schlechter]

 

24.Tbc1 Txc7 25.Txc7 [Una torre sustituye a otra, pero ahora el negro no puede disputarle la columna abierta a la recién llegada ¡A ver quién la echa de ahí!]

 

25…Td8 [«25… f6 ofrecía más resistencia» (Capablanca)]

 

26.Ta7 [Todo funciona como una orquesta perfectamente dirigida. Ahora se ataca el débil peón de torre ¡Y pensar que todo empezó con 13.Ab5, debilitando el flanco de dama!]

 

26…f6 [Por fin la primera reacción negra, pero que por desgracia debilita de forma importante el flanco de rey]

 

27.gxf6 gxf6 28.Cg4 [¿Qué les parece? Rubinstein tiene ventaja en el centro y en los dos flancos ¿Quién puede contra este tsunami blanco?]

 

28…Ah5 [(Rubinstein)]

 

29.Ch6+ Rh8 [Hay que defender el triste caballo, pero ¡ojo! que el ajedrez es extremadamente exigente. De nada sirve hacer 29 jugadas primorosas si se mete la pata en la 30. Si ahora el blanco recoge lo que parece el fruto de su gran juego y captura el peón con 30.Txa6, sigue 30…Rg7 y cae el caballo blanco ¡Siempre hay que estar atento!]

 

30.Ae2 [¡Perfecto! así, la única pieza que consigue salir de la madriguera, debe volver a ella. Si 30…Axe2 31.Cf7+ y adiós torre]

 

30…Ae8 [Si 30… Ag6 31.Txa6 y el peón de «b5» está indefenso]

 

31.Txa6 [Ahora sí, la torre abandona la séptima fila para recoger la fruta madura]

 

31…Rg7 [Reacción inmediata y enormemente deseada por parte de Schlechter]

 

32.Cg4 f5 [¡Aire por favor! pero…]

 

33.Ta7+ [La precisión de la que está haciendo gala Rubinstein durante toda la partida es asombrosa]

 

33…Rh8 [Desgraciadamente, hay que volver, pues si

 

33…Rg6 34.h5+ Rxh5 35.Cf6+ (¡jaque doble!) 35…Rg6 36.Cxh7 y cae el caballo. Por otro lado, si

33…Td7 34.Txd7+ Axd7 35.Ce5 Ae8 36.exf5 exf5 37.Rf4 Rf6 38.Ad3 y lo mejor es abandonar]

 

34.Ce5 [Schlechter tiene un peón menos y sigue sin poder reaccionar, debido a que a Rubinstein no le abandona la inspiración y continúa encontrando siempre la mejor jugada. Ahora amenaza 35.Axb5 y si 35… Axb5 36.Cf7+]

 

34…fxe4 35.Axb5 Cf6 36.Axe8 Txe8 37.Rf4 [Los dos peones pasados, garantizan la victoria, pero Rubinstein quiere culminar esta auténtica lección de ajedrez con un ataque de mate]

 

37…Rg8 [37…Tg8 impedía la entrada del monarca enemigo, pero sólo haría que prolongar inútilmente el sufrimiento]

 

38.Rg5 Tf8 39.Rg6 [Se amenaza 40.Tg7+ seguido de 41.Cf7+, por lo que Schlechter decide rendirse] 1–0

 

 

Posición final

 

Como les adelanté, nada de espectaculares sacrificios, simplemente una sinfonía perfectamente orquestada, que selló el destino del rival desde el inicio de la partida.

Pero ¿el ajedrez es tan fácil? Cuando el director de la orquesta es Rubinstein, ¡sí!

 

“Una partida marcada por una concepción profunda y maravillosa seguida de una ejecución llena de precisión” [Kmoch]

 

“Hay nueve musas de la diosa Kaissa dedicadas a inspirar a los maestros de ajedrez: Memoria, Imaginación, Comprensión, Precisión, Confianza, Prudencia, Valentía, Ambición y Paciencia. En esta partida varias de ellas inspiraron a Rubinstein para crear esta obra maestra” [Chernev]

 

Luis Pérez Agustí

Juan Bohigues, coordinador del equipo, homenajes, obituarios y entrevistas.
Profesor del Master "Técnicas de Guionización" para la Universidad de Alcalá de Henares. Crítico de cine para "spaincinematogaphic". Autor de tres guiones para cine: "Hojas de la mañana", "La senda de los payasos" y "Pintando entre adoquines". Autor de un libro de viajes llamado "Muzungu". Trabaja en "365 international a project photo" junto a otros fotógrafos de otros países.   Luis Pérez. "Partidas que hicieron historia".
Profesor de Ajedrez Colegio Pi y Margall, Instituto Tirso de Molina, Colegio Rufino Blanco. Diploma Monitor Autonómico de Ajedrez. En 2014 juega la Previa de Madrid, quedando en primer lugar.   Mikel Menchero. "Ajedrez Social. La pedagogía aplicada al ajedrez".
Licenciado en administración y dirección de empresas.Tesorería para las sociedades Cepsa Perú. Elaboración de informes Dirección HBS Global y Cepsa Colombia.   René Mayer. "Problemas y entrenamiento". Es licenciado de la ESCP (Escuela Superior de Comercio de París) y en Filología inglesa (Complutense de Madrid).
Colaboró en la revista Jaque y se especializa en la publicación de libros en torno a la composición ajedrecística. Sobre finales artísticos: El cuadrado mágico (Jaque XXI, 1998). Problemas: Problemas para gente sin problemas (La Casa del Ajedrez, 2003), 222 problemas con solución para ajedrecistas sin solución (La Casa del ajedrez, 2008).   Jorge Castellanos. "¿Cómo mejorar tu juego?"
Licenciado en Psicología. Curso Internacional Psicogenética. Profesor Ajedrez Universidad Ciego de Ávila. Psicólogo Instituto nacional Deporte (INDER). Monitor de Ajedrez.   Salvador Palomino."Mejores jugadores de ajedrez". Licenciado en Educación. Actor, promotor y Gestor Cultural. Profesor de Ajedrez desde 1983. Periodismo cultural en radio y TV. Monitor de Ajedrez.