La señora March (Virginia Feito) y la cuchara como instrumento óptico

0
89

La señora March no se atrevía a girarse de nuevo hacia los otros comensales, así que miró su reflejo en el interior de la cuchara de plata. El comedor se extendía, del revés y cóncavo, alrededor de su deformado reflejo, y ella no pudo descifrar las caras de su jurado

Cuando uno explica en la Física de segundo de bachillerato la formación de imágenes en espejos y lentes, es una buena idea recurrir a la cuchara.  Es un ejemplo sencillo que contiene un espejo cóncavo, donde se pone la comida, el lado que utiliza la señora Marcha en el texto, pero también un espejo convexo por el otro lado, siempre y cuando la cuchara esté bien pulida. Seguramente la señora March no pudo descifrar las caras de los comensales porque utilizó la cara inadecuada, la cóncava, que ofrece imágenes invertidas, al revés. Esto puede comprobarlo fácilmente el hipotético lector de estas líneas. Si le hubiera dado la vuelta a la cuchara tendría ahora un espejo convexo, el cual devuelves imágenes derechas,  más fáciles de interpretar. Sin pretender que el ciudadano medio sea McGyver, este es un claro ejemplo de cómo un ligero conocimiento de la ciencia más elemental puede ayudarte en tu vida cotidiana

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí