La pasión de Cauthemoc y el tinte de Fernando Torres

0
220

Algunas conclusiones provisionales de este Mundial:

-El fútbol africano no tiene defensa, mejor dicho, las defensas lastran de manera continuada la progresión del fútbol africano. 

-Las potencias europeas están en decadencia: Inglaterra en vuelo raso, Francia de vuelta a casa e Italia haciendo de Italia eternamente (¡puede pasar con tres empates!). Alemania, por su parte, ha cambiado tanto que es un enigma.

-Es un Mundial del Hemisferio Sur. Parece que Latinoamérica, e incluso Australia y Nueva Zelanda, se adaptan mejor al pasto sudafricano. Cuestión de latitud en este invierno que cambia la gélida temperatura en Johanesburgo y Polokwane por la humedad tropical de Durban y Ciudad del Cabo. Vamos aprendiendo geografía.

-Hay que acortar la participación: 32 selecciones son buenas para la ONU pero no para la FIFA. La primera fase es normalmente aburrida y especulativa.

-Palermo y Blanco. No sé bien de dónde sacan todavía los arrestos para jugar al fútbol, pero ahí están dos dinosaurios que representan a dos países-estados de ánimo que se enfrentan en octavos. Si fuera Maradona estaría seriamente preocupado por el cruce. O mucho me equivoco o pinta partido largo y de muchas penalidades (o penalties).

-Torres. En Durban he comprobado que es nuestro jugador más mediático. Aunque sin el pelo rubio pierde foco. Las chicas de Bollywood se mueren por él. Claro que la Premier se sigue en la excolonia británica como un asunto propio. Se ve a la legua que su rodilla no está curada del todo. 

-Me falta por ver a Holanda, pero ver a Holanda en un Mundial parece un eterno déja vu: juegan bien pero siempre pierden ¿Les recuerda a algo?

-Falta Chile este viernes pero podemos jugar con la bola de cristal. ¿A quién prefieren en octavos Brasil o Portugal? Más del 80% de los encuestados optarán seguramente por Portugal, pero la corazonada me invita a establecer una hipótesis: si ganamos a Brasil en octavos ganamos este Mundial.

 

Galicia, 1961. Periodista y escritor, fue jefe de la sección de Cultura en el diario El Independiente y redactor jefe en las revistas Cinemanía y Rolling Stone. En la actualidad es columnista en El País Galicia y colaborador de Babelia. Ha ejercido como director cultural de Fnac España entre 2001 y 2008. Ha publicado novelas como El día de los enamoradosy Hazlo por mí (Alianza Editorial) y poesía en castellano, El resto del mundo (Lumen), y gallego, Shakespeare mata o Porco cunha rosa (Espiral Maior).