La singular finezza de la porcelana

0
388

(imagen: Andrés Gallardo)

La demanda de productos artesanales es ya un hecho con un gran impacto en todo tipo de industrias desde el sector de la alimentación,  al textil y complementos como zapatos, espectacularmente elegantes, hasta joyas. El objetivo es ofrecer artículos únicos, especiales, con diseños singulares y verdaderamente notables. Un producto hecho a mano siempre es sinónimo de calidad además de conllevar un sentido emocional del cual un producto en serie suele carecer. La valoración sigue al alza por ser productos que, además, manifiestan la diversidad cultural de una sociedad. El patrimonio, la historia, la cultura de un país somos nosotros mismos, nuestro pasado, nuestro presente y el futuro.

La joyería es uno de los sectores que más apuestan por el diseño y la elaboración artesanal. En concreto, la ligereza de la porcelana, el tema de lo inacabado, formal o superficial, nunca resulta casual y aporta elegancia a las piezas. Piezas de porcelana rotas, destrozadas, que se han adaptado totalmente al mundo de la joyería, tanto que se han convertido en un imprescindible. La materia principal que la distingue como marca es un material noble, amado como una piedra preciosa. Y aún circulan historias sobre su origen coincidiendo la mayoría de las voces en que todo fue un encuentro casual con un material que en su día era poco común en el gremio de los joyeros.

En las ferias internacionales, el producto español es sinónimo de calidad, artesanía y diseño. Los compradores internacionales se interesan mucho por los lugares y procesos de producción y por las personas que están detrás de los diseños españoles. Por otra parte, a la hora de su elaboración, el surrealismo es una corriente artística por la que muchos se sienten influenciados y que se mezcla con otras como el naif o los bodegones clásicos, un mix que se refleja en muchas piezas. Si hacemos un poco de historia, lo que muchos definen como oro blanco, es apreciada tanto por su durabilidad como por su delicadeza. Marco Polo lo trajo por primera vez a Europa: “Los platos están hechos de tierra que se desmorona o arcilla que se extrae como de una mina y se amontona en enormes montículos y luego se deja durante treinta o cuarenta años expuestos al viento, la lluvia y el sol”, apuntó. Además de esta teoría, llegaban otras, “las  cáscaras de huevo y las cáscaras de los peces umbilicales que se trituran hasta convertirlas en polvo que luego se mezcla con agua y se le da forma de jarrones. Estos luego se ocultan bajo tierra. Cien años después se desentierran, se dan por terminados, se ponen a la venta”. Nada de esto es completamente exacto. Las cáscaras de huevo y de pescado se convertirían en cenizas. La verdadera historia de cómo se inventó la porcelana y luego se reinventó podemos leerla en el libro de Edmund de Waal, El oro blanco. Historia de una obsesión.

Trabajar con la porcelana requiere paciencia además de habilidad. La menor o mayor cantidad de agua puede cambiar su textura y podría agrietarse. Recordemos que la cerámica debe elaborarse a temperaturas  altas. Todas estas particularidades son otros de los estímulos para los creadores a propósito de la dualidad sempiterna: ligereza y dureza. La cerámica es un elemento vivo  y con enormes posibilidades. La mirada del artista, pues, explota y muestra todas sus posibilidades en delicados collares, camafeos, pendientes, pulseras, gargantillas, brazaletes, anillos, gemelos… microesculturas para disfrutar experimentando y contaminándose de diferentes materiales y técnicas. Así, combinan la pureza del blanco con estampados o la geometría creando objetos ligeros y delicados. Tal es su éxito y su atractivo que no sólo se han acercado a la porcelana ceramistas, sino también arquitectos, diseñadores gráficos y hasta ingenieros por su entrada en la tecnología 3D. Auténticas maravillas.

He recopilado algunas de las firmas más reconocidas de joyas españolas, pero el tema promete y augura un gran futuro. Seguro que este artículo seguirá creciendo con más marcas españolas.

Andrés Gallardo

La propuesta de joyería de moda artesanal de Andrés Gallardo gira alrededor de figuras de porcelana, a veces rotas con un golpe certero y a la vez improvisado, repulidas y combinadas con metales y piel dando resultado, a veces, surrealistas piezas de joyería. Estudió Diseño de Moda en la Escuela Superior de Diseño de Moda de Madrid y en el IED Madrid. Ha desarrollado su carrera profesional en distintas marcas de moda españolas como Don Algodón, Duyos, Bimba & Lola o Raasta. Al tiempo que trabajaba para estas marcas creaba, paralelamente, proyectos de tiradas limitadas que vendía, sobre todo, a amigos y encargos personales. En 2010 comenzó a desarrollar una nueva idea, piezas de bisutería a partir de figuras de porcelana encontradas en mercados o anticuarios, rompiendo las figuras, repuliendo y combinando con otros materiales. Todo surgió al experimentar con figuras de porcelana, rompiéndolas y ensamblando unas con otras y creando collages que luego se convirtieron en joyas. Desarrolló una primera tirada de piezas únicas que en muy poco tiempo se agotó, llamando la atención de clientes y prensa. En 2011, el proyecto seguía creciendo. Es entonces cuando hace equipo con su amiga y compañera en la Escuela Superior de Diseño de Moda Marina Casal y establecen la marca. Crearon colecciones en producciones limitadas para responder a los pedidos de importantes clientes a nivel nacional como Pez en Madrid y Noventa Grados en San Sebastián, e internacional, como HP France en Japón, Tsvetnoy Central Market en Rusia, Liger o Paul Smith en UK. Son seleccionados por la feria internacional Premiere Classe París como una de las mejores nuevas propuestas en joyería de moda. Luego lanzaron una línea de bolsos de piel con porcelana incrustada y ya son imparables. Venden junto a marcas como Comme des Garçons, Margiela, Anntian o Carven. Gracias a las apariciones en medios nacionales como Vogue, Smoda, YoDona, El País, Vanidad, El Mundo y la elección de Lana del Rey de una de las piezas para ser portada de Smoda la marca se hizo cada vez más visible. Después llegarían L’Officiel París, Vogue China, Vogue Alemania, Vogue Japan, Elle Alemania, Elle Italia, Candy, ODDA, Contributor Magazine… Visitar su nuevo espacio físico en Madrid es un disfrute. La tienda  y el estudio están situados en la calle San Pedro, 8, muy cerca de la maravillosa hornada y clásicos creadores, talleres y comedores gourmets del barrio de Las Letras.

https://andresgallardo.com/

Juana Nicolás

Juana Nicolás siempre permanece atenta a las nuevas disciplinas y materiales. Así, en continua formación, inmersa en la investigación de formas y estructuras, trabaja hasta lograr unos complementos que son obras de arte. Juana Nicolás es una firma de alta costura que realiza piezas de sombrerería de manera completamente artesanal y personalizada. La sombrerera pertenece a la Asociación nacional de Sombreros. Su trabajo se define como alta costura en sombreros, tocados y complementos personalizados mezclando la sombrerería artesanal con el arte plumario, las flores hechas a mano -flores de organza pintadas y montadas a mano, flores preservadas, flores y hojas de porcelana y metal- y la joyería contemporánea: “Me gusta trabajar la pieza desde su origen hasta el final elaborando cambios en el camino. Las bases, las tintadas, las formas en las hormas, el alambrado y rizado de plumas, etc., todo de forma individual y artesanal”,  al igual que le gusta terminar los sombreros a mano alzada y así asegurarse de que no saldrá nunca una pieza igual. Trabajar con sus manos es un plus, “que queden tus huellas en tus piezas eso lo hacen más tuyas y personalizadas”. Por eso la porcelana la utiliza habitualmente para trabajos muy especiales de joyería: para las novias, utilizándola sola o mezclada con otros materiales como cristal y plata: “Me encanta partir de cero y ver cómo se convierte en una maravillosa flor, una bonita hoja o un pistilo o un corazón o una estrella”. Todo lo realiza de manera personalizada y exclusiva para cada uno de sus clientes, permitiendo elegir el tamaño, color, tejido y textura que se desee.

Y me comunica buenas noticias para todas aquellas personas apasionadas por el mundo de la moda que quieran dominar los códigos del uso del sombrero y del tocado así como la elaboración de complementos: Juana Nicolás imparte cursos de formación: “Los largos meses de confinamiento me llevaron a compartir con el mundo mis conocimientos sobre este maravilloso oficio artesanal que no debe desaparecer. Llevar a cabo pequeños cursos de sombrerería artesanal presenciales, casi personalizados  con temas concretos (cumpliendo todas las normas de seguridad), y on line me hace sentir que tantos años dedicada a esta profesión no han sido en vano y me colma de felicidad que pueda beneficiar ahora a otras personas”.

Las nuevas formas de relacionarnos en la era digital han hecho que no existan fronteras, “que pueda impartir clases a cualquier parte del mundo. Las redes sociales y sobre todo Instagram son una plataforma fundamental para difundir este tipo de cursos”. La acogida ha sido tan fantástica y las clases marchan tan bien, con tan buena aceptación, que no descarta seguir ampliando los cursos de formación. Para todos los que estén interesados, Juana Nicolás tiene una magnifica cuenta de Instagram: juananicolas y allí pueden ponerse en contacto para resolver sus dudas y sus preguntas más frecuentes.

Miguel Marinero  

En la madrileña Sala Alcalá 31, y con todas las medidas de seguridad oportunas, la firma Miguel Marinero presentó su nueva colección para novias, Querida Adele.  Con valentía, Marinero ha querido dar un paso hacia adelante presentando su primera colección de novias. El propio Marinero reconocía que este nuevo trabajo, en estos tiempos covidianos, “es un acto de valentía con la que está cayendo. ¿Pero si no qué haces?”, se preguntaba este diseñador que cuenta con cuarenta y cinco años de oficio y ha atravesado muchas crisis: “Tenemos que levantar el vuelo como el ave fénix, no queda otra”.  Numerosos detalles definen el estilo de Miguel Marinero, pero esta nueva colección destaca por unos complementos que hacen estos diseños únicos: los bordados de cerámica, creados a partir de antiguas vajillas familiares. Siempre en la búsqueda de la belleza y el optimismo, recupera técnicas artesanales como los plisados a mano, drapeados o bordados en cerámica para vestir a una novia contemporánea que prescinda de adornos o abalorios innecesarios.  https://www.miguelmarinero.com/#/

La Polaca

Beatriz Alfonso, conocida por La Polaca, plasma procesos personales en piezas únicas. Unicidad que le viene de crear cada obra con absoluta consciencia.
 Piezas talismán hechas mediante un minucioso trabajo artesanal, y usando como medio de expresión la cerámica esmaltada.
Predominando el blanco, hay cabida también para el color y como no, para el oro líquido, así lo explica en su página web.
Cada obra tiene una impronta particular, rebosante de intensa belleza, fruto esta de haber sido elaborada desde un profundo amor al arte. Las piezas son únicas: sortijas, pulseras, collares, colgantes, pendientes, estrellas de mar, piezas de figuras geométricas minimalistas, corazones o conchas de mar y algunos utensilios de decoración como botellas o tazas son los principales elementos a la venta en su peculiar tienda-taller que la diseñadora tiene en un céntrico estudio-taller de Murcia. Todos estos singulares diseños los podéis encontrar, seguro, en vuestros establecimientos habituales  porque La Polaca sirve a tiendas de toda España https://polaca.es/

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí