La Plaza de toros del Retiro

0
352

 

 

¿Es paella, o son natillas?

 

Los nuevos muros de la Quinta, donde está instalada la Huerta del Retiro, son puro albero. Este edificio de postguerra, con simpatías por la arquitectura racionalista, no le hace ascos a la estética colorista de las casas playeras. Para cumplir su setenta años, ha decidido renovarse el luk -como se dice ahora- vistiéndose con piel californiana o torremolinera.

 

Pero por mucho que intente pasar la casa por cosmopolita, los nuevos muros siempre tendrán alma de coso taurino; las losetas color almagra del suelo de la terraza delatan su hispanidad incuestionable. Albero y almagra, rojo y gualda, oro y sangre, sobre aquel legendario escudo de oro de Jaime I, o sobre la arena de la plaza donde ha sido herido un torero. Así de apasionados somos los españoles: o todo o nada. Jugándonos la vida a una sola carta, dispuestos a perderlo o ganarlo todo, pero nada de mediocridades ni infamias.

 

Como puede verse en ambas imágenes, (tomadas ayer viernes, 11-11-11), el teatro de sombras de Rioanjizivi ha vuelto a abrir sus puertas, e inaugurar nueva temporada. El torero de vidrio ejerce de Maestro de ceremonias en todas las representaciones. Seguiremos informándoles de su nuevo repertorio; de momento les presentamos un adelanto.